Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

martes, 29 de noviembre de 2011

La "Reina" de la casa

Este cuento lo escribió una amiga mía y me lo ha enviado. Me ha gustado y pienso  que tiene mucha miga, hace pensar y espero que os guste también. Lo comparto sin su autorización-:)


La reina de la casa
Todo empezó cuando su esposo "el rey de la casa", al degustar las viandas servidas en la mesa, hizo un comentario que le produjo inquietud:
-Esto no sabe igual que siempre.
-¿A qué sabe pues, mi “rey”?
-No se, no se...parece quemado o reseco, algo tiene, o mejor dicho no tiene, que antes si tenía
-Pues está hecho igual que siempre.
Entonces ella comenzó a repasar mentalmente ingrediente a ingrediente todo el contenido del guiso.
-Bueno me voy a mis quehaceres, y te recomiendo que te esmeres en los tuyos, pues para lo único que haces bien, solo falta que ya lo hagas mal, -apuntilló “el rey de la casa”.
Ella “la reina” se quedó destrozada con ese comentario.
-¿Como qué lo único que hago?¿No hago las camas?, ¿No limpio el polvo,¿No lavo la ropa? Bueno la ropa la lava mi súbdita la lavadora, pero yo la tiendo, la recojo, la plancho y la guardo en los armarios, o es que se piensa que la ropa anda y se mete cada cosa en su sitio ella sola. Friego los platos, limpio los cristales para que él pueda ver bien la calle. Y que decir del baño que hay que ver como lo deja, y yo lo tengo como los chorros del oro.
¿Y sólo hago la comida? ¿Y quién va a la compra? ¿Y quién lo coloca en el frigorífico?¿Y quién piensa cada día lo que vamos a comer y a cenar.?.
Se levantó lentamente de la mesa y recogió los platos, los cubiertos, los vasos y los dejó en la pila, y les ordenó:
-¡Lavaros inmediatamente, os lo ordeno yo “la reina de la casa”!".
Evidentemente nada se movió, con lo que se arremangó y comenzó la faena del fregado. Y mientras lo hacía seguía pensando que era lo que faltaba en esa comida, siguió sin encontrarlo.
Al día siguiente la misma historia, el rey volvió con lo mismo:
-Esto no está bueno, no sabe como sabía antes,en vez de a mejor vas a peor,no si ya ni guisar vas a saber.
-Yo lo hago igual que toda la vida, "mi rey", pero desconozco el motivo por lo que a tí no te sabe igual. Mira que compro los mejores ingredientes y lo realizo como siempre, sigo la misma receta paso a paso.
-Pues no sabe igual, y no me repliques más. Ya no voy a venir a casa ni a comer. Se levantó y dando un portazo salió del comedor.
La “reina” se quedó consternada, no sabía a quién recurrir para solucionar ese problema, había consultado todos los recetarios que tenía y nada encontró distinto. Solo le quedaba consultar con su espejo favorito: la tapa de su olla express, que la tenía tan reluciente que se veía en ella. Y le preguntó:
-¿Quién es la mejor cocinera de esta casa?
La olla expulsando vapor dijo:
-TUUU....TUUU...
¿Qué ingrediente es el que falta en las comidas?
Y la olla resoplando dijo:
-AMOOOR...AMOOOR...

Efectivamente ya no guisaba con amor. Y en ese preciso instante decidió que lo mejor era abdicar de su reino, para poder ir a buscar el ingrediente que había perdido, y además no regresaría hasta encontrarlo aunque para ello tuviera que ir a los confines del mundo. Porque si según su “rey” era lo único que sabía hacer bien, no cejaría hasta volver a guisar con él.
Se desprendió de su cetro: el cucharon, de su manto: el delantal. Y se fue riendo escaleras abajo gritando:
-¡Amor donde estás que te necesito para poder comerte!
Según cuentan no lo ha encontrado todavía, pues a su reino no ha vuelto, o a lo mejor si y ha montado su propio reino.

P.D.: A todas las “reinas de la casa” ¿Tenéis ese ingrediente esencial? ¿No?. Pues abdicar y marchar a buscarlo sin él no hay guiso que esté bueno.

Mª Teresa Diaz Martín

Hace unos dias hemos recordado a todas aquellas mujeres que han sido asesinadas por los que decian que las amaban. El primer aviso que debiera hacer encenderse la bombilla de alerta (y no lo digo yo, sino un policia nacional que vino a darnos una charla a nuestro trabajo) es el menosprecio y hacer que tu autoestima baje constantemente. Para ellas y para todos se me ocurrio este cuento.

30 comentarios:

  1. MARIA SE BEBE LAS CALLES...Te dejo la letra de esta canción que todos conocemos... BUEN CUENTO EL DE TU AMIGA ... hizo bien.
    Besillos

    María pensó que el amor
    era un mandamiento de dos
    y esperando el primer beso
    se hace vieja ante el espejo
    y limpia su llanto
    maquilla sus heridas
    y se le va la vida.

    Recuerda la primera vez
    que él le juró que fue sin querer
    y en los hijos que vivieron
    prisioneros de su miedo,
    María soñaba con ser la princesa
    de los cabellos de oro
    y la boca de fresa.

    María se fue una mañana
    María sin decir nada
    María ya no tiene miedo
    María empieza de nuevo
    María yo te necesito
    María escapó de su grito
    se bebe las calles María...

    Ella nunca dice que no,
    es la esclava de su señor
    ella siempre lo perdona
    a sus pies sobre la lona,
    su patria es su casa
    su mundo la cocina
    y se le viene encima.

    Un día dejó el corazón
    abandonado en su colchón
    solo piensa en ver su cuerpo
    ¡ay! del quinto mandamiento
    María no tiene color en la sangre
    María se apaga y no lo sabe nadie.

    María se fue una mañana
    María sin decir nada
    María ya no tiene miedo
    María empieza de nuevo
    María yo te necesito
    María escapó de sus gritos
    se bebe las calles María...

    María se fue una mañana
    María sin decir nada
    María ya no tiene miedo
    María empieza de nuevo
    María yo te necesito
    María escapó de sus gritos
    se bebe las calles María...

    María pensó que el amor
    era un mandamiento de dos

    ResponderEliminar
  2. No te lo vas a creer, pero desde el principio intuí que se trataba de amor. Pero yo creía que el que no lo tenía era "el rey", y que por eso ya no le sabía bien la comida. Ya sabes, eso de "qué lunar más bonito tienes" que con los años se convierte en "echa pallá con la verruga".

    Besos Katy.

    ResponderEliminar
  3. Madame, me encanta eso de la "súbdita lavadora". Nunca se me había ocurrido considerarlo desde ese punto de vista, pero, desde luego, platos, lavadora y demás son unos súbditos algo perezosos. Como no se los empuje, ellos no hacen nada.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Precioso, es uno de los síntomas que nos dicen que las cosas no van bien, buscar el amor, primordial y si no se encuentra en los demás, sobre todo debemos encontrarlo en nosotros mismos y a partir de ahí todo funcionara mejor.
    Apartarse de quien nos hiere, nos hace daño y no valora un punto a seguir y el camino para ser feliz.
    Un abrazo y gracias por pasarlo, porque es lo que muchas mujeres deberían hacer, pero por diversas circunstancias o falta de fuerza no pueden, para ellas un fuerte abrazo y decisión para cuando estén preparadas.

    ResponderEliminar
  5. Hola Alicia, muchas gracias. Yo no la conocía y cuanta razón llevan sus estrofas. dentro de la pena que conlleva.
    Bss.

    ResponderEliminar
  6. Hola Elena para mi que no lo tenía ninguno de los dos. El Rey echaba de menos ese amor pero tampoco contribuía mucho con sus reproches.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Menos mal Madame que de vez en cuando podemos echar mano de nuestras subditas :( Lo que ocurre es es que no tienen demasiadas iniciativas.
    Pero igual llegará ese momento de los robots.
    Bisous y buenas noches.

    ResponderEliminar
  8. Apartarnos de quien nos hiere, nos hace daño sería lo aconsejable. Pero a veces no se puede o se tiene miedo. Pero cada vez hay más medios y se avanza en este este camino.
    Bss

    ResponderEliminar
  9. De una forma muy agradable llegamos a una conclusión seria y muy a tener en cuenta, es cierto que nuestros subditos están aún muy rudimentarios y que no son capaces de obedecer órdenes verbales quizás lleguemos a tiempo de asistir a esa evolución que tanto nos gustaría y consigamos ser verdaderas reinas en casa.
    En cuanto a ese "rey" mejor que reine sin compañera porque no hay quien lo digiera y ,sí, nadie debe consentir la violencia cualquiera que sea la forma en que se ejerza.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Mis súbditos cacharros están en franco motín. Han dicho que no se friegan de ninguna manera y están arengando a la escoba, creo que tendré que exiliarme...

    Yo siempre cocino con amor...pero es que una cosa es cocinar y otra hacer la comida, jaja. Un besazo Katy, y a tu amiga. Me ha gustado mucho. Un puntazo lo de la tapa de la olla express

    ResponderEliminar
  11. El comienzo me produjo un poco de inquietud, comenzó con la actitud de mesnosprecio del "rey" y me temí lo peor, pero me ha gustado el desenlace porque al menos puede ir a buscar el amor, una nueva vida.
    Muy buen cuento.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Buen cuento el de tu amiga, Katy. Y muy clara la enseñanza. Ese primer desprecio debería ser una señal. Me gusta el cuento por que nuestra protagonista se va a buscar lo que necesita a dejar atrás el desamor.

    Felicidades a tu amiga.

    Besitos a ambas

    ResponderEliminar
  13. Buenos días Wendi del todo de acuerdo. Ese Rey no merece reina alguna. No me extraña que la protagonista colgara sus aparejos y desapreciera buscando otros horizontes, antes que fuera demasiado tarde. Cuantas reinas padecen algo así a diario. El desamor es una herida siempre abierta
    Bss

    ResponderEliminar
  14. Jaja me encanta Alma, "una cosa es cocinar y otra hacer la comida". El día a día desgasta cierto, es un trabajo y como tal tenemos altibajos:)Y eso merece un aplauso también y no una queja.
    Bss

    ResponderEliminar
  15. Hola Valverde cuando leíste "Rey" se te encendieron las alarmas. Esto me demuestra una vez más que nuestra experiencia es la primera que supervisa cualquier frase.
    El amor es una algo maravillosos que se construye entre dos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Gracias Elysa, nunca nada esta está perdido si tenemos la valentía y el coraje de enfrentarlo. Pero ahí está la cuestión. El "Rey" ha sido bastante injusto y no merece reina alguna.
    Bss

    ResponderEliminar
  17. El salvaje ese del cuento (qué rey ni diantres) no se merecía otra cosa. Ella debió haberse ido incluso antes.

    ResponderEliminar
  18. Pue también llevas razón Roberto, pero hasta que la reina decidió dar este paso, seguramente lo intentó todo para ver si funcionaba. El tiempo no le dio la razón.
    Un abrazo y muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  19. Es un cuento con mucha miga... un cuento que no es chino... un cuento que es mejor que te lo cuenten a que se haga realidad... un cuento sin hada madrina y sin perdices... un cuento de terror....
    Felicidades a su inventora y ójala llegue a quien lo necesita y haga que dejen esas comidas sin el ingrediente necesario...

    Bss...

    ResponderEliminar
  20. Así es como dices un cuento sin hada madrina que puede convertirse en pesadilla. Pero cada vez se van abriendo más caminos, nadie es dueño de nadie ni tiene derecho tan siquiera a machacar con estos comentarios negativos a otra persona. Reyes así no interesan en absoluto.
    Bss MariCari.

    ResponderEliminar
  21. Buen cuento el que nos traes hoy, que de cuento tiene poco...hay que estar alerta ante cualquier menosprecio, que pena no poder confiar ni de tu propio compañero de vida.
    Un beso Katy.

    ResponderEliminar
  22. Hola Sonrisa no sé porque pero tu comentario me ha recordado el título de una peli:
    "Durmiendo con tu enemigo" a veces más que eso.
    Bss

    ResponderEliminar
  23. Me pasó como a Elena pensaba que era la excusa que el ponía para dejarla.

    La canción de "Maria se bebe las calles" que pone Ysupai de siempre me ha encantado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Lo suyo era un maltrato en regla, chantaje psicológico. Por ahi se empieza y muchas veces pasa a mayorer. La canción no la conocía, y me parce muy buena.
    Bss Chelo

    ResponderEliminar
  25. Y es que es necesario en estos reinos que les suceda lo que a los Reyes Católicos, que tanto monta, monta tanto uno como otro. Porque así al amor, o a su falta, le acompaña el respeto. Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Me encanta que hayas traído la famosa frase de los Reyes Católicos "Tanto monta, monta tanto" el amor físico puede volar porque no es eterno pero hay muchos amores entre la pareja y uno de los puntales sin duda es el respeto.
    Bss

    ResponderEliminar
  27. Hola: El cuento es muy bonito y literario.
    Pero visto desde la óptica de un hombre, se entiende de otra manera:
    Lo primero que pensé era que ella no tenía ganas, ni pasión en la relación. Y que el marido se quejaba de falta de afecto....
    ¿Quién sabe...?
    Un saludo

    Francisco Memo.

    ResponderEliminar
  28. Hay cosas que no admiten "ópticas diferentes". El desprecio a los derechos y la dignidad de una persona es una de ellas, ya sea hombre o mujer, y sea en el plano personal, político, religioso, legal, ideológico o el que sea. El salvajismo de quien no sabe respetar a otro no es aceptable cultural ni social ni psicológicamente ni de ninguna manera.

    ResponderEliminar
  29. Hola anónimo aunque así fuera como dices, cuando una relación se rompe, se ha rota y es respetable. Hacer chantaje psicológico sirve de poco. Suele ser el comienzo de algo peor.
    El cuento este que escribió mi amiga es sobre los malos tratos.
    Un abrazo y muchas gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  30. Hola Roberto, yo también tengo claro que una relación es de dos, y ninguno tiene que aportar más que el otro. Cuando se pierde el repeto y uno quiere hacer prevalecer su idea o forma de hacer las cosas y machacar a otro, no es de ley. Y los malos tratos están a la orden del día.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate