Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

martes, 8 de abril de 2014

Madrid en Femenino


Recibí esta invitación por e-mail de una amiga y me apunté a la iniciativa de Plan Ve. El tiempo estuvo a punto de arruinar la salida pero se contuvo y al menos nos dejó hacer las visitas sin el molesto paraguas.
Había mujeres como en todos los tiempos poderosas, abnegadas, nobles, plebeyas, eruditas, iletradas, artistas, artesanas, valientes, sumisas, musulmanas, cristianas, esposas, cortesanas, a veces silenciosas, a veces reivindicativas, y casi siempre invisibilizadas por una narración histórica escrita en masculino.
Las mujeres de Madrid forman parte de la historia de la ciudad y contribuyeron a su crecimiento. Lo hemos podido comprobar al visitar algunos lugares con otra mirada, y la hemos vista distinta gracias a las explicaciones de dos estupendas guías Vanesa y Angélica y nuestra imaginación, descubrimos como vivían las madrileñas de antaño y como con sus intervenciones y acciones aunque limitadas, ayudaron a ir configurando otra ciudad, y cómo algunas de ellas destacaron con nombre propio.
Iniciamos la visita en la céntrica Plaza de la Villa, frente el antiguo Ayuntamiento de Madrid, que es uno de los principales núcleos del Madrid medieval.
Aquí destacan tres edificios:
La Casa de la Villa, sede del Pleno Municipal del Ayuntamiento de Madrid del siglo XVII, de estilo barroco

Casa y Torre de los Lujanes es la más antigua y data del siglo XV construida en estilo gótico-mudéjar,

Casa Cisneros que es un palacio plateresco construído en el siglo XVI

Llamamos Edad Media al periodo de la historia que transcurrió desde la desintegración del Imperio romano de Occidente, en el siglo V. hasta el siglo XV. aproximadamente.
Están muy claras las limitaciones que las leyes musulmanas y cristianas imponían a las mujeres siempre en inferioridad frente al hombre.
En el ámbito religioso ambas religiones propugnan la igualdad, pero esto no se refleja en la práctica jurídica, porque la leyes de la sociedad medieval estaban promulgadas y aplicadas por hombres que en general consideraban a la mujer como inferiores a ello en todo.
Dentro de esta discriminación, el testimonio de una mujer vale menos que el del hombre, las penas son aplicadas con mayor severidad que el de un hombre, y la mujer tampoco podía ejercer como juez.
En definitiva la legislación medieval es un claro referente de la discriminación que sufre la mujer.
No voy a hacer una descripción de como vivían las mujeres es esta época. Ya hay mucha información.
Para saber más
  Plaza de San Miguel (Al fondo el mercado)

Desde la Plaza de la Villa pasamos a la plaza de San Miguel en dónde se encontraba la iglesia de San Miguel y en cuyo solar se construyó el Mercado de San Miguel
El mercado conserva su estructura original de hierro de principios del siglo XX, que fue declarada Bien de Interés Cultural en el año 2000.
Manolo es una derivación coloquial del nombre Manuel, y desde finales del siglo XVIII, por un famoso sainete de Ramón de la Cruz (1769),1 se utiliza como sinónimo de guapo, valiente o chulo, los rasgos con los que se identificaba a las clases populares madrileñas, de un modo equivalente al concepto de majo (para las mujeres, manola y maja)2 y en relación con los de chulapo y chispero.3
Aquí nos hablaron de las mujeres "Verduleras" que trabajaban en el mercado. Logros conseguidos cuando se amotinaron en ocasiones el más célebre el "Motín de las alcachofas" .
Y de las costumbres más relajadas y vida social de la época y de las mujeres del siglo XIX
De los majos, majas, manolos y manolas, la música, bailes y diversiones populares (fandango, tauromaquia, etc.); en oposición a la moda francesa (representada por su contrafigura: el petimetre -joven de clase alta, amanerado y ocioso-) e incluso a los valores de la Ilustración.
Seguimos nuestro paseo  hasta la Plaza del conde Barajas

Plaza del Conde Barajas
El tema que nos comentaron aquí fueron las relaciones amorosas de la época. Las relaciones no implicaban matrimonio a pesar de que las mujeres se encontraban sometidas al padre y a los hermanos.
Los matrimonios la mayoría de las veces eran de conveniencia y otras obligadas por la sensibilidad religiosa de la época a ingresar en  conventos. Fue la época de los galanteos que se regían por normas tácitamente aceptadas, aunque era una actividad masculina a participación de la mujer le hacía ganar autoestima. Las queridas eran discretas porque siempre tenían las de perder.


Hay un dicho popular antiguo sobre esta calle que reza así: «El que no pasa por la calle de la Pasa no se casa».
Aquí se encontraba el arzobispado de Madrid, al que era necesario acudir para solicitar contraer matrimonio. Era una época en la que la unión civil no existía, por lo que sólo la eclesiástica tenía validez. Actualmente, es el lugar donde residen los arzobispos y cardenales de la capital.

Un local que lleva este dicho como nombre

Dejamos atrás la calle y caminamos hasta Puerta Cerrada. A día de hoy es una plaza muy concurrida, con muchas terrazas y con es una plaza con mucha historia. Se construyó en la primera mitad del siglo XII y en ella había una de las puertas que daban acceso a la ciudad amurallada de Madrid, de ahí su nombre. Además, el adjetivo de “cerrada” también su significado histórico: la puerta situada en esta zona estuvo durante años cerrada para evitar los robos de los malhechores que se situaban alrededor.

Puerta Cerrada
Uno de los murales que cubren las paredes de esta plaza hay una leyenda que dice: "Fui sobre agua edificada mis muros de fuego son, esta es mi insignia y blasón." ”.


Esta frase era lema de la Villa en sus orígenes. Hace referencia a que antiguamente había una fuente en el centro de la plaza, donde hoy en día se sitúa esta cruz.

Cruz de piedra que preside la plaza levantada en 1738

En la Europa de la Edad Media se dio la paradoja de la tolerancia universal por un lado y la condena en lo que respecta a la prostitución por otro. Aunque técnicamente era pecado (porque gira en torno al acto de la fornicación), la prostitución fue reconocida por la Iglesia y por otros sectores como un 'mal necesario'.
Por aquella época, S.XII, nos contaron que dentro de la doble moral reinante había en Madrid (Por la zona de la calle Mayor y la calle Toledo) una 800 prostitutas.
En el siglo XIII, la Iglesia inició una dura persecución de las prostitutas.
En el XIV y XV, algunos clérigos llegaron a decir, que los pecados carnales eran menores por venir por naturaleza. Otros decían que como no sacaba placer de su trabajo, si no una recompensa monetaria, estaba libre de pecado.
Desde ese momento la prostitución es un servicio público, que algunos ven, como medicina, para “males”, como la homosexualidad o la violencia entra hombres y mujeres.
La prostituta abandona la clandestinidad y la marginación.
En la crisis de finales del siglo XV, al afectar a las capas más pobres de la sociedad, se dará un aumento de esta profesión.

Palacio de Viana
Dejando atrás la plaza de Puerta Cerrada nos detenemos en El Palacio de Viana que es un edificio palaciego de finales del s. XV situado en las calles Duque de Rivas y Concepción Jerónima de Madrid. Desde 1939 es la residencia oficial y de representación de los Ministros de Asuntos Exteriores de España.
Mandado construir por Beatriz Galindo, dama de la reina Isabel la Católica tras enviudar de Francisco Ramírez de Madrid, entre finales del s. XV y principios del XVI, se situaba en las cercanías del Convento de la Concepción Jerónima fundado por ella misma en la primera década del s. XVI, y que más tarde dio nombre a la actual calle aledaña. Con el trascurso del tiempo, y tras sufrir diversas trasformaciones, esta casa señorial acabó siendo conocida como Palacio de Viana.
Aquí nos contaron la vida y las obras de Beatriz Galindo que resumiendo han sido la fundación de un hospital y dos conventos.


Llegamos a una de las puertas de la Plaza Mayor por la Calle de la Botoneras, justo enfrente del Restaurante histórico los Galayos (1894)
Pro no nos hablaron del restaurante si no que esta es la única calle con el nombre de oficio de mujer. Era la zona de los mentideros de la época, y una profesión importante la de ser botonera, ya que aquí venían las damas más importantes de la época a encargar sus botones. Aquí conoció Felipe IV a su amante conocida como la "La Calderona"

Foto de parte del grupo atendiendo explicaciones


La Plaza Mayor

Los orígenes de la Plaza Mayor se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos (hoy en día calles) de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como "Plaza del Arrabal", el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

Casa de la Panadería

En 1580, tras haber trasladado la corte a Madrid en 1561, Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera y Gómez de la Mora, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590, en el solar de la antigua lonja y concluyeron las obras en 1619.
La Plaza mayor también fue escenario de motines , una de ellas por la subida del pan contra el Corregidor Francisco de Vargas or la subida del pan. En la Edad media ere¡a el lugar en que se ofrecían las mujeres que querían trabajo como nodrizas o para servir.

Aun nos quedaban algunas cosas importantes por ver, a pesar de que mis pies empezaban a notar cansancio. Lo de andar lo llevo muy bien pero parando mucho se quejan.
En la década de los años 1860, las escuelas, actividades y fundaciones de Fernando de Castro gozaban de un apogeo y aceptación tan grande que las instalaciones originarias, situadas en la calle de la Bolsa de Madrid, comenzaron a resultar pequeñas para cubrir las necesidades espaciales que se tenían.


Palacio de Santa Cruz en la Plaza de Santa Cruz

La plaza contenía un mercado de mujeres que ofrecían sus servicios de nodriza durante el siglo XIX. Su ofrecimiento aparece en las secciones de anuncios por palabras de los periódicos madrileños de la época. El Palacio fue Cárcel de Corte.

Plaza Jacinto Benavente a la derecha el Teatro Calderón (1917)

Llegamos a una de las Plazas emblemáticas de Madrid, la Plaza Jacinto Benavente que dista a tan solo 5 minutos de la Puerta del Sol. Aquí empieza el barrio de las Letras a la cual no fuimos porque es otro tema.
Toca el papel de la mujer en las artes. Escultura, interpretación, música etc. Sale a relucir el nombre de María Quiñones (viuda de Juan de la Cuesta)que regento la imprenta de su marido en 1644. En esta imprenta se imprimió la primera edición del Quijote (1605)


En cuanto al arte escénico hasta el año 1581 eran hombres los que hacían el papel de mujeres en las obras de teatro.
Destacan las tres María Mª la Calderona, Mª Riquelme y Mª de Córdoba
Los corrales de comedias de Madrid fueron el marco teatral donde se desarrolló la dramaturgia española del Siglo de Oro. Funcionaron entre la segunda mitad del siglo XVI y el primer cuarto del siglo XVIII, siendo algunos de ellos convertidos en teatros. En sus tablas se representaron obras de autores fundamentales de la literatura española del Barroco, desde precursores como Lope de Rueda, actor y dramaturgo, a genios como Lope de Vega o Calderón de la Barca. En sus instalaciones disfrutó el pueblo de Madrid junto a reyes, nobles y prelados.

Crucero en la Plaza Jacinto de Benavente


Termina nuestro periplo en la Puerta del Sol, para variar con protestas como suele suceder.
Apenas encontramos un lugar para continuar las explicaciones, que versaron sobre el papel activo de la mujer en los levantamientos del Dos de Mayo de 1808 y los grabados de Goya sobre el tema. En la fachada del gobierno regional de la Comunidad Autónoma de Madrid hay una placa conmemorativa recordando este momento histórico.

18 comentarios:

  1. Madame, nos cuenta usted cosas curiosísimas, alguna de las cuales me era desconocida y me ha gustado mucho enterarme, como eso de la calle de la Pasa. Fíjese, hoy las mozas más bien evitarían pasar, diría yo. En cambio antaño debía de estar muy concurrido el lugar.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena observación madame. Ciertamente pasa muy poca gente:-) Para casarse hoy hay que pensárselo muy mucho:-) Bisous y buenas noches

      Eliminar
  2. Qué original enfoque a algunos momentos de la historia madrileña. Por añadir algo, es precisamente en el final de paseo, cuando la invasión del francés que una joven modistilla, Manuela, fue asesinada. En la Puerta del Sol, cuando la carga de los mamelucos, muchos de los caballos de los feroces egipcios fueron destripados con tijeras por bravos españoles en lucha, y Manuela, inocente, por llevar unas, instrumento de su trabajo, fue detenida y asesinada. Madrid, que no quiso olvidarla la recuerda dando a un barrio su apellido: Malasaña.
    Un beso, Katy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que la mencionaron en la Puerta del Sol y nos mostraron un grabado de Álvarez Dumont pero mi memoria es limitada y me fue.
      El barrio también lo conozco es muy conocido y concurrido . Zona de tapeo y tiendas.. Gracias por tu comentario y por el detalle de refrescar mi memoria:-) Muy agradecida.
      Bss

      Eliminar
  3. Me encantó conocer estas historias tan curiosas. Sin duda la mujer es parte importantísima de nuestra historia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, a pesar de estar a la sombra no dejó de intervenir en la historia. Unas con nombre y apellidos y la inmensa mayoría de forma anónima.
      Bss

      Eliminar
  4. Un paseo importante, interesante y entretenido, lo he disfrutado leyendo despacio, Cuantas cosas se aprenden en esos recorridos. Muchas gracias y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón. Habré paseado muchas veces por estos sitios. De hecho tengo post sobre los lugares y nunca lo he visto bajo este prisma. Ha sido nuevo totalmente
      Bss

      Eliminar
  5. ¡Menudo recorrido que has hecho! está fenomenal tu entrada, es verdad que pasas por los sitios infinidad de veces y tienen mucha historia que si no te la cuentan, no te enteras.
    Yo hace tiempo me apuntaba a unas visitas que organizaba Caja Madrid y la verdad es que eran muy interesantes. Los grupos eran cortos y las guías muy buenas.
    Esta vez la guía eres tú, vecina y las fotos muy bonitas.

    ResponderEliminar
  6. Qué idea tan estupenda!!! Y que bien que acudieras y que nos lo cuentes, Katy. He disfrutado mucho esta entrada. Mucho y varias veces porque hasta ahora blogger no me dejaba comentarla :(

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Y luego dicen que Madrid ha olvidado su historia, sobre todo la perteneciente a la Edad Media y Moderna. Nada más lejos de la verdad. Sólo hay que dejarse llevar por las sombras escondidas en un callejón, la lectura de los nombres de las calles, de las placas de ahora y de siempre, disfrutar con las novelas de Galdós, admirar los palacios y conventos, y tratar de imaginar a manolos y majas, espadachines y clérigos, matasietes y damas de alto copete, políticos decimonónicos y verduleras. Y entonces nos daremos cuenta de la poderosa historia de Madrid.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. A Pasitos Cortos si que hemos conocido la historia de esas mujeres y sus dificultades de ser ellas mismas, sin papeles teatrales ni nada de eso.
    Sin duda una gran idea pasar por tu blog y saber mas sobre lo que uno ve, pero no sabe.
    un post increíble!!
    Por esas gatas, valientes, obstinadas, inteligentes y de gran corazón.
    besos y abrazos Katy.

    ResponderEliminar
  9. Que lindo viaje. Me has mostrado Madrid otra vez, bajo tu óptica. Madrid a mi me encanta. Una ciudad grande, bella, y que en algunas zonas me recuerda mucho a Mi Buenos Aires querido.
    besos

    ResponderEliminar
  10. Excelente reportaje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Katy, tus rutas y esas magnificas descripciones, no hace mas que ponernos los dientes largos...voy a tener que jubilarme ya para poder hacer parte de estos magníficos recorridos, que aunque ya conozco algunos, volveré a visitar...
    Un abrazo.
    elperroverde

    ResponderEliminar
  12. Que ganas tenía de hacer una visita guiada por Madrid y mira por donde ha venido de tu mano.

    Excelente lo pasado genial .

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Perdonad que no os haya contestado a los últimos comentarios. Miles de gracias y me alegro que os haya gustado. Un recorrido con otra mirada.
    Un abrazo y hasta mi regreso.

    ResponderEliminar


  14. Pensemos en nuevas metas, hagamos planes, programemos sueños siempre en positivo, en negativo nunca, dañan los sentimientos propios y de quienes navegan a nuestro lado...ღ

    Todas las personas debiéramos ser como la Luna; destinada a dar luz, o como el sol, que con la magia de su calor acaricia y posee diariamente…ღ

    Un abrazo de luz para ti
    y un feliz comienzo de semana
    cultivando pensamientos...ღ

    Atte.
    María Del Carmen ღ





    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate