Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

viernes, 18 de marzo de 2011

Para las damas


No creo que este post interese a los caballeros a menos que sean sensibles y comprensivos. Pero no es excluyente ni mucho menos.
Es el relato real de una dama sobre una visita a su ginecólogo . Visita que a las mujeres nos resulta muy molesta pero necesaria parta evitar males mayores, tanto como a los hombres revisarse la próstata.
Seguro que os arrancaré una buena sonrisa porque a mi me pareción muy divertida.
Aquí va

Tomad nota chicas de esta idea para que ' impresionéis' a vuestro ginecólogo en vuestra próxima visita... y si alguna se anima que nos cuente como le fue.

En una estación de radio Canadiense, daban un premio de 1.000 a 5.000 dólares a la persona que contara una historia verídica que le hubiese sucedido y la hubiese puesto en una situación embarazosa, de aquellas que te dan ganas de tirarte de un quinto piso. Esta fue la historia que ganó los 5,000 dólares:

Tenía consulta con el ginecólogo para esa semana, pero quedaron en llamarme para confirmarme el día y la hora de la misma. Una mañana temprano recibo la llamada de la secretaria del consultorio, informándome que mi cita estaba registrada para ese mismo día a las 9:30 a.m.
Acababa de terminar el desayuno con mi marido y mis hijos y estaba lista para comenzar con la tarea del día, eran precisamente las 8:45 a.m.
Entré en pánico, no tenia ni un minuto que perder. Como todas las mujeres tenemos mucho cuidado y una particular atención en nuestra higiene íntima, principalmente cuando vamos al ginecólogo... pretendí asearme, pero esta vez ni siquiera me daba el tiempo para darme una ducha, por lo que entré al baño, me quité la bata y agarré una toallita limpia y doblada que estaba encima del borde de la bañera, la desdoblé, la mojé y la pasé con todo cuidado por mis partes 'más íntimas' para así tener la seguridad de que quedaría lo más limpia posible. Al terminar lancé la toallita en el canasto de ropasucia, me vestí y volé para el consultorio.
Estaba en la sala de espera y casi inmediatamente me llamaron para hacerme el examen.
Como ya conozco el procedimiento, me senté sin ayuda en el borde de la camilla e intenté, como siempre hago, imaginarme muy lejos de allí, en un lugar así como el Caribe o en cualquier otro lugar lindo, por lo menos a 10.000 kms de aquella camilla.
Me quedé muy sorprendida cuando el Médico me dijo:
'¡Ah, caray, hoy hizo un esfuerzo extra para quedar más bonita!
''No recibí muy bien el cumplido, pero no respondí y sólo me limité a sonreír y decir !Mju!.
Me fui a casa tranquila y el resto del día se desenvolvió normalmente: limpié la casa, cociné, tuve tiempo de leer una revista, etc.
Después de la escuela, ya terminados los deberes, mi hija de 6 años estaba lista para ir a jugar cuando me gritó desde el baño:
- Mamá! ¿Dónde está mi toallita?
- Le contesté,
- ¡No sé, pero toma una limpia del closet!
- Su respuesta me hizo desear desaparecer de la faz de la Tierra. El comentario del médico, martillaba en mi cabeza sin descanso ya que lo que mi hija me contestó fue:
- No mamá, yo no quiero una toallita del closet, quiero aquella que estaba doblada en el borde de la bañera. Ahí tenía las escarchas de colores, mi brillo y mis estrellitas doradas para el proyecto de la escuela.

SONRÍE , LA VIDA ES BELLA. Y MÁS SI TIENES 'AQUELLO' TODO BRILLANTE Y CON ESTRELLITAS DORADAS Y PLATEADAS

40 comentarios:

  1. Vaya si que tiene su punto gracioso,desde el principio, pues me lo he imaginado y esperando la situación, la sonrisa no ha salido de mi rostro.
    Ya ves, que vergüenza, menos mal que no se dio cuenta en el momento que si no...
    Un abrazo Katy, que tengas un buen fin de semana y lo disfrutes plenamente.

    ResponderEliminar
  2. Bueno jajaja eso lo habia leido ya hace un tiempo y pienso que es chiste evidentemente, pero lo que si me paso a mi en realidad con un "becerro" de ginecólogo fué cuando quise hacerme una citología, ya que despues de mi divorcio llevé un tiempo sin tener relaciones..vamos y antes tambien, por ello y por mas cosas importantes, decidi acabar la relación.
    Bien pues el señor medicucho me dijo que si no tenia relaciones para que queria hacerme una cito y porque no las tenia ?
    No me quedó otra y le contesté que ...en una esquina no me iba a poner desde luego para tenerlas y queria la citologia para saber como estaba para cuando las tuviera.
    Se salió de la consulta sin decirme nada...cuando fui a recoger los resultados, me pasaron a otra sala y me los dió otro supongo que seria médico.
    Que os parece mi historieta ?
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. JAJAJAJAJA, querida Katy, pero qué maravilla. Joder, eso fue algo realmente embarazoso. Ay, no he parado por un ratito de reirme. Muy bueno, gracias por las risas.

    Mazo de besos,

    Yo

    ResponderEliminar
  4. Me pareció muy divertida Katy, la verdad me ha quitado un poco el malhumor que hoy traía.
    Ysupais, como en todo hay gente que tiene la sensibilidad de un ripio...

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja..., qué maravilla, supongo que para que las estrellitas se quedaran enganchadas no tendría hecha la depilación brasileña, jajajaja...

    Un beso Katy.

    ResponderEliminar
  6. waaaao esta genial esto de verdad q buen relato m saco una risa muy grata jeje bien ;-)

    ResponderEliminar
  7. En Mis caricias del alma he dejado una cesta de rosas que abre la entrada de hoy "Quiero ver el alba" de bonitos colores, la he compuesto con mucho amor para quien se la quiera llevar como un presente, para sentirse acariciado por el suave aroma de sus fragantes pétalos.

    Un sentido y fuerte abrazo en este fin de semana para ti!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  8. Mucho colorido, cierto que me ha hecho sonreir. Ay! las prisas.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Tal vez no debiera responder, ya que no soy mujer y ni siquiera afeminado. He acompañado muchas veces a mi mujer al ginecólogo y me parece que es una situación verdaderamente embarazosa (debería haber dicho difícil, delicada).
    Tampoco me parece el lugar ni el momento más oportuno de echarse polvos dorados, aunque esto último también pudiera llevar a equívocos.
    Sin duda tendría que haberme quedado callado.

    ResponderEliminar
  10. Jajajaaaaaa
    Se me ocurren muchas cosas pero no sé cómo decirlas. jajajaaaa
    Y además no puedo permitirme estropearlooooooooo jajajajaaaaaaa.¡Qué mala es la imaginacioooón! jajajaaaa

    ResponderEliminar
  11. cómo me he reído imaginando la cara del ginecólogo, seguro que nunca había visto tal muestra de... coquetería. Y con qué filosofia se lo tomó el hombre, seguramente acostumbrado a ver de todo. La pregunta es ¿con qué cara te presentas a la segunda visita? Qué montón de explicaciones... Muy bueno, Katy

    ResponderEliminar
  12. Hola katy, detesto ir al ginecologo, requiere mentalizarse, y un aseo mas minucioso, pero vestirle de estrellas para la ocasión me parece excesivo jajajajaja.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Jajajajajajaja

    ¡Que papelón! Yo creo que me hace tanta gracia porque es algo que me imagino perfectamente que me pase a mi...
    Por dios ,trágame tierra o mejor traga al ginécologo para siempre...

    Muchos besos, Katy

    ResponderEliminar
  14. Buf, con el apuro que da enseñar nuestras partes íntimas y encima decorada con brillantitos!!!.
    A mi ocurrió algo también bastante incómodo:
    En una visita al ginecólogo.... entré a la consulta cuando veo que hay sentados tres chicos jóvenes (estudiantes) además de mi médico. Cuando empieza a explorarme, dice el ginecólogo: " venid chicos, voy a hacer una pequeña biopsia".
    Entre el susto que me entró cuando me dijo que me iban a hacer una biopsia y todos los chicos con la cabeza "ahí" metida les dije: .... " vale ¿ Y no quieren verlo alguién más ?"....
    Buf que verguenza y que mal rato pasé.

    ResponderEliminar
  15. Hola Mari C, sea broma o verdad es super gracioso.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Hola Alicia tu ginecólogo se merecía unas cuantas respuestas. Has estado sumamente educada, aunque la respuesta tenía su ironía jaja. Yo también he tenido alguna pero como era jovencita pues me quedé más cortada que una mona.
    Un beso y gracias por compartir la experiencia

    ResponderEliminar
  17. Hola Andri la verdad es que muy gracioso, si te imaginas al señora más:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Si te ha servido Lenore para echar unas risas suficiente, ya ha hecho su cometido
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Jajaja Elena, que cosas se te ocurren. El ginecólogo se debió de quedar alucinado. Yo tengo ginecóloga y me toca la semana que viene:(
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Hola My heart me alegro, de esto se trataba.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Muchas gracias Gata, me la llevaré con gusto a mi blog de regalos, como preludio de la primavera. Gracias
    un beso

    ResponderEliminar
  22. Pues si Candi las prisas no son buenas consejeras. Yo tengo algunas buenas anécdotas sobre las prisas aunque no tan brillantes como estas jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Jaja Francisco bienvenido al harén, eres un valiente pero sabes que siempre eres bienvenido y bien recibido en esta tu casa. Además una opinión masculina nunca viene mal:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Buena Pilar tu risa maliciosa y carcajada ya lo dice todo. Dejemos que la imaginación de cada cual haga el resto:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Hola marisol, buen apunte el tuye. Eso mismo pensé yo, desde luego si me hubiera ocorridop me cambiaba de ginecólogo ya. Que vergüenza.
    Y a la niña la mato por dejar estrellitas dónde no debe:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  26. jajaj Contrapunto, yo también lo llevo fatal y de hecho me toca la semana que viene y me he comido un año. Verás que bronca. Pero me acordaré de eto y la risa está servida:)
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Jajaj Almalaire un despiste le ocurre a cualquiera. Las prisas ya ves. También los médicos son la pera. Te dan la cita cuando a ellos les viene bien y cuando a ti te viene fatal.De ehecho seguro que te acordarás de esto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  28. jajaja Ana, que corte, madre mía. El pueblo entero. Eso me pasó a mi embarazada de mellizos qie había tres tocologos y un aprendiz. Tragame tierra, me dije qiue jamás volvería a enseñar nada en la vida. Así que imagino el mal rato. Gracias por compartir tu experiencia.
    besos

    ResponderEliminar
  29. Gracias Katy por la sonrisa!
    Aunque..., un poco de brillitos no estaría mal, verdad?!
    abrazo de luz, Mirta

    ResponderEliminar
  30. Katy, gracias por los alagos en mi blog (http://allgoodthingsmigf.blogspot.com/2011/03/born-this-way.html). Y tienes razón, a esta mujer no hay quien la siga si no tienes algo con lo que identificarte con ella!

    Un post genial! Y la última frase, me la apunto!

    Espero que estés pasado un gran fin de semana tú también.

    ResponderEliminar
  31. jajjajjajaj, no me lo puedo creer, esa pobre mujer dejando expuesta su intimidad llena de estrellitas, brillitos y demás, me hago una idea de la cara del gine, sería todo un poema, menos mal que ella se dió cuenta en casa, si hubiese sido consciente no le habría salído tan natural.
    Me has hecho reir :D y me alegra estar de vuelta y leerte
    Un beso divertido.

    ResponderEliminar
  32. Está cómico el episodio.Menos mal que no se dio cuenta en el momento.El médico habrá pensado que se maquilló .Qué papelón.Jajaja!
    Tras que esas visitas ginecológicas acarrean nerviosismo.Imagino la cara del médico.
    Muy bueno . Hace falta un poco de humor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Qué papelón, lo que me he podido reír.

    Gracias Katy

    ResponderEliminar
  34. Hola Luz del Alma, me toca ir el miércoles y me lo estoy palnteando. Pero como esw médica me parece que lo dejo.
    jajaja
    Un beso

    ResponderEliminar
  35. Hola migf, no es un halago tienes un blog muy bien hecho. Me alegro que te hayas reído.
    Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  36. Que buena risa Wendy. Espero que hayas descansado un poco y vuelvas renovada para la nueva semana. Lo que si debió ser un poema es la cara del ginecólogo.
    Besos

    ResponderEliminar
  37. Hola Carmela hace falta algo de humor, porque a mi alrededor la gente anda apagada. Estos últimos acontecimientos ponen la piel de gallina.
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  38. Veo Eluysa que te has sumado a la risa. La verdad es que tiene gracia.
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  39. Jejeje Una situación muy jocosa. Menos mal que no sabia por donde le venia el comentario del médico.
    En un par de semanas me toca la revisión anual, tendré mucho cuidado cuando vaya a asearme con la toalla que cojo jejeje.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  40. Yo voy a recoger resultados y me partía de risa pensando en este post. La situación supercómica.
    Un beso Luisa

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate