Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

domingo, 30 de mayo de 2010

Las 10 cosas básicas de los estadounidenses


Me llamó mucho la altención esta encuesta y pensé en compartirlo . Esta bien reflexionar y mi conclusión es que desde luego aún no hemos llegado a estos límites. Sospecho que los españoles seguimos siendo bastante clásicos en nuestros gustos de momento. Aunque como en todo habrá diversidad de opiniones.
He recortado bastante de los sondeos de opinión, y al que le apetezca leer los datos completos puede hacerlo pinchando en el enlace de abajo.

Había que deshacerse de casi todo. Unos cuantos meses después de perder su empleo administrativo en el verano del 2008, Brianna Karp, de 23 años de edad, se deshizo de sus muebles, un querido piano y la mayoría de sus libros para poder mudarse con sus padres. Cuando eso no funcionó, se mudó a una a vieja casa rodante que le había heredado un pariente, estableciéndose en una comunidad nómada informal en un estacionamiento de Wal-Mart en Brea, California. Para el verano del 2009, vivía sin electricidad, regadera, sin comida hecha en casa y sin la mayoría de las comodidades más básicas.
Sin embargo, Karp se aferró a una posesión material: su computadora portátil. Pasaba horas en un Starbucks cercano, usando la conexión inalámbrica para navegar en Internet buscando empleo. Un amigo le sugirió que comenzara un blog y escribiera sobre su vida al borde del precipicio, que llamó Girl's Guide to Homelessness. Generó atención suficiente como para ayudarle a conseguir una pasantía de medio tiempo en una revista. Luego llegó una oferta para escribir un libro sobre su odisea, que será publicada en el 2011 -y que podría convertirse en película. Con algo de dinero por el adelanto de la publicación del libro, Karp se compró una casa móvil más equipada que ahora estaciona en la propiedad de un amigo y está contemplando comprar una casa estilo victoriano para remodelarla y vivir ahí de forma permanente. No obstante, anhela algunas de las cosas materiales a las que ha renunciado, al tiempo que atesora a los amigos y las oportunidades que ha descubierto en línea. "Cuando funcionas con una mentalidad de supervivencia, eliminas todo", señala Karp. "Eso hace que la comunidad en línea sea mucho más importante. En línea, siempre habrá alguien apoyándome".
La severa recesión que inició en el 2007 ha rectificado las prioridades en Estados Unidos y ahora la frugalidad se considera una virtud por primera vez en décadas. Pese a incrementos recientes en el gasto, las ventas al menudeo siguen siendo más bajas que hace tres años. Las ventas de casas, automóviles y artículos electrodomésticos se han desplomado. Los consumidores han reducido sus gastos para papel de baño y cigarros, que alguna vez fueron a prueba de recesión. Incluso las ventas de pornografía han disminuido. Parece ser que no hay límites para el ahorro.
No obstante, los estadounidenses se han aferrado a algunas necesidades sorprendentes, reflejando cambios en la sociedad que van más allá del ahorro. Comida, ropa y techo han sido durante mucho tiempo los elementos básicos más obvios. Pero los datos que surgen finalmente al tiempo que la recesión se atenúa muestran que también necesitamos un poco de entrenamiento y una o dos bebidas deliciosas. La compañía es tan importante como siempre -incluso si no es humana. Y ya ni siquiera se puede buscar un empleo en estos tiempos sin acceso a Internet.
Al tiempo que redefinimos lo que es realmente importante, éstos son las nuevas 10 cosas más básicas para los estadounidenses:

-Computadoras portátiles. Aunque la iPad es el aparato de rigor más reciente, el poder de las computadoras trasciende tendencias. Brianna Karp, por ejemplo, descubrió a muchos indigentes en línea y muchos de ellos entraban a Internet con sus propias laptops, al igual que ella.
-Acceso de alta velocidad a Internet. Mucha gente ha suspendido sus servicios de televisión por cable, línea telefónica e incluso de gas y luz. Pero una vez que se tiene acceso a Internet, no hay forma de dejarlo. Electrodomésticos como microondas, secadoras y lava-vajillas, en contraste, se consideraron menos esenciales en el 2009 que antes.
-Teléfonos inteligentes. Las ventas totales de teléfonos celulares cayeron por primera vez en su historia en el 2009. Pero las ventas de teléfonos inteligentes -que cuentan con acceso a correo electrónico, navegación por Internet y hacen una variedad de cosas más- aumentaron en un 7 por ciento.
Educación. A medida que Kevin y Deanna Daum se encaminaban a la bancarrota en el 2009, decidieron que podían prescindir de sus dos automóviles, dos casas y la mayoría de sus comodidades. Pero insistieron en seguir pagando el colegio de su hijo, que entonces cursaba el último año de preparatoria en una escuela privada. Muchos estadounidenses parecen pensar lo mismo.
-Cine. Las ventas de boletos para películas cayeron en el 2008 pero se recuperaron en el 2009, alcanzando su punto más alto en cinco años. Un motivo importante fue Avatar y otras películas en 3-D, que representaron un 11 por ciento de los ingresos de taquilla en el 2009.
-Televisión. Los estadounidenses gastan menos en entretenimiento -pero ven más televisión. Un sondeo reciente de la firma de consultoría Deloitte mostró que el estadounidense promedio ve casi 18 horas de programación televisiva en su casa cada semana, dos horas más que un año antes. Pero la televisión también podría parecer una alternativa barata a eventos deportivos, conciertos y compras de DVDs.
-Descarga de música. La necesidad de movilidad también aplica a la música. Las ventas de CDs cayeron un 21 por ciento en el 2009, pero las descargas de sencillos y álbumes completos aumentaron casi la misma cantidad.
-Mascotas. Ahora, Fido también se sienta a la mesa. Tal vez incluso a la cabecera. Aunque los estadounidenses han reducido sus gastos personales, los gastos para alimentos, suministros, arreglo, atención veterinaria y ropa (¿ropa?) para mascotas han aumentado de forma ininterrumpida casi un 5 por ciento al año.
-Alcohol. Fumar menos no nos hace ser completamente virtuosos. Los estadounidenses se han alejado de las bebidas alcohólicas caras, pero siguen tomando suficientes alternativas baratas como para compensar ese hecho, lo cual es una tendencia común durante las recesiones. Las ventas de cerveza y vino también han aumentado durante los últimos años.
-Café. Los estadounidenses realmente han hecho caso de este consejo para ahorrar y han reducido su consumo de lattes diarios de $5. Pero lo compensan al comprar más café para beber en casa.. Un sondeo reciente de la Asociación Nacional de Café encontró que un 86 por ciento de los aficionados al café se lo preparan casa, a diferencia de un 82 por ciento el año anterior. Por supuesto, si la gente bebe más alcohol en casa, tiene sentido que también tome más café ahí. Si la economía mejora, tal vez no necesitaremos tanto estas bebidas.
(U.S. News & World Report.- Rick Newman)

Para ampliar datos leer en Yahoo.com

8 comentarios:

  1. Es duro pensarlo, y más aún decirlo, pero me temo que vamos para atrás a una velocidad inimaginable.
    Nos hemos acostumbrado muy pronto a vivir sin apenas esfuerzo y me temo que nos será casi imposible volver a tiempos pasados para al menos sobrevivir.

    Seremos capaces de mantener el móvil quitando el pan de la mesa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Elena suelo aplicar el refrán "Cuando veas al vecino sus barbas pelar, ¡pon las tuyas a remojar!"
    Espero que no lleguemos a esto. ¿Te imaginas un mundo robotizado?
    Todos sentados todo el día ante el ordenador?
    No aparecen los libros, el mundo de la cultura, los viajes, el tapeo, la buena mesa, el baño en el mar, visitas a museos...
    besos y feliz domingo

    ResponderEliminar
  3. Pues madame, me ha preocupado, porque despues de leerlo no lo veo tan diferente a lo que podría haber salido en otra parte. Creo que el mundo va mas o menos en esa direccion, a mayor o menor velocidad.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Es preocupante Madame, ha cambiado el concepto de la "necesidad". de tener, guardar, ahorrar, para el mañana. Lo que vale es tirar hoy de lo poco que nos hace falta comer cualquier cosay matar el tiempo. No valoramos nada porque tenemos de todo.
    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Curiosos datos, Katy. Curiosos y preocupantes. Normalmente, solemos copiar a los americanos. Lo que pasa allí hoy, vendrá aquí mañana.

    Veremos que nos depara el futuro cercano.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Perikiyo, por eso mismo lo he subido al blog, porque me temo que de seguir así llegaremos del mismo a modo a valorar aquello que a mi no me lo parece tanto. Lo valoro pero yo no habría confeccionado esta lista.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Interesante artículo, Katy.

    Efectivamente, parece que el ser humano está cambiando "prioridades" de una manera muy rápida. Necesita estar constantemente "conectado". Quizá sea síntoma de una absoluta soledad entre la multitud.

    Te agradezco la informanción.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Caracola por tu comentario y opinión que valoro mucho. Estoy de acuerdo que las prioridades están cambiando y tampoco soy una analista del tema. Pero si que me ha parecido interesante compartir.
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate