Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

lunes, 25 de octubre de 2010

Cómo mantener un buen matrimonio

Consejos de la abuela sobre la felicidad matrimonial

Un hombre y una mujer estuvieron casados más de 60 años. Habían compartido todo, hablaban de todo y no se habían guardado ningún secreto jamás.
Lo único que no compartían era una caja de zapatos que la viejecita tenía en su armario y le había pedido a su marido que nunca la abriera y que no le preguntara sobre ella.
Cuando el médico les dijo que la enfermedad de la viejecita era terminal, él trató de arreglar todas las cosas de que ella antes de que muriera, y así se encontró con la caja de zapatos y se la llevó a la viejecita a su cama.
Ella le dijo que ya era hora de que supiera lo que había dentro. Cuando la abrió encontró 2 muñecas de trapo y 95.000 euros. Él sorprendido le preguntó qué significaba aquello
Ella respondió:
-“Cuando nos casamos, mi abuela me dijo que el secreto de un buen matrimonio era no discutir jamás; que cada vez que me enfadara contigo debería guardar silencio y hacer una muñeca de trapo”.
El viejiecito se tuvo que contener para no llorar, ya que sólo había dos muñecas en la caja.
-‘”Oye cariño,- le dijo:
- Ya entendí lo de las muñecas...pero ¿y el dinero? ¿De dónde salió?
-“Ah", dijo la viejecita
- Ese dinero es lo que gané con todas las muñecas que vendí”.

Plegaria de la Esposa
Dios mío:
Te pido SABIDURÍA para entender a mi marido, AMOR para perdonarlo y PACIENCIA por sus olvidos, porque si te pido FUERZA seguro que lo mato a tortazos ya que yo no sé hacer muñecas de trapo.
Amén.

26 comentarios:

  1. Qué lección.
    Se me ocurre que debería estar el mundo lleno de muñecas de trapo...No estaría mal, Verdad?
    Besos

    ResponderEliminar
  2. jijjjiii, que buen final tenia el cuento!
    No me salian a mi las cuentas, madame. Tambien me parecian muy pocas muñecas!

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Katy disfrute la entrada. Es chistosa, pero la moraleja es que hay que saber vivir con los demás. No todo lo que se piensa se puede decir; el respecto se pierde y luego todo lo demás. Besos! Nathalie(mundo bizcocho).

    ResponderEliminar
  4. hola vengo del blog de Andres y acabo de leer esta ultima entrada y no sabes cuanto me rei la pena que yo tp se hacer muñecas de trapo una lastima xDDD , me llevo tu banner por que tu blog me encantó,

    un beso enorme

    ResponderEliminar
  5. Je,je, la plegaria es graciosísima. Es bueno empezar la semana conbuen humor.

    Besos, Katy.

    ResponderEliminar
  6. Hola

    Me llamo Cristina soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

    Si estás de acuerdo. Házmelo saber a cristina.cister@hotmail.com

    Suerte con tu web! :)
    Cristina

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja, me encantó Katy. No veas lo práctica que es la viejecita, jajajaja.
    En cuanto a la plegaria final, la suscribo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Cando si es cierto. Lo que pasa que mno todos sabemos hacer muñecos de trapo:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Jaja Madame veo que le ha hecho gracia. La viejcita aprendión bien la lección de la abuela.
    Bisous y buenas noches.
    P.D, Espero verla pronto de nuevo

    ResponderEliminar
  10. Hola Nathalie cierto, cuando se vive en común aunque sea con la familia, amigas, si se pierde el repeto se acabó la convivencia. Para mi es la base.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias Isabella. Me pasare por tu blog en cuando pueda. Bienvenida y encantada que te guste este popurrí.
    Oto beso para ti

    ResponderEliminar
  12. Bueno Perikiyo, tu formas parte del otro lado. Me alegro que te lo tomes como se pretende. Con humor jajaja.
    Un beso ya sabemos que ers buena gente:)

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias Cristina. Ya me lo pensaré porque a estas horas de la noche estoy dormida:)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Pues si Elena, tenia la mujer los pies en el suelo, conservó al marido y encima le dejó una buena herencia :) Lo mejor la plegaría
    Un beso y a descansar.

    ResponderEliminar
  15. jejeje, has logrado que sonria y eso es mucho ultimamente.
    Me ha gustado mucho la historia, jejeje

    Un abrazo.

    Andrés Z.

    ResponderEliminar
  16. Hola Andrés prohibido dejar de sonreír. Yo me paso todos los dias por un blog desde hace tiempo y"Todo en broma y nada en serio" Te recomiendo que te pases de vez en cuando y así comienzas el dia con más optimismo:)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Me gusto mucho la plegaria!
    Pero lo de las muñecas de trapo ha quedado algo demodé.
    Hoy convendría mas hacer artesanías estilo etnicas o "vintage" que estan de moda Ja!
    Gracias por pasar por mi blog y tus buenos deseos. Te dejo un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  18. Jajaj Cesi, ya lo creo que pasaron de moda, pero ella era viejecita, y aún la cabeza bien amueblada.
    No me des las gracias. Es un placer leerte por el continente y más aún por el contenido. Quiero estar presente en el acontecimiento.
    Besos y te siento happy.

    ResponderEliminar
  19. JAJAJAJAJAJJ...Que bueno katy, que bueno...Baya con la viejecita...que sabia, si es que lo que no se nos ocurra a nosotras....Katy tienes un regalo en el bloc, premios otorgados por mís amigos, el el de las letras de oro, espero que te guste...cosecha mía...besos

    ResponderEliminar
  20. La verdad e que es una historia que bascula entre la emoción, la simpatía y la reflexión. Tantas serán las muejeres que estarán haciendo muñecas, una por día... Paciencia, comprensión, y un poquito de intimidad nunca están de más.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Lo que no se nos ocurra tu lo has dicho.
    Un beso Carmen, pasaré a buscarlo. Ahora me pilla mal porque dentro de un ratito voy a yoga. Pero desde ya te doy las gracis. Seguro que me gusta. ¿A quien no?

    ResponderEliminar
  22. Pue tiene toda la razón Carmen. Es humor pero si sabemos leer entre líneas tambien tiene su connotación real y triste.
    Buen consejo el tuyo paciencia y comprensión son unas de las claves. Y el respeto fundamental.
    Un beso y gracias.

    ResponderEliminar
  23. Sabia lección!!!
    Habría que hacer varias muñecas de trapo!!
    Es cierto que , en ocasiones , vale más el silencio para evitar un jaleo.
    La plegaria me causó mucha gracia!
    Es tal cual!!!
    Está realmente bueno!!!

    ResponderEliminar
  24. Pues si lo mejor la plegaría. Está muy actualizada jaaja. Y vaya por delante la tolerancia.
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Jà, jàaaaaaaaa!!!, el refràn mucha razón tiene: más sabe el diablo por viejo que por diablo. Y que lindo ¡la rabia convertida en muñeca de trapo! ¡y que lindo, la platita de sus rabias se las deja de legado! eso es transformar lo negativo en positivo ¡no cabe duda que, como nos muestra Clarissa, los relatos están llenos de claves importantes para la vida misma y para la práctica de la vida!
    ¡Gracias por acompañarme en el diván y leer los poemillas!

    ResponderEliminar
  26. Veo Eva que te he arrancado una sonora carcajada que me llena de alegría. De gracias nada. Para eso están los amigos. Además ya sabes que me encanta como escribes:)
    Podíamos aprender mucho de este relato.
    Un beso y gracias a ti por pasar.

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate