Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

sábado, 4 de octubre de 2014

El seminarista de los ojos negros


El seminarista de los ojos negros

"Desde la ventana de un casucho viejo
abierta en verano, cerrada en invierno
por vidrios verdosos y plomos espesos,
una salmantina de rubio cabello
y ojos que parecen pedazos de cielo,
mientas la costura mezcla con el rezo,
ve todas las tardes pasar en silencio
los seminaristas que van de paseo.

Baja la cabeza, sin erguir el cuerpo,
marchan en dos filas pausados y austeros,
sin más nota alegre sobre el traje negro
que la beca roja que ciñe su cuello,
y que por la espalda casi roza el suelo.

Un seminarista, entre todos ellos,
marcha siempre erguido, con aire resuelto.
La negra sotana dibuja su cuerpo
gallardo y airoso, flexible y esbelto.
Él, solo a hurtadillas y con el recelo
de que sus miradas observen los clérigos,
desde que en la calle vislumbra a lo lejos
a la salmantina de rubio cabello
la mira muy fijo, con mirar intenso.

Y siempre que pasa le deja el recuerdo
de aquella mirada de sus ojos negros.
Monótono y tardo va pasando el tiempo
y muere el estío y el otoño luego,
y vienen las tardes plomizas de invierno.





Desde la ventana del casucho viejo
siempre sola y triste; rezando y cosiendo
una salmantina de rubio cabello
ve todas las tardes pasar en silencio
los seminaristas que van de paseo.

Pero no ve a todos: ve solo a uno de ellos,
su seminarista de los ojos negros;
cada vez que pasa gallardo y esbelto,
observa la niña que pide aquel cuerpo
marciales arreos.

Cuando en ella fija sus ojos abiertos
con vivas y audaces miradas de fuego,
parece decirla: —¡Te quiero!, ¡te quiero!,
¡Yo no he de ser cura, yo no puedo serlo!
¡Si yo no soy tuyo, me muero, me muero!
A la niña entonces se le oprime el pecho,
la labor suspende y olvida los rezos,
y ya vive sólo en su pensamiento
el seminarista de los ojos negros.

En una lluviosa mañana de inverno
la niña que alegre saltaba del lecho,
oyó tristes cánticos y fúnebres rezos;
por la angosta calle pasaba un entierro.

Un seminarista sin duda era el muerto;
pues, cuatro, llevaban en hombros el féretro,
con la beca roja por cima cubierto,
y sobre la beca, el bonete negro.
Con sus voces roncas cantaban los clérigos
los seminaristas iban en silencio
siempre en dos filas hacia el cementerio
como por las tardes al ir de paseo.

La niña angustiada miraba el cortejo
los conoce a todos a fuerza de verlos...
tan sólo, tan sólo faltaba entre ellos...
el seminarista de los ojos negros.

Corriendo los años, pasó mucho tiempo...
y allá en la ventana del casucho viejo,
una pobre anciana de blancos cabellos,
con la tez rugosa y encorvado el cuerpo,
mientras la costura mezcla con el rezo,
ve todas las tardes pasar en silencio
los seminaristas que van de paseo.

La labor suspende, los mira, y al verlos
sus ojos azules ya tristes y muertos
vierten silenciosas lágrimas de hielo.
Sola, vieja y triste, aún guarda el recuerdo
del seminarista de los ojos negros..."

(Miguel Ramos Carrión)

Siendo jovencita escuché estos versos que de alguna forma me impactaron. Un día los escuché recitar por mi amiga Fina, autora del blog Luna del alba y me alegré de recuperarlos porque no me acordaba del nombre. Pensé publicarlos en el blog más adelante pero el tiempo pasó.
Hoy me los envía un amigo y de hoy no pasa. Aquí están.
Si queréis escucharlos recitados os dejo el enlace de Fina. Pincháis sobre el nombre y os lleva a la página



Breve biografía
Miguel Ramos Carrión nació en Zamora (España) en 1848 y falleció en Madrid en 1915. Se lo conoce con el seudónimo de "Boabdil el Chico"y fue un autor que colaboró con la creación de comedias y zarzuelas de importantes autores, las cuales alcanzaron una gran fama. Entre los artistas con los que trabajó se encontraron Vital Aza y Federico Chueca.
Toda su vida estuvo vinculado con la literatura, habiendo trabajado como secretario de la Sociedad de Autores y fundado el semanario Las disciplinas de una clara orientación satírica. La mayoría de sus poemas los publicó en el espacio literario Blanco y negro, demostrando una gran habilidad para la escritura de versos picarescos y jocosos.

22 comentarios:

  1. Madame, qué preciosidad de historia contada en verso! No me sorprende que la haya impactado. A mí me ha emocionado muchísimo leerla. Es bella y romántica.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que le guste madame. Era muy jovencita cuando le leí y me encanto tanto que nunca e olvidé del todo. Y gracias a esta amiga lo recuperé.
      Bisous

      Eliminar
  2. Una preciosidad para leer y escuchar de vez en cuando.
    Gracias Katy nunca la había oído.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toca un poco nuestra sensibilidad. Es fácil imaginarlo.
      Bss

      Eliminar
  3. A Miguel Ramos Carrión, lo encontré buscando información sobre el Dr. Vital Aza, pero no conocía estos versos y me alegro de haberlos descubierto, tienen algo que al final deja las puestas abiertas. Muchas gracias por compartir. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me alegro de poder mostrarte algo bello que no conocías.
      Bss

      Eliminar
  4. Desconocia los versos pero son realmente hermosos y emocionan el alma y sientes la pena de ese amor que solo se expreso en fugaces miradas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que fue un amor mas intenso que muchos amores consumados y olvidados. Le ayudó a vivir hasta el final con su recuerdo.
      Bss

      Eliminar
  5. Qué historia tan triste, la verdad es que emociona leer el desenlace.
    Un beso Katy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, pero sin embargo hay mucha belleza en estos versos. A mi desde luego me ha llegado de joven y ahora:-)
      Bss

      Eliminar
  6. Muchas gracias amiga. A mi me pasó igual, impacta.
    No atino a decirte y a agradecerte tu amistad. Es una etapa nueva de mi vida la que tengo que asimilar y espero poder lograrlo aunque me esta costando mucho. Da gusto ver que alguien que no me conoce, hace algo asi, llega al alma. Muchas gracias Katy, para mi aunque no nos hemos visto eres una persona muy querida y me gustaría poder sacar palabras para poder darte las gracias por tu trabajo, pero ahora son muy pocas las que salen, pero si quiero decirte GRACIAS!, MIL GRACIAS! por poder seguir compartiendo contigo.
    Que tengas un feliz día a día y cuídate mucho, yo te aprecio y quiero mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecerte yo a tí Fina, que en tu silencio compartes tanto. Cada vez que te oigo me llegan tus palabras, da igual lo recites, es cómo lo dices. Gracias ti recuperé estos versos que guardaba en la memoria y aún resuenan dentro. Yo también te quiero por tu calidez y cercanía. Deseo de corazón que las cosas cambien en tu vida y pronto puedas seguir compartiendo tu voz con nosotros.
      Bss

      Eliminar
  7. Jo...una sabe que el romance no va a tener "happy end" pero de alguna manera espera que sí... Los amores que matan nunca mueren, dice Sabina :)

    Un beso, Katy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es triste y los amores platónicos casi nunca tienen ese happy end. Quizás por eso esta historia nos llega más.
      Bss

      Eliminar
  8. Qué maravilla. Tiene el triste final de lo imposible. Muchas gracias por traerlo aquí. Ni conocía estos versos ni a su autor y bien que merece la pena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es una maravilla. Aúna lo idílico, los sueños, los deseos, la fidelidad, loa amores imposibles. Un poco ingenio pero a la vez muy real. Desde luego a mi se me quedó grabado.
      Bss

      Eliminar
  9. Katy lindo Post gracias por su visita saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la tuya José Ramón. Un abrazo

      Eliminar
  10. Boa tarde, conhecia superficialmente, fiquei a conhecer melhor a tristeza que traduz, é bom ler e saber que nem tudo é feliz.
    AG
    http://momentosagomes-ag.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La felicidad plena creo que no existe. En medio de su tristeza ella fue fiel a ese amor soñado.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Qué bella historia y triste historia.
    Besos katy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como dices una historia de amor contada en verso. Pero en dónde la historia en sí tiene mayor peso que la rimas.
      Bss

      Eliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate