Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

viernes, 25 de noviembre de 2011

¡Qué bien te veo !


Lewis Wolpert, un reconocido biólogo inglés, relata en su último libro los más recientes y sorprendentes hallazgos científicos del proceso de envejecimiento.
Para Lewis Wolpert hay cuatro etapas en la vida de un ser humano: la infancia, la adultez activa, la madurez y, finalmente, la que él llama "te ves muy bien" en alusión a esa frase que las personas como él, de más de 60 años, intercambian entre sí cuando se encuentran después de mucho tiempo.

La vejez, como a la mayoría de mortales, le tomó a él por sorpresa y hoy se pregunta cómo pudo un joven de 18 convertirse en un viejo de 81, su edad actual. "Este tema nunca hizo parte de mi agenda cuando joven. Y por eso cuando llegué a esta edad todo me pareció una revelación", dice.

Motivado por su experiencia y conocimiento sobre biología celular, Wolpert recopiló en un libro todas las evidencias que lo asombraron en su propia búsqueda de lo que significa envejecer y las compiló en el libro “You're looking very well”, que ha sido un éxito en Gran Bretaña.
Y una de las primeras sorpresas para él es que no hay ninguna evidencia de que la vejez mate, porque no es una enfermedad.

Muchos médicos todavía dicen que la gente muere de vieja, pero según Wolpert esto no es cierto y siempre hay una explicación para el fallecimiento de alguien, así sea un nonagenario.
Lo que sí viene con los años es una incapacidad del organismo para luchar contra cualquier enfermedad, especialmente aquellas que aparecen por la senectud.

El autor explica que durante toda la vida se van acumulando daños moleculares en las células, y esto ocurre porque el mecanismo de reparación de estas averías se debilita con el tiempo.

"Envejecemos por el uso y el desgaste, en una manera no muy distinta a la de cualquier otra máquina".

Nunca antes la humanidad había logrado vivir tanto. En Inglaterra, dice Wolpert, hay más gente mayor de 65 años que niños menores de 16 años y esta situación será común en la mayoría de países en un par de décadas. El perfil de los viejos ha variado tanto que Wolpert se atreve a sugerir que se establezca el término 'cuarta edad', para referirse a aquellos individuos mayores de 80, que sí podrían estar afectados por la vejez.

"En la etapa que hoy se conoce como tercera edad, los pensionados todavía gozan de muy buena salud y están muy activos socialmente", dice.
Pasar de una esperanza de vida de 25 años a 80 en dos siglos ha sido posible más a los avances en medicina y salubridad que a revolucionarios descubrimientos en el proceso intrínseco de envejecer.
No obstante, estudios en animales han demostrado que manipular la genética para prolongar la vida podría ser una realidad.
Gracias a estos trabajos, los científicos han podido incrementar cinco veces el periodo de vida de la mosca de la fruta o del gusano C. elegans. Al extrapolar esos resultados a los humanos resulta que la especie podría vivir 400 años, máximo 600. Sin embargo, hoy todavía no se vislumbra en el horizonte un método para alargar la juventud.
Se sabe de personas con una versión de ciertos genes, como uno llamado Peter Pan, que viven más que aquellos que no la tienen. Pero manipular todas las piezas del rompecabezas de este proceso está aún a años luz.
La meta es, entonces, llegar a viejos sin achaques.  Hay que admitir que lograrlo no es nada fácil.
Los más longevos son ricos, educados e inteligentes, pues un coeficiente intelectual alto es garantía de que la persona va a cuidar más de su salud y se involucrará menos en comportamientos riesgosos.

*Ser optimista también es clave. En un estudio científico, aquellas mujeres que se mostraron positivas frente a su futuro tuvieron 14 por ciento menos posibilidad de morir de cualquier causa que las mujeres más negativas. También está comprobado que hacer ejercicio y no tener sobrepeso prolonga la existencia.

* La dieta ideal para reducir el riesgo de demencia incluye frutas, vegetales, cereal y mucho pescado.
*El alcohol contribuye a llegar a la tercera edad en buen estado, pero solo si es en dosis bajas.
*Profesar una fe ayuda a encontrarle sentido a la vida y a manejar el estrés de esta etapa, lo cual es positivo para la salud.
*Aprender a esta edad mejora el bienestar mental y físico, por lo cual Wolpert sugiere abrirles espacios a los viejos en las universidades. Como estar activo mentalmente es tan importante, Wolpert también sugiere aplazar el momento del retiro profesional, o, en algunas profesiones, incluso abolirlo.

"Trabajar no solo ayuda a su bienestar, sino a sus finanzas" Curiosamente, suplementos y productos anti-envejecimiento, incluido el mundialmente conocido gingko biloba, son totalmente ineficaces, según la investigación de Wolpert.  El libro también ha dado al traste con muchos mitos sobre la vejez.
Es cierto que las capacidades mentales disminuyen porque los viejos olvidan más y son más lentos.
Pero el conocimiento adquirido permanece intacto por lo cual una de las grandes ventajas de envejecer es la sabiduría y experiencia acumulada. "Los viejos son mejores para comprender preguntas y detectar cosas absurdas, así como para atender tareas complejas", dice.

Otra buena noticia es que con los años no disminuye la actividad sexual. Un estudio citado por Wolpert muestra que 90 por ciento de los hombres y mujeres casados entre 60 y 64 años en Estados Unidos son activos sexualmente. La ciencia también ha mostrado que la mujer vieja no tiene limitaciones físicas para alcanzar un orgasmo pero los hombres gozan siete años más de vida sexual que ellas. Esto se debe a que las mujeres se casan con hombres mayores y ellos mueren primero.
El fallecimiento de sus cónyuges implica para muchas el final de su vida sexual. En general, se ha comprobado que la frecuencia de los encuentros sexuales declina muy poco entre los 50 y los 70 años y muchos continúan gozando de los placeres del sexo incluso hasta los 80.

Otra sorpresa para Wolpert es que la felicidad, que para muchos parecía ser esquiva en la vejez, tiene su pico máximo a los 74 años. Los miembros de la tercera edad tienen menos eventos estresantes en el trabajo y menos conflictos con sus parejas y, lo mejor de todo, no sienten necesidad de agradarles a los demás, todo lo cual quita un gran peso de encima.

Si se compara con los jóvenes, que tienen metas muy amplias, los viejos han logrado estrechar sus objetivos y estos son casi siempre mucho más significativos.
La creencia de que los viejos son depresivos no resulta ser cierta, como tampoco lo es la asociación juventud-felicidad. Tampoco son más depresivos que los jóvenes. De hecho, esta enfermedad se presenta con mayor frecuencia alrededor de los 45 años.

Según Wolpert, los estudios muestran reiteradamente que los jóvenes no son mejores que los viejos en el trabajo y no hay diferencias significativas en sus habilidades.
La percepción de la vejez determina en alto grado la expectativa de vida de un individuo y la manera como los miembros de una sociedad cuidan a sus adultos mayores. Quienes temprano en la vida ven la vejez como una pesadilla tienen, cuando viejos, más riesgo de infarto y otros problemas cardiacos. Por el contrario, quienes la ven con buenos ojos viven en promedio siete años más.
Y aquellos que se sienten y se ven más jóvenes de lo que indica su cédula tienen mejor salud que los que se perciben más viejos. Los jóvenes calculan que la vejez empieza a los 68 años, mientras que los más viejos piensan que es a los 75.

Pero curiosamente, un estudio mostró que solo 35 por ciento de quienes tienen 75 se sienten viejos.
De hecho, los médicos utilizan la percepción de la edad y cómo luce la persona como un indicador de su salud. Cuando se ven jóvenes y saludables para la edad es una señal clara de que van a vivir más allá de los 70 años.
Por eso, dice Wolpert, si un viejo conocido en la calle le dice "cómo te ves de bien", créale, disfrute el piropo y dese por bien servido.

Biografía
Lewis Wolpert es un catedrático de biología aplicada a la medicina en el Departamento de Anatomía y Biología del desarrollo del University College de Londres.  Desde 1980 es miembro de la Royal Society.
Lewis Wolper es además un gran divulgador científico, habiendo colaborado con este propósito en numerosos programas de radio y televisión.

Buen finde

28 comentarios:

  1. jUER¡¡ Que largo jajaja pues si ...la vejez no mata aburre, son las enfermedades las que alteran a la vejez; mi madre murió con 99 años sin ninguna enfermedad( solo la vista)se fué agotando poco a poco porque no comia lo suficiente, sin embargo hay enfermedades como la de mi pobre hermana que son horribles y sin embargo no acaban con su fuerte naturaleza.
    Besillos y buen finde tengas tambien.

    ResponderEliminar
  2. Si de algo sirve mi opinión se las diré...yo cuidé a mi madre de 95 años durante mucho tiempo, y me sentía joven porque se me necesitaba, al morir ella, pasé de ser cuidadora a cuidada, y fué entonces que sentí los años, G.D. reaccioné y actualmente a mis 72 años volví a tomar las riendas de los negocios y me siento perfectamente, lo comento para que siempre estén activos sin pensar en la edad. Besos

    ResponderEliminar
  3. Contrapunto26/11/11 10:40

    Yo pienso que hay que envejecer con salero si la salud nos lo permite.
    Se envenjece cuando se pierde la ilusión y las conversaciones giran en torno a la salud y los nietos.
    Hay que vivir "a lo ancho" estar activos, rodearse de gente optimista y disfrutar de lo que se presente.
    Un beso y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  4. Un artículo muy ilustrativo para tomar nota.
    Está claro que la vejez depende tanto de factores psicológicos como genéticos o físicos.

    Yo firmaría para que se manipulara la genética para prevenir enfermedades.

    Un beso Katy.

    ResponderEliminar
  5. Madame, me ha hecho gracia este artículo, porque me ha recordado lo que siempre dice mi madre sobre ese "te ves bien". "Me veía mucho mejor cuando era joven. Por qué no me lo decían entonces?", dice siempre ella.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Creo que el actor Cary Grant era el que insistía en que decir "que joven estás" equivale a decir "que viejo eres". En líneas generales, estoy de acuerdo con el artículo. Y me da mucha esperanza saber que el pico de felicidad está en torno a los 74 porque tengo 38 pero me han pesado como si fueran un siglo y me consuela saber que estoy a la mitad del camino para ser feliz :D

    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  7. Hace mucho que la vieja del visillo sabe que la puede matar la enfermedad y no la vejez, sabe que se ha aumentado la esperanza de vida no por estudios de cromosomas sino por comer algo más que sobras, sabe que el trabajo no es salud por eso los ricos viven más y ella aspira a ser rica, sabe que las medias y estadística se trastocan según el político de turno y parece que ahora lo que toca es que nos creamos que la media del visillo español está en 82 años para que estemos trabajando uyy digo cuidando nuestra salud hasta los 70 sin rechistar... si es que los libros estos que salen en los momentos justos... ¡ME DAN UN MIEDO! Una persona de más de 70 años conduciendo un coche es un peligro aquí y en Pekín y mantengamos la boca cerrada no vaya a ser que nos entre una mosca trastocada... Y yo no quiero ser vieja activa, quiero dejar de ser productiva a los 65 a no ser que me garanticen los 95 años, entonces sí... ¡Qué miedo me dan los gurús estos del demonio!

    Ahora tú entrada es perfecta, tanto que me hace pensar y pensar y pensar que nada ocurre por casualidad y que hay mucho de manipulación, pero muchas gracias por informarme amiga porque aunque yo sea una oveja descarriada es mejor serlo bien informada... Muchas gracias por cuidarnos... bss...

    ResponderEliminar
  8. Unas ideas desmitificadoras sobre la vejez, y muy razonables. Ahora, eso de vivir 400 o 500 años, no sé, no sé... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Un poco largo sí, pero acortarlo habría sido restar importancia a algunos aspectos.
    Hay muchas maneras de llegar a mayor y lo ideal es morir con las botas puestas.
    Pero no `podemos hacer un contrato.
    Bss Alicia y cuidémonos

    ResponderEliminar
  10. Hola Martha uno de los secretos es no encerrarse en casa y dejarse llevar de la depresión. Esrta puede ser circunstancial pero con ayuda médica se sale de ella.
    Gracias por tu testimonio y me alegro por tu valentía.
    Bss

    ResponderEliminar
  11. Cierto Contrapunto, hablar de enfermedades y dolencias acaban por enfermarte más. Y hacerlo sobre los nietos es sumamente aburrido. Hay que rodearse de gente positiva, estoy de acuerdo.
    Bss y buen finde

    ResponderEliminar
  12. Hola Elena seguro que tu propuesta es asumida por todos. Pero no puede ser. En todo caso paliar el dolor para aumentar la calidad de vida sería ya un buen avance.
    Bss

    ResponderEliminar
  13. Ay Madame que acierto y comparto lo que dice su madre. Cuando era jóven nadie me lo decía y ahora me dicen lo guapa fui pero que ahora no estoy mal. jajaja. Pero yo me lo creo, si no es verdad pues peror para la que miente.
    Bisous

    ResponderEliminar
  14. Jajaja Alma si eres una cría. No te queda nada para llegar a esta edad que yo ya barrunto. Pero la alternativa es peor. Así que es mejor dar guerra, con cierta calidad de vida y mientras seas útil mejor.
    Bss

    ResponderEliminar
  15. Jajaja Cari si es que los que soís unos bebés no entendéis de vejez. Ocultarla de nada sirve. Se sabe que hay más viejos que personas en edad de trabajar y mucho más que niños. Y esto es así. Lo que importa es no trastocar los planes de nadie y ser una carga. Mi madre tiene 90 años, hay que estar al tanto pero ella vive sola y se apaña de momento. Salud amiga es lo que hace falta y una cabez que funcione aunque sea bajo mínimos. Pero que rule.
    No te preocupes que ya te cuidaré yo jajaja. Estoy haciendo el camino antes que tu:)
    Bss y buen finde

    ResponderEliminar
  16. Estaría bueno ser como Matusalén que dicen que llegó a los 300. Horror, Ni aún estando bien de la cabeza.
    Llegar a una cierta edad y morir con las botas puestas. Pero nadie sabe lo que nos depara el futuro. El artículo me pareció muy optimista y eso me gusta.
    Un abrazo y buen finde

    ResponderEliminar
  17. Precioso y cuan interesante lo que has compartido.

    Por acá tuvimos la buen suerte de contar con el Dr. Rodolfo Tálice que con su Libro "Vejentud, divino tesoro", abrio puertas mentales importantisimas respecto a la terera edad.

    Cariños y buenisimo fin de semana!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  18. Que bueno Abu esto de "Vejentud" un buen título sin duda para un libro con esta temática.
    Soy "VEJOVEN" mira que chulo. La verdad es que no hay motivo para amargarse, llegará pi¡ues mejor disfrutarlo. Gracias Abu,
    Bss y buen finde

    ResponderEliminar
  19. Me hace gracia eso de que si se ven joven o se siente así tienen mejor salud, pues yo la verdad no acabo de creerme la edad que tengo, y a veces hago algunas cosas que acaban pasando factura, es que a los 50 no puede una ir corriendo detrás de la perra, luego vienen los enganches de pierna, cadera, etc... jajaja.

    Besitos

    ResponderEliminar
  20. Me encantó esta entrada. Mi padre, con 81 años de edad, aún trabaja, va a las entidades bancarias, se enoja con los impuestos que debe pagar, maneja su camioneta, está lúcido y actualizado. Pero su salud no es de las mejores. Aún así, se niega a dejar sus actividades, que lo mantienen activo.
    Sin duda,salud es lo que le falta. Por lo demás, es un "vejoven".Martha Bernal tiene mucha razón en lo que dice.
    çUn abrazo.

    ResponderEliminar
  21. realmente cuando uno llega a la segunda juventud uno debe ser consciente que su vida cambia, que debe prepararse y afrontarla de una forma diferente a como ha vivido hasta ese momento. Así es como podremos disfrutar de esta etapa de nuestras vidas, que nos puede traer experiencias y momentos inolvidables.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Somos una maquina superperfecta pero que con el tiempo se va deteriorando,no podemos evitarlo.
    Gracias a la ciencia cada vez vivimos mas y ojalà tengamos cada día mas calidad de vida y lleguemos a mayores con una salud buena.
    Un amplio e ilustrivo texto mi querida amiga.
    Un fuerte abrazo Katy.

    ResponderEliminar
  23. Jajaja Elysa, lo que ocurre que si te ves jóven los achaques pasan a segundo lugar, no es que no existan. Pero se es más positivo que andar todo el dia hablando de enfermedades, ya que ello no conduce a nada. Pero tampoco obviarlo. Si estas malo pues lo estás.
    No corras detras de la perra jajaja.
    Bss

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias Elsa por compartir tu experiencia. Genial por tu padre. Efectivamernte a veces la salud te impide estar a todo gas, pero al menos intentas como yo digo "morir con las botas puestas"
    Estar activo y lúcido es es la mayor aspiración de todo persona mayor.
    Bss y buena semana

    ResponderEliminar
  25. Hola Teresa estoy de acuerdo contigo. Aunque la maquinaria se vaya desgastando la aspiración es tener una cierta calidad de vida, que no nos impida a realiazar lo cotidiano y algún extra.
    Bss y buena semana

    ResponderEliminar
  26. Hola José Manuel, estoy de acuerdo contigo. Debemos ser conscientes de la edad que tenemos. Porque lo demás es correr tras utopías. Afrotar la realidad y asumirla. Ella nos abrirá otros horizontes.
    Un abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
  27. Una vejez encantadora, como nunca a mi parecer.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  28. Cuando aceptamos cada etapa de nuestra vida y la vivimos con serenidad, solo puede depararnos felicidad. Lo malo es cuando nos empeñamos en ser otra cosa.
    Bss Montse

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate