Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

lunes, 10 de septiembre de 2012

Establecer prioridades


Amas la vida? Entonces no malgastes el tiempo, 
porque ese es el material de que está hecha la vida. 
(Benjamín Franklin)

Es una de las palabras de moda y que se emplea continuamente. Hay que saber priorizar y eso lo entendemos todos. Tenemos que establecer prioridades, lo que presenta algo más de dificultad es establecer cuales son nuestras prioridades.
Lo que presenta algo más de dificultad es establecer nuestras prioridades. Recuerdo que en Escuela de Padres hacíamos un ejercicio que era hacer una escala de valores. Cada uno hacíamos una lista en la que enumerábamos de 1 a 10 lo que era lo más importante para cada uno en la vida. (Familia, dinero, trabajo, hijos, amor tiempo libre, deportes, amigos, estudios, salud etc.) ¿Lo habéis hecho alguna vez?

Este post nace a raíz de haber encontrado unas cuantas hojas de años diferentes de estas escalas personales. Me encantó comprobar que no han variado demasiado
El segundo paso era que el monitor recogía las papeletas que eran anónimas y las mezclaba. Las repartía de nuevo con lo cual nadie tenía la suya. Se leían se comentaban y se sacaba la media de cada uno. Curiosamente a veces a raíz de los diálogos se cambiaba el orden de las “prioridades”

¿En base de qué? En base de nuestro tiempo. Tenemos que organizar nuestro tiempo en base de nuestra escala de valores. Dedicar más tiempo a lo que más nos importa. Eso es dar prioridad o priorizar.
En nuestra vida no solo general sino diaria, en cada lugar dentro de la familia, de nuestro trabajo, tendríamos que atender aquello que es más urgente y más necesario.

Es en este punto en dónde a veces nos hacemos un lío. No tenemos tiempo para gestionar adecuadamente todo lo que tenemos y queremos. Muchas veces nos vemos envueltos en una serie de eventos, actividades y obligaciones que nos impiden organizarnos adecuadamente y perdemos el control de nuestro tiempo.
Consecuencia otra palabra de moda: estrés. Nos estresamos (yo lo llamo agobio)

De aquí viene la tercera palabra de moda: planificar
Planificar nuestro tiempo, gestionar el que tenemos en orden de importancia de nuestras tareas diarias. O sea volvemos al punto de partida.
No voy a ser yo quién de clases de planificación que ando como los demás a tortazos con el tiempo. Con la agenda en la mano y a carrera limpia. De mis prisas nació “Pasitos Cortos” que aún a veces siguen siendo zancadas.

Lo que si que he aprendido y digo aprendido que no siempre aplicado es a relativizar. Si no llego no llego. Me lo tomo con más tranquilidad pero eso si siempre intento hacer lo más. “Para mi el tiempo es oro” aunque no me obsesiono con el reloj. Es mejor la calidad que la cantidad. Soy más flexible, me exijo menos y sobre todo intento disfrutar al máximo de todo lo que hago. Esa si que es mi prioridad a esta alturas y la otra es dar lo mejor de mi en cada momento.

Y después de este preámbulo os dejo un ejemplo de lo que es priorizar nuestras acciones. Creo que os quedará clarito



Una señora bien entrada en años estaba en la cubierta de un barco agarrando su sombrero firmemente con las dos manos, para que el viento no se lo llevara.

Un caballero se le acerca y amablemente le dice:
-Perdóneme Sra… no quiero incomodarla, pero se ha dado cuenta que el viento le está levantando el vestido?

-Si claro pero necesito las dos manos para sostener mi sombrero.
-Pero debe saber que sus partes íntimas están siendo expuestas le dice el hombre.

La viejecita mira para abajo y luego para arriba y le responde:
-Caballero, cualquier cosa que se vea desde aquí para abajo tiene 85 años…
¡El sombrero lo compré ayer!

22 comentarios:

  1. Jajaja, buena respuesta la de la anciana, creo que estoy cerca de responder como ella, hace bastantes años que dejé de llevar reloj como una forma de recordarme que yo soy la que decido que es lo primero.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta claro que que cada uno establece sus prioridades y son solo suyas. Y sobre el saber reír es una estupenda
      Bss

      Eliminar
  2. Las mujeres lo tenemos un poco mas fácil, somos capaces de hacer mas de una cosa a la vez. Una buena entrada Katy.
    Saltos y brindis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón pero eso es un "handicap" más que un beneficio al menos para mi. Cada vez se menos:-)
      Bss

      Eliminar
  3. El ejemplo es genial jijijiji creo que yo habría hecho lo mismo.
    En cuanto al tiempo, no sé por qué razón, cada vez me falta más y creo que está bien porque debe de ser que cada vez me interesan más cosas, he de priorizar, claro está y tengo claro que no dispondré del suficiente para hacer todo lo que quisiera y esto si me genera frustración.
    Besos, preciosa y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente genera frustración por eso hay que priorizar todo lo que se pueda. Porque el tiempo son solo 24 horas. No hay mas al día. Pero eso se aprende con los años
      Bss

      "El futuro es algo que cada cual alcanza a un ritmo de sesenta minutos por hora, haga lo que haga y sea quien sea".
      Clive Staples Lewis

      Eliminar
  4. Madame, personalmente detesto planificar. Me resulta francamente odioso y me suena a rutina. Seguramente daría mejores resultados, pero entonces prefiero que sean peores :)

    Lo de "si no llego no llego" está muy bien cuando se trata de cosas que solo atañen a una misma, pero una no puede echarse a la espalda tan alegremente el resto. O por lo menos me parece que no estaría bien hacerlo.

    La ancianita era muy ingeniosa, pero... acaso las ruinas de Pompeya no son más valiosas que un sombrero nuevo?

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente "Si no llego no llego" entra dentro de las prioridades de cada uno. Y llegar a limpiar, o al cine., o a llevar la comida a mi madre, o dormir la siesta depende, Por eso cada uno debería las suyas y vivir de acuerdo con ellas si puede y le dejan. Si no genera frustración, angustia, estrés, etapas por las que casi todos hemos pasado y pasaremos.
      No se puede planificar todo porque hay imprevistos, pero si establecer un mínimo de orden, los colegios tienen un horario, los comercios, las consultas médicas etc.
      Lo que a mi me parece válido y coherente no tiene por que ser la mejor opción para otro en ningún caso, aunque a veces se coincida y así se crean los lazos afectivos.
      Conozco mucha gente que llama "piedras a las ruinas" se aburre y prefiere ir de compras aunque esté en Siria.
      No seré yo quién haga juicios de valor.
      Bisous madame.

      Eliminar
  5. Es algo que intento hacer desde hace mucho tiempo, priorizar. Y desde que conocí al que hoy es mi marido empecé a relativizar que es lo que él hace.
    No sé si lo logro al 100% pues soy de las que se agobian y hacen un mundo de cualquier nimiedad.

    Un abrazo Katy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que intentarlo por lo menos para tener una mínima estabilidad. Cunado nacieron mis hijos tenía clarísimo ¡que era lo prioritario. Aunque fuera solo único. No me podía ir a maquillar los pies y dejarles sin comer. Luego la cosa se fue complicando. Cuando hicimos Escuela de Padres la cosa se fue clarificando. Pero apenas ahora que ya tengo una edad madura veo las cosa con más claridad para mi. "No por mucho madrugar amanece más temprano" Pero sigo planificando lo prioritario. No me queda otra porque lo primero que era lo primero sigue aún siéndolo. Lo demás puede espera.
      Bss

      Eliminar
  6. En nuestras vidas, hay muchas cosas que son prioritarias.

    Tambièn lo deberìa ser el aceptarnos a nosotros mismos y querernos màs.
    Somos importantes y eso vale.

    Didàctica, divertida y reflexiva entrada.

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Así es cada uno tiene como prioritario diferentes motivaciones. Y aún así hay que cambiar a veces.
      Aceptarnos a nosotros mismos sería la base sobre el que sustentan los demás.
      Bss

      Eliminar
  7. Hola Katy. Si, yo hice ese tipo de valoraciones en el curso de monitores de tiempo libre; desgraciadamente, se comenzaba por lo material y no es casualidad, se nos ha enseñado para ello.
    La atención y afecto a los hijos, casi ni era nombrado, la salud, las amistades...bien, que voy a contar. Si ese orden cambiase, mejor nos iría y, la prima de riesgo sería positiva, y puede que ni siquiera se contemplara.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado tu reflexión Marcelo. En cada contexto las prioridades son diferentes. No son lo mismo los jóvenes, que los padres de familia o los mayores. Lo que si es constable es lo que dices. Si se pudiera comparar la escala de valores de los jóvenes de ahora con las de nuestra generación nos llevaríamos una sorpresa.
      La educación es uno de los pilares para que cada uno vaya forjando su propia escala de valores.
      Bss

      Eliminar
  8. Jajajaja ¡Bien por la señora! Seguro que si hubiera sido un cañón de 25 años, el hombre no hubiera tenido tanta prisa en que soltara el sombrero para bajarse el vestido :D

    Me apunto la lección, katy. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena observación Alma, si hubiese tenis¡do 25 el primero en no avisar sería él.
      Bss

      Eliminar
  9. No siempre logramos imponer nuestro criterio o nuestra necesidad, a la hora de decidir qué es prioritario. Tendemos a desear poner en primer lugar lo que nos hace felices o nos causa placer (aunque éstas no son necesariamente la misma cosa), pero al final lo que sucede es algo parecido a ir por una carretera, con mucha prisa, acelerados por un asunto urgente, y cuando llegamos a una rotonda, en la que "usted no tiene la prioridad", debemos detenernos y ceder el paso a asuntos que las circunstancias nos obligan a seguir.
    A veces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente suele ser así, porque solo educamos en el placer y el bienestar. No entran en las prioridades de la mayoría, el sacrificio, la solidaridad, el darse si recibir nada a cambio. Valores todos obsoletos. Y cuando algo de esto llama a la puerta hay que fastidiarse y atender lo que no nos apetece.
      Lo prioritario también es cambiante. Muy bueno lo de la rotonda Dlt.
      Bss

      Eliminar
  10. Tema interesante, Katy. Creo que cada uno sabe muy bien qué es prioritario para si mismo. Si me preguntas te diría que la propia vida, saber cuidarse para poder cuidar a los demás. Todo lo relacionado con la salud para mi tiene prioridad,lo demás es secundario.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente he experimentado a lo largo de la vida cómo han ido cambiando mis prioridades en función de los años. No es lo mismo cuando se tienen 15, 20, 35 o ...
      Lógico. La salud va adquiriendo mayor importancia cuando nos damos cuenta que sin ella nada es posible.
      Bss

      Eliminar
  11. Me encantó! yo habia visto otro tipo de ejercicio referido a las prioridades (pero nunca lo hice) te paso el link si te interesa verlo
    http://www.youtube.com/watch?v=s-C-bJd2agg

    ResponderEliminar
  12. Gracias por el enlace. En dinámicas de grupo hay muchos ejercicios y no es precisamente lo que quería destacar.
    Esta es una reflexión en voz alta a raíz de encontrar estas listas. He escrito un diario desde los 12 años y de vez en cuando me encanta comprobar dónde estoy en el momento actual que es lo que verdaderamente me importa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate