Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

viernes, 25 de febrero de 2011

Por comer cereales


Había una pareja de viejitos. Ambos tenían 85 años cada uno y habían estado casados durante 60 años.
Aunque no eran millonarios, su vida era cómoda porque eran cuidadosos con el dinero.
Eran saludables a pesar de sus años y eso se debía en gran parte en la insistencia de ella de que comieran comida saludable y que hicieran ejercicio. Un día, sin embargo, esa vida saludable no los pudo salvar. Salieron de vacaciones y su avión se accidentó mandándolos directamente al Cielo.
Llegaron al Cielo y San Pedro los recibió en la entrada. Los llevó a una mansión amueblada, cubierta de oro y con muebles forrados de seda fina, una cocina con todo, más una catarata bellísima adornando la recamara principal. Una criada estaba desempacando su ropa favorita y preparando la casa para que no les faltara nada. Estaban anonadados cuando San Pedro les dijo “Bienvenidos al Cielo. Ésta será su nueva casa de ahora en adelante“.
El viejito le preguntó a San Pedro cuánto les iba a costar todo eso.
“Pues nada” -le contestó San Pedro- recuerda que esto es su recompensa por haber vivido como Dios manda”.
El viejito miró por la ventana y ahí mismo vio un campo de golf de primera clase, mejor y más bonito que cualquiera jamás hecho en tierra.
- ¿Cuánto cuesta jugar en este club de golf? -le preguntó a San Pedro-.
- Estamos en el Cielo, puedes jugar gratis todos los días, las veces que quieras.
Luego se fueron al restaurante del club y vieron una mesa cubierta de toda clase de comida imaginable: mariscos, carnes, postres exóticos, bebidas de todas clases.
- Ni me preguntes -le dijo San Pedro- todo es gratis.
El viejito vio todo y algo nervioso le echó una mirada a su esposa.
- Bueno -le preguntó a San Pedro- ¿En dónde están las comidas dietéticas, sin grasa y bajo en colesterol? ¿Y en dónde está el café descafeinado?
- Lo mejor de todo esto es que puedes comer y beber lo que quieras y cuando quieras, y nunca te enfermarás ni engordarás. ¡Están en el Cielo!
- ¿Me estás diciendo que no es necesario hacer ejercicio?
- “Solamente si tú quieres”, le contestó San Pedro.
- ¿No tengo que controlar la glucosa en la sangre, ni la presión?
- No -le contestó San Pedro- Nunca jamás. Lo único que tienes que hacer es disfrutar de la manera que prefieras
El viejito miró a su esposa y le dijo:
Vos y tus cereales de mierda…
¡Hubiésemos llegado aquí diez años antes!

38 comentarios:

  1. Más sabe el diablo por viejo que por sabio. Jajajaaaa

    Me preguntaste que si tenía blog. Soy una simple aprendiz, en estos momentos tengo que seguir "alimentándome" de lo excelente que me dais pues mi bache ha sido grandioso y voy saliendo gracias a Dios y a vuestras vitaminas. Me conmovió que consideraras la posibilidad de que lo tuviera, tienes una GRAN humanidad y cuidas de un modo precioso los detalles.

    MUCHÍSIMAS GRACIAS. ❀◕‿◕❀

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pilar, pensé que no habías visto mi pregunta. He buscado tus "huellas" no pude encontrarte (pense que era un poco inútil)
    Es lo menos que podía hacer puesto que siempre me has dejado comentarios muy sentidos, y de alguna forma me apetecia leerte y corresponder. Espero que salgas pronto del agujero que no es bueno permanecer más que lo justo:)
    Un beso y disfruta de este finde que va a ser muy soleado y agradable

    ResponderEliminar
  3. Hola Katy, yo pienso que no hay que privarse de los placeres terrenales.
    Hay que vivir "a lo ancho" y si puede ser a lo largo, pero disfrutando, que si no es muy aburrido.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Ja,ja,ja...No está más la respuesta del anciano.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja... total, si vamos a acabar en el paraíso comiendo de todo, sin preocuparnos por nada..., pues empecemos ya ¿no?
    Muy bueno Katy.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. bueno si San pedro, lo plantea de esa forma. Apaga y vayámonos.

    un beso

    ResponderEliminar
  7. Como siempre los " señores" agradeciendo y no valorando lo que hacia "SU" mujer...Lo siento chicas pero es lo que sentí al leerlo jajaja.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. jijijijiji, si al final no es tan malo, seguro :)

    pero claro, es el miedo a lo desconocido.

    Buenísimo, madame, me he reido mucho.

    Feliz tarde

    bisous

    ResponderEliminar
  9. La cara de los viejecitos es un poema:) Me imagino al abuelico todo enfadado mientras Sabn Pedro le iba mostrando las delicias.
    Un beso Contrapunto

    ResponderEliminar
  10. Pues si Antorelo , no me extraña, vista lo que acaba de descubrir normal que se enfade con su costilla:)
    Un abrazo y buen finde

    ResponderEliminar
  11. Hola Elena, ya nos gustaría pegarle a la morcilla y a los huevos fritos. Pero me temo (por si acaso) yo sigo poniendo remedio al desenfreno canibalista. Menos mal que me gustan los cereales Elena.
    Un beso y buen finde

    ResponderEliminar
  12. Hola Pedro, veo que te has apuntado deprisa a este nuevo modus vivendi. Si lo dice San Pedro habrá que hacerle caso. ¿Y si solo fuera un sueño del abuelico harto de los cereales?
    Un abrzo y disfruta del finde

    25/2/11 16:00

    ResponderEliminar
  13. Efectivamente asi es, ¿Quien le ponia los cereales al abuelito? Esto fue hace mucho tiempo hoy afortunadamente cada uno come lo que le apetece y no se inmiscuye en los asuntos del otro:)
    Un beso Alicia

    ResponderEliminar
  14. Me alegro de su risa Madame. Su comentario me ha recordado el chiste del cura moribundo a quién el Obispo estaba intentando convencer de las excelencias del Cielo. Y curilla harto de oírle le espetó: "¡Como en casa Sr. Obispo no se está en ningún sitio!" y añado aunque sea comiendo cereales. jiji
    Bisous

    ResponderEliminar
  15. Casualmente hemos comentado este chascarrillo hoy al medio día almorzando. Conjugar el futuro no es difícil, sino imposible; pero lo prudente es cuidarse un poco.

    ResponderEliminar
  16. Hola Francisco es normal que en los Bufett a uno se le erice el pelo a la hora de elegir sobre todo los postres. Yo me los comería todos. Entonces nos entra remordimiento y nos decimos eso de "Hoy solo voy a cenar una hoja de lechuga" Y te vas a la cama con los ojos como platos convencido que has hecho el tonto"
    Al menso a mi me pasa:)
    Un beso y sigue cuidándote

    ResponderEliminar
  17. No esta mal y se debe hacer cuidarse un poco en el comer y hacer algo de ejercicio, todo sin obsesionarse, lo importante es que el tiempo que uno viva vivirlo con la mejor calidad de vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. No está demás cuidarse y hacerse los chequeos médicos más que todo para no fastidiar a los que nos rodean con quejas y malos rollos. Pero de vez en cuando es una delicia sacar los pies del plato:)
    Un abrazo y buen finde Jose Manuel

    ResponderEliminar
  19. jejejeje...pobre viejito, seguro que en realidad no, Dios los había premiado por todo lo que se sacrificaron comiendo los cereales :D

    Un beso, Katy

    ResponderEliminar
  20. Jajaja pobre viejo, las de bocatas de chorizo que se habrá perdido.
    Para que obsesionarse con lo que se come, si al final vamos todos donde estos dos viejecitos.
    No dejemos de disfrutar del placer de comer que es de los pocos que nos va dejando, la madre naturaleza jeje.
    Muy bueno Katy, entramos en el fin de semana con una sonrisa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Muy bueno jajjajjajaj la verdad es que el hombre tiene razón, sí es lo que nos espera, no está nada mal.
    Buen fin de semana y besos.

    ResponderEliminar
  22. Jajajaja, muy bueno. Y la verdad visto desde el punto de vista del viejito, tiene toda la razón.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Acabo de dejarte un comentarío pero no o veo ahora.
    Es igual, la historia es muy buena y por eso yo me doy algún que otro caprichito de vez en cuando por si acaso...jajaja.
    Buen fin de semana guapa.

    ResponderEliminar
  24. Hola Almalaire se guro que te he arrancado la sonrisa. Como tu dices pobrecitos, es lo que tiene la obsesión de comer sano:)

    ResponderEliminar
  25. Gracias Luisa, desde luego tanto consejo de no coma esto, no coa lo otro, esto va bien etc. acaba poniéndonos un poco obsesivos.
    Hay que cuidarese pero eso lo justo.
    El otro día leí que una señora estuvo alimentandose durante 4 años solo con patatas fritas. Resultado majara perdida.
    Un beso

    ResponderEliminar
  26. No se lo que nos espera, pero desde luego si es como aquí más vale no pensarlo.Pensándolo bien todo a su tiempo, tampoco tengo prisa por comprobarlo.
    Un beso Wendi

    ResponderEliminar
  27. Hola Elysa, desde el punto de vista del viejuco yo también me enfadaría con la parienta. Me la imagino a la pobre relatando todo el día: "No comas esto querido, ya te lo dijo el médico, que la tensión, que el colesterol, que patatín patatán:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  28. Me parece Sonrisa muy buena opción la tuya, por si acaso:)
    Blogger a veces las gasta así. Yo tampoco suelo encontrar a veces mis comentarios.
    Un beso

    ResponderEliminar
  29. ¡Ja,ja,ja,ja,!
    Muy bueno, aunque el viejito es algo cruel. Al fin y al cabo, su pobre esposa quería lo mejor para él.

    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Hola Perikiyo , el viejuco es de los de antes y como tal un pelín machista hasta en el Reino de los Cielos, y eso tiene que ver con echarle las culpas a su querida esposa. Genio y figura.
    Un beso

    ResponderEliminar
  31. jjjajjaa Muy bueno, pero que muy bueno. Pero por si acaso es publicidad engañosa, de San Pedro, mejor no me muero aún
    Besos
    Nela

    ResponderEliminar
  32. Hola Katy muy buena historia , ahora el viejito veremos si no empacha y luego a quien le echa la culpa jajaja.

    Necesito pedirte un gran favor , hace ya un tiempo tenia en mente hacer un blog sobre la enfermedad de mi pareja porque por aqui se encuentra muy poca informacion y es muy desconocida y hace unos dias lo cree me gustaria que te pasaras y si puedes trae el banner para que mas gente la conozca , cuantos mas la conozcan mejor .

    http://fop-enfermedad.blogspot.com/

    Un beso enorme y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  33. Hola Nela, eso decimos todos, que como en casa en ningún sitio. Pero está muy bien escrito y además es creíble.
    Un beso

    ResponderEliminar
  34. Hola Isabella, ahora me paso. Y si puedo ayudarte en un poquito lo haré encantada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  35. muy bueno Katy ! sin engordar ni nada y comer lo que quieras mi sueño jeje
    saludos

    ResponderEliminar
  36. No solo el tuyo Despe, el de todos. Lo del engorde es ya una obsesión.
    Un beso

    ResponderEliminar
  37. Me ha encantado la historia y lo que ella conlleva.
    Privándonos de tantas cosas... para acabar gozando de lo prohibido?.
    Bonito.
    besos

    ResponderEliminar
  38. Hola Candi, así es más o menos:) Creo que siempre hay un dorado medio difícil de alcanzar.
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate