Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

viernes, 11 de abril de 2014

Una historia conmovedora

Fijaos bien en el momento histórico en que ocurrieron los hechos que, de manera indirecta, se describen.
Pero fijaos aún más en la carta de amor. Está escrita por un soldado, sin duda de ambiente sencillo y de escasa formación.
Estamos en una España donde la población era en su mayoría analfabeta. Sin embargo muy pocas veces habremos leído una carta de amor de tanta belleza, de tantas emociones contenidas, de tanta sinceridad y transparencia en los sentimientos.


En la primavera de 2012, en excavaciones en lo que antaño fue el fortín español de Monte Arruit (a unos 30 km de Melilla) apareció el cuerpo momificado de un soldado español. Según cuentan los arqueólogos y antropólogos, las condiciones climáticas de la zona han hecho posible la buena conservación del cuerpo así como la de alguna de sus pertenencias y restos del uniforme. Entre sus pertenencias destaca una pitillera de cuero y metal con las iniciales P.G., una foto de una mujer joven, una pequeña moneda de plata con la efigie de Alfonso XIII y una extensa carta todavía legible. Todos los indicios, y sobre todo por el lugar del hallazgo y datación de la carta, apuntan a que este hombre fue una de las víctimas de la matanza de españoles acaecida el 9 de agosto de 1921 en Monte Arruit. Es uno de los episodios más lamentables ocurridos en la Guerra del África.

Moneda encontrada

Los investigadores quedaron asombrados al leer la carta que portaba este soldado. El papel amarillento, compuesto por dos páginas y doblado por la mitad estaba metido en un sobre. Los datos personales no han sido revelados por las fuentes investigadoras. En el sobre dice:
Hermano de armas, si lees esto será porque yo habré muerto. Por favor, cumple la última voluntad de este soldado español que ha caído por la Patria y haz llegar esta carta a María […] que vive en Málaga en la calle […]. Sus padres se llaman Manolo y Antonia.

Carta

En la carta se puede leer:

Mi dulce María,

Nunca pensé escribir esta carta, pero lo preocupante de la situación me lleva a ello. Llevamos días atrincherados y defendiendo Monte Arruit, apenas tenemos agua y comida. Los moros nos cercan y nos hacen fuego, cada día tenemos nuevas bajas, ya sea por causa enemiga o por efecto del calor, y no tenemos medicamentos ni medios de asistencia sanitaria. Según dicen, el General Berenguer le ha prometido a Navarro que mandarán refuerzos desde Melilla, pero la ayuda nunca parece llegar. Hay descontento y pesar entre los hombres aquí. Hay rumores fiables de que se negociará la rendición de la plaza, pero no sabemos mucho más al respecto. No sé qué pasará, hemos pasado muchas penurias en esta maldita guerra, pero como la de Monte Arruit no la he vivido. Ya se sabe como actúan los moros y tengo mucho miedo por lo que pueda pasar, estamos prácticamente a su merced y no creo que podamos resistir mucho más el hostigamiento al que nos someten. En el campamento tratamos de animarnos los unos a los otros; por su parte, día tras día, los oficiales nos recuerdan lo que implica ser un soldado español con arengas patrióticas, pero lo que más nos reconforta, dentro de lo que se puede, es la camaradería que hacemos todos en estos difíciles momentos. La verdad que no sé por qué te estoy contando esto, supongo que por egoísmo al desahogarme con este papel. No quiero robarte más líneas, ya que esta carta es para ti: la dulce niña de mis ojos, mi morena, mi malagueña, mi razón de vivir, mi anhelo, la estrella que me guía en las noches, la única persona por la cual suspiro día tras día y me reconforta pensar que pronto te veré, que pronto te abrazaré, que pronto te besaré y que pronto me casaré contigo. Dios sabe lo mucho que te quiero. Aún me acuerdo de la primera vez que te vi, con aquel vestido azul, tu pelo negro azabache recogido en un coco, esos ojos verde esmeralda que son capaces de cegar más que este sol africano y convertir a cualquier hombre en estatua de sal con sólo regalarle una mirada tuya. Me acuerdo de la canasta de mimbre llena de pescado que llevabas pues venías del mercado y como yo, apoyado en la pared de la calle de mi casa, quedé absorto ante tu belleza. Te eché un piropo cuando pasaste por delante mía, no pensé que me hicieras caso, ya que tal hermosura tiene que estar acostumbrada a que te los digan, pero giraste tu preciosa cara, me miraste y me sonreíste. Bendito piropo aquel. Te pedí acompañarte a casa para hablarte por el camino y me lo permitiste. Desde entonces fuimos inseparables, me costó que tu padre me aceptara, pero ya sabes que la insistencia siempre ha sido mi virtud. Aún me tiemblan las piernas cuando me acuerdo de aquel primer beso que te robé en la puerta de la casa de tu tía, se nos paró el mundo alrededor en ese instante. En fin, hay tantas cosas que podría contar… Seguro que mientras lees esto estás esbozando una sonrisa. En estas líneas que llevo hablando de ti se me ha olvidado momentáneamente todo lo que estoy pasando aquí. Siempre serás mi mejor medicina y el remedio de todos mis males. Ya sabes que al comienzo de esta carta te dije que nunca pensé escribirla. Es de despedida, mi amor. Si recibes esta carta será porque yo ya no estaré. No quiero ser egoísta y por ello te pido que no me guardes luto, que no te apenes por mí, que rehagas tu vida lo más pronto posible y que no me eches en falta pues yo siempre estaré contigo en cada momento de tu vida. Que seas muy feliz y que hagas realidad todos tus sueños, ya que los míos se cumplieron cuando me dejaste amarte. Quiero que sepas que mis últimos pensamientos son para ti y que siempre te querré y cuidaré allá donde esté. Monte Arruit a 8 de agosto de 1921.
De tu soldadito,
Pedro.


Según narran las fuentes investigadoras, el 9 de agosto el General Navarro parlamentó la entrega de Monte Arruit con los jefes tribales marroquíes. Las condiciones fueron que los españoles entregaban las armas y saldrían del fortín sin hostigárseles y, además, se proporcionaría transporte a los heridos. Así pues, los soldados españoles desarmados comenzaron a salir de Monte Arruit en columna, pero al poco tiempo los moros, de manera inesperada, atacaron a los españoles desde distintos flancos produciéndose una enorme matanza. De un contingente de 3000 hombres, sólo 60 lograron sobrevivir.


A veces el destino y la suerte se unen. Aunque no ha sido fácil, según revelan los investigadores, se ha podido localizar a familiares de la destinataria (María) de la carta. Antonio, un nieto de ésta mujer ha contado que su abuela, aunque se casó años después de lo acontecido en Monte Arruit, siempre tuvo en su mesita de noche la foto de un joven soldado con un rosario sujeto en la esquina del marco. Durante muchos de años, incluso ya casada y con hijos, día tras día acudía al puerto de Málaga con la esperanza de que llegara el barco que habría de traerlo. Mi abuelo siempre respetó a mi abuela y supo que jamás ocuparía el puesto de aquel primer novio. No obstante, fueron un matrimonio feliz. Falleció en 1987, a la edad de 85 años. Pidió ser enterrada con la foto de su primer amor y el rosario entre las manos.


Me lo ha mandado un amigo y he quedado impresionada. Es una bella historia de amor y quiso el destino que también llegara a nosotros

36 comentarios:

  1. Katy,
    Impresionante, apasionante y muy emotivo. Sin palabras me he quedado...
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo me paso a mi. He soltado una lagrimita . Seguro que tu sacarás partido a la historia. Bss y buen finde

      Eliminar
  2. Katy soy por naturaleza frió y poco emotivo, pero tengo que reconocer que esta carta me dejo sin palabras reiterando el comentario de Felix Casanova.
    Un abrazo.
    elperroverde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña. Es que supera la sensiblería. Casi llegas a vivirla.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Emociona leer esas palabras. Gracias por traerla hasta Katy.

    Buen fin de semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que emociona. La he leído varias veces. Destila amor y cariño por todos los poros.
      Bss

      Eliminar
  4. Una carta preciosa para una historia tierna, gracias por compartirla, nunca había oído ni leído nada sobre este episodio. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni yo Ester. Las guerras hacen estragos y causan demasiado dolor. Las personas son las protagonistas
      Bss

      Eliminar
  5. Madame, me ha destrozado. Qué lástima que las guerras se lleven tantas cosas como esa. Qué bello hubiera sido que el soldado hubiera podido regresar y decirle todas esas cosas que dejó escritas en su carta.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto madame. Cuanto destruyen y dejan un reguero de dolor tras de si. Nada vuelve a ser como antes. Nada. Y lo más triste es que ella tampoco supo nada de la carta.
      Bisous

      Eliminar
  6. La historia de amor es impresionante, pero lo más impresionante es la preciosa carta de amor en un tiempo donde la mayoría de la población era analfabeta. También me llama la atención la fidelidad de la amada, sin conocimiento de lo acontecido, y es que el amor es un rayo de luz que atraviesa cualquier muro interpuesto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un historia de amor y un drama. El escribió esta carta que ella nunca llegó a leer. Pero en su corazón nunca se apagó esa llama del primer amor.
      Bss

      Eliminar
  7. Cuántos amores se han llevado las guerras por delante.
    Emotiva historia que supongo no será la única con las mismas características.

    Un beso Katy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las guerras se llevan amores, hijos, maridos y dejan destrucción física y moral para los que las sobreviven. Habrá muchas pero está quedó viva gracias a estas excavaciones. Pero la pena es que nunca llegara a su destino.
      Bss

      Eliminar
  8. La imaginación és un don qque nunca debemos dfe olvidar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón. No todos la tenemos. Aunque imaginar es gratis.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Impresiona a esta alturas leer testimonios como éste, y nos hace comprender cuánto sufrimiento producen las guerras, primero entre los soldados, solos con sus pensamientos, y luego entre sus seres queridos que lloran su ausencia, Lástima que los arqueólogos no hubieran encontrado esa carta hace unos años, aun viva aquella novia malagueña; se la hubieran entregado y la hubiera leído. Habría llorado, pero de emoción y felicidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las guerras lo destruyen todo. Tu familia, tus raíces si es que sale vivo, y el daño moral y psíquico son irreparables. Es muy duro leer esta historia. Al menos ha quedado como testimonio a su familia y futuras generaciones.
      Bss

      Eliminar
  10. Que bella y triste historia, aunque estoy segura de que al final han logrado estar juntos y llenarse de ese amor que perduro a lo largo del tiempo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez Ilesin, pero q¡con que pena vivió ella toda la vida con su recuerdo. Si al menos le hubiera llegado la carta.
      Bss

      Eliminar
  11. Ya quisiéramos los historiadores encontrar documentos como estos, así, en primera persona y tan bien detallados, todos los días. Eso por un lado. Por otro, cualquier persona con una mínima pizca de sensibilidad se daría cuenta de la bella historia de amor, en este caso de carácter privado, que encierra esta carta. Lo raro es que se haya conservado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un documento impresionante y testimonio de un momento histórico. Si que es raro, y que además dieran con la familia. Me imagino la emoción que les ha causado saber la historia de su abuela.
      Bss

      Eliminar
  12. Hola Katy.

    Gracias por compartir tan bella história de amor. Es, sin duda, un documento histórico.

    Un beso desde Oporto y te deseo Feliz Semana Santa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti Cuando me la mandaron pensé compartir enseguida porque era una historia que merecía la pena divulgar. Es como dices un documento histórico además de una bella historia de amor.
      Bss

      Eliminar
  13. Katy, que emoción me embarga en estos momentos, parecia que mi mente vivió los momentos de guerra despiadada, la guerra no pudo matar el amor de ese hombre por esa mujer, quedó perpetuado, lo emocionante es que se halla podido encontrar!!!! Gracias por esos post tan exclusivos, eres maravillosa. Un abrazo a la distancia y una Feliz Pascua de Resurrección!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La guerra no mató el amor, pero le mató a él. Ella jamás supo de él porque la carta llegó demasiado tarde. Un gran descubrimiento y y un recuerdo para para la familia de su abuela. . Gracias a ti. Felices Pascuas también
      Bss

      Eliminar
  14. y luego el general tal o el general tal, después de tanta arenga patriótica y demás, mueren en sus casas de viejos, sin pagar por los despropósitos y los males causados. qué pena de vida. y qué carta tan bonita.
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es como lo cuentas. Y los pobres inocentes escopeta en mano a morir por no se sabe muy bien por qué. No la viví la guerra pero si padecí
      sus consecuencias. La carta es un hermoso testimonio de amor en medio de la sinrazón.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Un testimonio del sufrimiento que se padece en medio de una guerra.
    Una carta llena de sensibilidad que es una despedida.
    Triste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. BSS CARMELA Y GRACIAS POR TU PASO POR MI CASA. ESTOY FUERA POR UNA TEMPORADA Y MI VUELTA SE RETRASARÁ POR MOTIVOS PERSONALES.
      UN ABRAZO ENORME

      Eliminar


  16. Hoy como es sábado debo comenzar deseando
    que pases un maravilloso y genial fin de semana!!

    Pero es diferente, a pesar de haber estado de viaje
    unos días he regresado a tiempo para celebrar
    en el día correcto el cumpleaños de La gata coqueta,
    pudiendo reunirme contigo en familia para brindar.

    Eres la casualidad más bonita que ha llegado a mi vida
    y te invito a que me acompañes en este acontecimiento.

    Siento una inmensa satisfacción al recordar todo
    el cariño recibido durante estos seis años, salpicados
    por la felicidad compartida, dibujando en el horizonte
    del alba un paisaje muy difícil de mostrar con palabras.

    Si plantamos una semilla de amistad
    recogeremos un ramo de felicidad…

    Y si por un casual no puedes acercarte,
    te dejo el enlace para que tengas este detalle
    hecho con mucha ternura como
    recuerdo de este fantástico día.
    http://dc617.4shared.com/img/2NYeExqWba/s7/1459ab24ea0/
    Gato_Cumpleaos.jpg?async&rand=0.7479251901857024

    ¡¡Gracias por tenderme la mano de la amistad!!

    (Las mias ya son dos lágrimotas...
    que emotivo pasaje)

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias. Seguro que me pasaré pero ahora me es imposible atender Internet.
      Bss

      Eliminar
  17. Anónimo7/5/14 12:26

    He leído esta carta por casualidad y me ha impresionado. Que historia de amor mas bonita y triste a la vez, por lo sucedido.!!!!!puñeteras guerras!!!!! Que bonito si ella lo hubiese conocido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Sin duda es conmovedora. Al menos sus nietos supieron parte del del sufrimiento moral y de los sueños destrozados de su abuela.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Siento desilusionaros, pero me parece que esa carta es falsa o, al menos, está "traducida", ya que contiene expresiones que no son de la época, sino modismos actuales. De todas formas, seguro que se dieron en esa guerra -y en todas las guerras- situaciones así y se escribieron muchas cartas de amor que nunca llegaron a sus destinos o llegaron tarde, como esta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente no estuve en las excavaciones pero antes de publicar el articulo me he cerciorado de que no fuera un invento. Da muchos datos. Y lo que me animó a publicarlo fue leer el artículo en varios medios de comunicación. En cualquier caso si que deben de haberse escrito como bien dices cientos de cartas de despedida que nunca llegaron a su destino.
      Bss

      Eliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate