Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

martes, 20 de marzo de 2012

"Hay emociones que pueden matarte"

"Cada pensamiento, cada emoción, cada nuevo despertar de alguien a la conciencia de Dios eleva la vibración del planeta."
Dra. Elisabeth Kubler-Ross

Entrevista a: Stella Maris Maruso, terapeuta que aplica la psico-neuro-endocrino-inmunología
Tengo 55 años. Nací en Buenos Aires, donde vivo. Educo a personas que atraviesan crisis severas. Estoy casada y he criado cuatro hijos. ¿Política? Ayudar a los demás a vivir hasta el último instante. ¿Dios? No soy religiosa, soy espiritual: experimentar la trascendencia me sana.
¿Cuántos pacientes?
-Casi 30.000 en los últimos 30 años, con enfermedades de todo tipo, cánceres…
¿Cómo los ayuda?
-No tratando de no morir, sino de vivir hasta morir, de morir bien.
¿Qué es morir bien?
-Vivir hasta el último instante con plenitud, intensamente. Vivir más no es más tiempo, sino sentirte alegre por estar aquí y ahora.
¿Acaso no vivían antes de enfermar?
-¡Muchos agradecen a su cáncer que les haya enseñado a ser felices, a vivir! La enfermedad es una oportunidad de enriquecerse.
Mejor que no llegue.
-¡Pero llega! El dolor entra en todas las casas. ¡Y esto hay que saberlo! Deberíamos aprender desde niños que morir es parte de la vida, y a fortalecernos en cada contrariedad.
No nos lo enseñan, es verdad.
-Al no aprender a dominar la mente, vivimos arrastrados por ella. Es malvivir: ¡la mente es demasiado loca para confiarle tu vida! Confíale tus negocios, ¡pero no tu vida!
¿Por qué no?
La mente va de excitación en excitación, te impide gozar la vida. Los médicos dicen que padecemos ‘síndrome de déficit de deleite’: ¡no sabemos gozar de lo que nos da la vida!
Yo lo procuro.
-Un 10% es lo que te pasa y un 90% es lo que haces con lo que te pasa.
Cuestión de actitud. ¿Cuál es la mejor?
Sentir pasión ante la incertidumbre de la vida, ante lo que sea que vaya a traerte.
¿Sea lo que sea?
-Sí. Los psiquiatras detectan que hoy padecemos de neurosis noógena: falta de responsabilidad y sentido de la propia existencia.
Pues sí que andamos mal.
-Sí, pero la ciencia vanguardista trae buenas noticias: acudiendo a tu interior puedes obtener todo lo que necesites, producir endógenamente todas las drogas analgésicas, euforizantes… ¡Puedes aprender a sanarte!
¿Y prescindir de la medicina?
-Hablo de la TERCERA REVOLUCIÓN DE LA MEDICINA: después de la cirugía y los antibióticos, llega la psiconeuroendocrinoinmunología.
A ver si me cabe la palabra en una línea.
-Es la disciplina que integra psiquismo y biología, tras treinta años de investigaciones de sabios como Carl Simonson, Robert Ader, Stanley Krippner…
¿Qué postulan?
-La interconexión del sistema nervioso central, el nervioso periférico, el endocrino y el inmunológico. Te lo resumo: ¡las emociones modifican tu capacidad inmunológica!
Así, ¿una emoción puede enfermarme?
-La angustia ante lo incierto, el miedo, la desesperanza, el remordimiento, la rabia… ¡Cada una tiene su bioquímica! Y es venenosa, es depresora del sistema inmunológico.
¿De un día para otro?
-La salud no es un estado: es un proceso, y muy dinámico. ¡Por tanto, siempre puedes reforzar tu salud si trabajas tus emociones!
¿Las trabaja usted con sus pacientes?
-Sí. Hay pacientes ordinarios, sumisos a creencias establecidas, y pacientes extraordinarios, que generan creencias sanadoras.
Creer que puedes curarte… ¿puede curarte?
-Hay un viejo experimento famoso: a cuarenta mujeres con cáncer de mama, el médico les contó que la quimioterapia las dejaría calvas. Luego, sólo suministró quimioterapia a veinte mujeres y dejó que las otra veinte creyesen recibirla…
Y no me diga que…
-Sí, sí: el 60% de las segundas quedaron tan calvas como las tratadas con quimioterapia. ¿Qué modificó la bioquímica interna de esas mujeres? ¡Sus propias creencias!
Inducidas por el médico.
-Lo que demuestra el enorme poder del médico. ¡El médico puede estimular con su actitud la capacidad autocurativa del paciente! Un hijo mío es médico: a él y a todos los médicos les ruego que jamás le digan a un paciente que su condición biológica es irreversible. Ese es el único pecado médico.
Pues hay diagnósticos que desahucian.
-Son condenas: matan más que el tumor. Acepta el diagnóstico que sea, ¡pero jamás aceptes un pronóstico! Jamás: si abandonas la esperanza de mejorar, de luchar por tu propia salud…, activas el suicidio endógeno.
Pero sembrar falsas esperanzas…
-¿Falsas? A mi padre le pronosticó el médico tres meses de vida por un diagnóstico de cáncer de próstata diseminado al hígado. Trabajamos juntos con amor, relajación, meditación, nutrición… y al año no tenía células cancerosas. Vivió 18 años más.
¿Qué dijo su médico?
-‘Milagro’, dijo. Remisión espontánea. Desde ese día cerré mi empresa y me volqué a ayudar a otros como a mi padre. Y yo hoy vivo en la frontera del milagro: la remisión es un efecto colateral en enfermos que han abrazado las fuerzas de la salud, la vida.
¿Cómo han dado ese abrazo?
-Sintiendo que la enfermedad enriquece su vida y que morir no es un castigo, ampliando el círculo de lo que les importa y poniéndose al servicio con amor por la vida que nos traspasa, escapando de su cabeza y empezando a sentir: a reír, a llorar… Se han permitido asombrarse y han experimentado estados de trascendencia…
¿Qué entiende por trascendencia?
-Liberarte de tu historia pasada y del temor por la futura. La meditación ayuda mucho. Y eso cambia tu bioquímica: estás sano, ¡vives! Por el tiempo que sea, estás vivo.

“Con los ojos abiertos, ves. Con los ojos cerrados, sabes."

Stella Maris Maruso es una gran terapeuta argentina discípula de la Dra. Elizabeth Kübler Ross que aplica la moderna psico-neuro-endocrino-inmunología (que ella explica en la entrevista ) y una de esas personas cuya vida personal y laboral contribuyen a dejar el mundo mejor que cómo lo encontraron.
Esta entrevista me llego a través de un e-mail y lo reproduzco tal y como me llegó-

18 comentarios:

  1. Son muchas las obviedades, pero casi todas ellas pasan desapercibidas en la vida de la mayoría de las perdonas. La medicina legal ya hace tiempo que admite que en toda enfermedad hay un importante componente psíquico, por tanto la curación también viene de la mente. Un abrazo, Katy.

    ResponderEliminar
  2. No sé si es verdad lo del componente psíquico. Por más que se diga, yo he visto caer auténticos robles, sucumbir donde otros más frágiles triunfaron. Sin embargo, nada se pierde con intentar sacar partido del lado psicológico, por si sirve de algo.

    Feliz día, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Katy por compartir esta verdad de la que yo doy fé. Yo sali del agujero que veia en la pard del hospital, sacandome una frase que una gran amiga, que mas o menos practica esa tecnica, desde la barriga, ya ves amiga, yo en mi casi insconsciencia la sacaba y la leia, y eso me hizo salir de ese agujero. No siempre se consigue, pero teniendo una buena ayuda si.
    Que tengas un buen dia a dia. Cuidate mucho y sigue haciendo esto que tan bien haces.
    Un abrazo de osa menor.

    ResponderEliminar
  4. La actitud ante la enfermedad, las ganas de vivir, el afán por superarse, son el 50% de nuestra salud, sí, estoy de acuerdo, pero no estoy de acuerdo con esta frase: "¡Muchos agradecen a su cáncer que les haya enseñado a ser felices, a vivir! La enfermedad es una oportunidad de enriquecerse."

    No quiero aprender a vivir gracias a una enfermedad, deseo y espero que mi felicidad no dependa de estar enfermo. Y por supuesto tampoco lo deseo para los seres que quiero.

    Sí, ya sé que una enfermedad te hace valorar las cosas importantes de la vida, las cosas que en un estado de salud nos pasan desapercibidas; sin embargo yo prefiero disfrutar de esas cosas con salud aunque sin reparar en ellas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Deberíamos de aplicar estas sencillas reflexiones expresadas a través de las respuestas de la entrevista a todos los ámbitos de la vida, no sólo introspectivo e individual, sino también a las relaciones, al trabajo, a la familia. A absolutamente todo.

    ResponderEliminar


  6. Los rododendros ya han florecido
    coloreando de naciente primavera mi balcón
    y mi corazón sé vestirá de hojas de alegría.

    La alegría que este amanecer te envío
    sobre el dorado crepúsculo de la poesía
    para ser amonestado el silencio del vacío...

    Mis retinas se detendrán
    en la estación con más acuarelas
    que han podido brotar
    de la diestra paleta del pintor...

    Un beso con sabor a inaugurada primavera

    María del Carmen


    ResponderEliminar
  7. Yo soy fundamentalmente descreída. Por ejemplo me cuesta mucho creer que el cáncer de prostata del padre de ese señor remitiese espontáneamente después de que el decididera curarse...supongo que con esta actitud lo llevo clarito si me ocurre algo, pero es que no tengo otra :D

    Creo, obviamente, que el positivismo, las ganas de vivir, la valentía y el coraje ayudan a superar una enfermedad grave y además merman mucho el drama que supone, pero no pueddo creer que curen por si mismas. Un beso, kATY

    ResponderEliminar
  8. el 'si quieres, puedes' aplicado al campo de la salud, nunca me ha parecido muy fiable. pero lo de que muchos han aprendido a ser felices gracias a un cáncer... me parece demasiado fuerte.
    en fin.

    saludos... sin anís! :)

    ResponderEliminar
  9. No pensaba contestar individualmente pero acabo de subir de hablar con una amiga que me dijo que iba a ver a otra al hospital que le han hecho la masectomía. Y me dijo con palabras textuales: "No lo entiendo, ella está más contenta que unas castañuelas porque le iban a dejar la mama mejor que la tenía"
    ¿Se le ha ido la pinza? ¿Está optimista? ¿Se ha aplicado en practicar la autoayuda?
    Que quieres que te diga, ni entro ni salgo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Cuanta razón Katy, estoy del todo de acuerdo. Gracias por pasarnos la entrevista,
    un fuerte abrazo y feliz, buena semana.

    ResponderEliminar
  11. Interesantisimo lo que has compartido, tiempos de cambios de mentalidad sean bienvenidos.

    Cariños

    ResponderEliminar
  12. Desconocía a Stella M. Maruso.
    Creo que las emociones pueden causar serio daño en personas de gran sensibilidad.
    "De pena también se muere ...."- suele decirse.

    A la doctora Elizabeth K. Ross la tengo presente. Leí:"La muerte : un amanecer" hace algunos años .
    Un texto ameno , "abridor" de las compuertas del alma .
    Leerlo amaina el dolor cuando un ser amado muere.
    Ross enlaza la psicología con el plano de lo trascendente.
    Narra , además , en otros libros experiencias personales.Siempre apuntando a situaciones límites entre la vida y la muerte.
    Ratifica la importancia del "buen morir".
    Vale la pena leer sus libros.
    Re interesante este artículo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. "El mundo esta lleno de sufrimiento, pero rebosa de personas que lo han vencido y en su lucha descubrieron algo valioso." (Hellen Keller)

    Muchas gracias por vuestros comentarios. Si os ha servido para reflexionar estupendo.
    Hay diversas teorías y diversas maneras de ver las cosas.
    Yo creo en el poder de la mente, aunque no haya desarrollado todo mi potencial y sé que podemos mejorar nuestro estado de ánimo con una actitud positiva.
    Pero nadie puede afirmar ni negar las vivencias de otro que son sumamente personales.
    Por tanto no os voy a contestar de una a una porque cada uno tiene su propia visión y todas son igual de respetables y enriquecedoras y os agradezco de corazón que las hayáis compartido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Tendría que ir a ver a esa señora mi mente me puede.

    Katy, has quitado la opción "seguir los comentarios mediante correoelectrónico " y m ees dificl ver tus contestacioenes.
    Te dejo ese enlace para que veas de lo que te hablo.

    http://reflexiones-historias.blogspot.com.es/2012/03/suscripcion-comentarios-en-blogger.html

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. No he quitado nada Chelo, porque no he tocado nada. Todo está como estaba. El enlace seguir por
    e-mail está en el blog debajo del logotipo de pasitos sígueme. Miraré a ver si es que Gogle ha modificado algo, Lo único que he quitado es la verificación de las palabras para facilitar el asunto.
    Bss

    ResponderEliminar
  16. Katy... creo firmemente en que la salud está directamente relacionada con la forma de vivir, de sentir, de pensar... a veces, es posible que un cuerpo enferme sin remedio de ningún tipo y llegue la muerte, pero el dolor es menos dolor si tengo tu mano, si tengo tu ayuda, si tengo tu cariño... por eso... por ello... porque lo necesité... porque aún lo necesito... Mi terapia es... Un Jardín para MariCari y también, afortunadamente... Pasitos cortos ;-)
    Me ha gustado leer esta entrada, te agradezco enormemente que la hayas compartido, que la hayas escrito para que podamos tener más herramientas para vivir mejor... porque el conocimiento es vida y de la buena, gracias amiga, siempre tan generosa.... muac!!

    ResponderEliminar
  17. Sí, las emociones pueden matar o curar depende como lo encaremos. Y es cierto que no nos enseñan a morir, es algo que deberiamos tener claro porque forma parte de la vida. A muchas personas esto les envenena, ese miedo no les deja vivir, qué ironía.

    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Es fascinante Katy, la verdad es que uno intuye que hay algo más alla afuera, pero se hace dificil encontrarlo, la meditación es una buena via sin dudas.
    Te mando un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate