Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

lunes, 28 de noviembre de 2011

Obesidad mental


El profesor Andrew Oitke publicó su polémico libro «Mental Obesity», que revolucionó los campos de la educación, periodismo y relaciones sociales en general.
En esa obra, el catedrático de Antropología en Harvard introdujo el concepto del epígrafe para describir lo que consideraba el peor problema de la sociedad moderna.
- «Hace apenas algunas décadas, la Humanidad tomó conciencia de los peligros del exceso de gordura física por una alimentación sin reglas. Estamos ahora en el momento de notar que nuestros abusos en el campo de la información y conocimiento están creando problemas tanto o más serios que esos.»
Según el autor, «nuestra sociedad está más abarrotada de preconceptos que de proteínas, más intoxicada de lugares comunes que de hidratos de carbono.
La gente se vició de estereotipos, juicios apresurados, pensamientos tacaños, condenas precipitadas.
Todos opinan sobre todo, pero no saben nada. Los cocineros de esta magna "fast food" intelectual son los periodistas y comentaristas, los editores de la información y los filósofos, los argumentistas y realizadores de cine. Los noticieros y telenovelas son las hamburgers del espíritu, las revistas y novelas son los donuts de la imaginación.» y en la escuela.
- «Cualquier padre responsable sabe que sus hijos se enfermarían si comieran solamente dulces y chocolate.
No se entiende, entonces, cómo es que tantos educadores aceptan que la dieta mental de los niños esté compuesta por dibujos animados, videojuegos y telenovelas.
Con una «alimentación intelectual» tan cargada de adrenalina, romance, violencia y emoción... es normal que esos jóvenes nunca consigan después una vida saludable y equilibrada.»
Uno de los capítulos más polémicos y contundentes de la obra, titulado “Los Buitres", afirma:
«El periodista se alimenta hoy casi exclusivamente de cadáveres de reputaciones, de detritos, de escándalos, de los restos mortales de las realizaciones humanas. -La prensa dejó hace mucho de informar, para solo seducir, agredir y manipular.»
-El texto describe cómo los reporteros se desinteresan de la realidad, para centrarse solamente en el lado polémico y chocante. -«Sólo la parte muerta y podrida de la realidad es la que llega a los periódicos.»
Otros casos referidos crearon una conmoción que perdura.
- «El conocimiento de las personas aumentó, pero lleno de banalidades.
Todos saben que Kennedy fue asesinado, pero no saben quién fue Kennedy. Todos dicen que la Capilla Sixtina tiene techo, pero nadie siquiera sospecha para qué sirve.
Todos creen que Saddam es malo y Mandela es bueno, pero ni desconfían por qué.
Todos conocen que Pitágoras tiene un teorema, pero ignoran qué es un cateto».
Las conclusiones del tratado, ya clásico, son arrasadoras.
- «No sorprende que, en medio de la prosperidad y abundancia, las grandes realizaciones del espíritu humano estén en decadencia.
La família es discutida, la tradición olvidada, la religión abandonada, la cultura se banalizó, el folklore entró en caída libre, el arte es fútil... paradojico o enfermo.
Florece la pornografia, el charlatanismo, la imitación, la insipidez, el egoísmo.
No se trata de una decadencia, una «edad de las tinieblas» o el fin de la civilización, como tantos pregonan.
Es solo una cuestión de obesidad. El hombre moderno está adiposo en el raciocínio, gustos y sentimientos.
El mundo no precisa de reformas, desarrollo, progresos. Precisa sobre todo dieta mental

Me han mandado este artículo, y me parece interesante. Hay cosas en las que estoy muy de acuerdo en otras no tanto. Lo que está claro es que hace pensar y cuestiona. Juzgad por vosotros mismos.

23 comentarios:

  1. Pues digo lo que tú hay cosas que no me gustan, en general es negativo,crítico destructivo y se le olvida en su dieta la gordura mental de los banqueros.
    Un besillo wapa.

    ResponderEliminar
  2. Hola Alicia es que este hombre habla de personas, no de colectivos ni de política. Si no de idividuos. Personalmente entiendo en que hace un análisis de la gente comparándola con los excesos de la comida.
    Y cualquier reflexión es válida por supuesto.
    Bss y feliz semana

    ResponderEliminar
  3. Sorprendente concepto, la verdad es que es muy cierto. Noto que existe gente que no sabe asimilar tanta información. Entonces se impone desconectar, volver a lo simple e inmediato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me parece una comparación muy ingeniosa. También la mente necesita hacer ejercicio para mantenerse en forma, y no devorar tanta "fast-food".

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. A mi cuando me lo mandaron también me sorprendió el título. Pero es curioso como dices. Recibimos mucha información y nos cuesta discernir a la hora de quedarnos con lo que importa o se parece mas a la verdad.
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  6. ¿Un cateto? Uyyy me parece que ya van quedando pocos, con lo buena gente que son... en fin, que sí que hay tanto y tanto lanzado al viento que ... sobran palabras, amiga, pero no de las tuyas, las tuyas... todas, todas... me gustan... Aunque lo que dice este señor de que el mundo no necesita progreso sino dieta... pues verás... más bien creo que no necesita dieta sino reparto y a eso le llamo yo progreso equitativo... más o menos... Bss...

    ResponderEliminar
  7. Eso es lo malo Madame que nos lo comemos todo sin pensar si nos va a hacer daño o no. Sobre todo en cuanto a la TV. El ejercicio mental es muy recomendable, tanto más que el físico si cabe.
    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Pues yo lo suscribo punto por punto y me acuerdo de José Saramago cuando decía aquello de que todo el mundo le recomendaba hacer ejercicio porque era necesario para su salud pero nadie se molestaba en mandar leer a otros que también lo necesitaban.

    Besos, Katy

    ResponderEliminar
  9. Yo estoy muy de acuerdo con el artículo, en definitiva creo que el exceso de información conduce a la desinformación.
    Y suscribo la frase "La prensa dejó hace mucho de informar, para solo seducir, agredir y manipular."

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Estoy bastante de acuerdo en general y hace tiempo que vengo pensando que el periodismo de hoy en día apenas informa y sí tergiversa.

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Buenos días Mari Cari, yo dedes luego no he entendido este artículo por esa vertiente, sino personal, referido a nuestras mentes abotargadas que no nos dejan razonar ni pensar y que nos lo tragamos todo. He buscdo e este señor por internet y desde luego no es un político sino un pensador. Aunque estoy de acuerdo que otra de las cosas que le hace falta al mundo es justicia social.
    Bss
    Bss

    ResponderEliminar
  12. Contundente y veraz. Esa dieta es imprescindible para que recuperemos la sociedad que se nos ha ido a la deriva, una obesidad mental, nociva y manipulada. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Alma, me encanta que nos recuerdes las palabras del gran Saramago, que ilustra bastante el post. Hay que informarse aunque a veces se torne en desinformación pero así aprendemos a discernir.
    Bss

    ResponderEliminar
  14. Buenos días Elena, creo que esa frase es muy buena. A la inmensa mayoría solo les interesa la vida de los demás y consumen todo lo que sale en los medios.
    Bss

    ResponderEliminar
  15. Lo de la prensa es alucinante. Si compras los periódicos ves que los titulares de una misma noticia son diferentes y las interpretaciones ni te digo. Acabamos todos mareados por la excesiva información que somos incapaces de digerir.
    Bss Elysa

    ResponderEliminar
  16. Y tan manipulada Francisco. Lo malo es que nos lo hemos tragado todo y ahora toca recuperar la información veraz y no amañada de cada cual arrimando el ascua a su sardina.
    Bss

    ResponderEliminar
  17. De acuerdo.
    ¿Que es lo que estamos y se esta formando?...
    Un abrazo Katy.

    ResponderEliminar
  18. Hola Montse, no tengo ni idea. Las balanza se puede inclinar a un lado u otro. Me encantaría pensar que recuperaremos la cordura.
    Bss

    ResponderEliminar
  19. Mucha verdad en este articulo, muy bueno.

    ResponderEliminar
  20. Un placer tu visita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. ¡¡Qué magnífica reflexión!! ¡¡Y qué cierto, a la par que triste, lo que dice!! Pero no se puede negar que el texto de para pensar... y mucho!!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  22. Me encanto este correo "Obesidad Mental", del antropólogo Adrew Oitke. Es para que analicemos previamente que tipo de lectura debemos prevalecer para una correcta información y recién poder divulgarla con el resto de la gente.

    Nosotros debemos ser filtro de comentarios e información interesada. Es decir debemos implementar la "Dieta Mental" para una correcta formación y opinión.

    Un ¡urra! por este tipo de correos.

    ResponderEliminar
  23. Muchas gracias Marcelo por pasar y por dejarme este comentario que ayuda y también enriquecerá sin duda a los que vengan detras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate