Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

miércoles, 13 de enero de 2010

El Lenguaje del Cuerpo


Alguna vez ya he traído algún post citando a Louise L.Hay
Aquí os traigo todo un tratado que tiene bases reales. Corrigiendo nuestras posturas mentales podemos ayudar a que nuestro cuerpo funcione mejor. Siempre según la autora.
Nuestro cuerpo refleja nuestros pensamientos y expresa nuestras creencias; porque cuando pensamos lo hacemos con todo el cuerpo y con todas nuestras células.
Hay enfermedades psicosomáticas y su origen está en nosotros.
Nuestras estructuras mentales pueden crear enfermedades o ayudar a nuestra salud. O sea que muchas veces la diferencia entre estar sano o enfermo tiene mucho que ver en la forma que pensamos.
La cabeza representa cómo nos sentimos con nosotros mismos. Tener dolor de cabeza significa frustación y rabia no expresada por respetarnos a nostros mismos.
Nuestro pelo expresa la fuerza perdida por estar sometidos a un elevado grado de estrés. Se debilita y afecta a la fuerza, ocasionando debilidad y perdida del cabello y enfermedad del cuero cabelludo.
Los problemas de oídos se reflejan nuestra forma de escuchar. La atención que prestamos a lo que nos dicen y que nos producen cierto desagrado o disgusto.
Las dificultades visuales nos están revelando que hay cosas que no queremos ver del pasado, presente o futuro.
Las irritaciones nasales significan sentirse sofocado o irritado por alguien próximo, y el dolor de cuello señala falta de flexibilidad con nosotros mismos y con los demás, obstinación y dificultad para ver otro punto de vista.
El dolor de garganta, la tos y el mal funcionamiento de la glándula tiroides indican resistencia al cambio, creatividad frustrada y enojo por no hacerse valer.
Los brazos simbolizan las aptitudes y los antebrazos las habilidades.
En las articulaciones se concentran las emociones antiguas y los codos representan el grado de flexibilidad para cambiar de rumbo.
Las manos son las que expresan cómo nos manejamos con las personas y con las cosas; si nos aferramos, si las rechazamos o si les tenemos miedo.
Los dedos tienen significados diferentes, el índice es el yo y sus miedos, el pulgar es la mente y las preocupaciones, el del medio se relaciona con el sexo y la ira, el anular representa la unión y el sufrimiento y el meñique la familia y las mentiras.
Los problemas en la parte superior de la espalda expresan falta de apoyo emocional; la parte media simboliza la culpa y el pasado y el sector lumbar indica agotamiento y cansancio.
Los pulmones señalan la capacidad de dar y de recibir y las enfermedades pulmonares significan sentimientos de indignidad.
Los trastornos en los pechos revelan que se está exagerando el rol de madres y sofocando a los hijos; y el cáncer de pecho indica resentimiento, culpa y miedo.
El corazón es el órgano del amor y la sangre es la alegría. El amor hace que la alegría circule, y si no hay amor ni alegría el corazón se marchita, se enferma y muere.
Los problemas digestivos se relacionan con la capacidad de asimilar las experiencias que nos atemorizan; y las úlceras representan baja autoestima y miedo a no poder contentar a los demás porque uno no se acepta como es.
Los genitales nos molestan cuando no nos hacen sentir cómodos nuestra condición ya sea de hombre o de mujer y cuando rechazamos el cuerpo por creer que sus apetencias son sucias o pecaminosas.
Las enfermedades de la vejiga se vinculan con la irritación con la pareja y las de próstata con el miedo a la impotencia.
La frigidez tiene su origen en la creencia de que no está bien disfrutar del cuerpo y del auto rechazo.
El síndrome pre menstrual tiene que ver con los hábitos de limpieza y el hecho de no aceptar la menstruación.
El colon es el símbolo de la capacidad de desprenderse de lo viejo que ya no sirve y los dolores de piernas indican miedo a avanzar en cierta dirección.
Las várices son expresión de falta de alegría y de sentirse atrapado en un ambiente que enferma.
Las rodillas, cuando duelen, demuestran falta de flexibilidad, orgullo y obstinación; y la artritis una permanente actitud crítica debido a la necesidad de perfeccionismo.
La piel es la individualidad y los trastornos significan sentirse amenazado por el poder de otro.
Los accidentes, desde esta perspectiva, son deliberados, nosotros los creamos cuando sentimos ira, rebeldía o frustración.
Cualquier dolor es culpa que necesita ser castigada y un dolor crónico es culpa crónica.
Cada uno de nosotros es totalmente responsable de lo que le pasa a su cuerpo.
Fuente: “Usted puede sanar su vida”, Louise L. Hay, Ed. Urano, 1992

18 comentarios:

  1. ¡Ay Katy! Creo que estoy hecha una caca según Louise L. Hay, porque me duele todo lo que citas, hasta el pelo se me está cayendo, ¡con la mata que yo tenía!
    Las estructuras mentales y las psicológicas se me resienten.

    En fin, qué le vamos a hacer, jajaja...

    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Ya había oído hablar de cómo nuestra actitud acaba afectando a nuestro organismo.
    Lo que me ha sorprendido mucho es lo del síndrome pre-menstrual, nunca lo había oído.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Pues eso mismo pienso yo de mi Elena. Un SAy por aquí y otro Ay por ahi :( Pero al menos mis jaquecas pueden deberse a lo que ella dice. Yo probaré modificar algo a ver si funciona. Porque empastillarse no creo que sea nada bueno :)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues ya sabes gata nunca te acostarás sin saber una nueva opinioón, porque aqui no me atrevo hablar de certezas. Es una teoria comprobada y seguida por muchas fans de Louise Hay.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola katy!! Según Louise L. hay estoy en desastre y medio más!!! Por donde comienzo? Empezaré por aprenderme el lenguaje.
    Cuánto trabajo!!!!Es como ordenar el placard de los chicos en vacaciones!!
    Besossssssss

    ResponderEliminar
  6. Bueno Katy, esto es un poco complicado, mirandolo de esta forma, estoy "acaba", desde dolor en las rodilla, cuello, lumbago, estomago etc.etc. Habra que hacer un esfuerzo y pensar de otra forma,
    por si eso nos puede aliviar un poco.
    Si te digo la verdad, yo no creo nada en esto, pero......Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Que interesante Katy!!! Me encanto la informacion que nos brindaste...y te confieso que en varios de los items me vi reflejada...y estoy convencida que es cierto...
    Gracias por tu saludito por mi cumple!!!
    Muchos cariños...

    ResponderEliminar
  8. hola katy louise hay es mi preferida,lei sus libros,es tan cierto todo lo que dice. besos!!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Laura yo tambien estoy convencida de que la mente y el cuerpo están conectados. Lo que ocurre es que no tenemos la llave adecuada.
    Y espero que lo hayas pasado bien en tu cumple y ahora a ser feliz!!!.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Patty Louise tiene muchos seguidores y es muy conocida. A mi me gusta también. Nuestro problema es que leeeos algo y luego pasamos de hacerlo.
    Un beso y gracias por la visita

    ResponderEliminar
  11. Hola Gabriela, estoy dormida. No he visto tu comentario. Según Louise todos estamos hechos polvo :)
    A veces no se puede ni ordenar, porque hay otras prioridades. Pero en realidad esa debería se la misión. Arreglarse!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Hoal Cordobesa es suerte tener claro en lo crees, o no crees. Es mejor que tener dudas. Yo si creo que la mente influye en el cuerpo y el cuerpo en la mente, lo que no se es cómo. Si lo supiera ya lo estaba poniendo en práctica. Todo llegara. No desecho nada
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola Katy, algo tarde pero llego :). De nuevo muy interesante, este libro no le conocía. Aunque no estoy del todo convencida con el 100% de lo que dice, si que para mi, la "fuerza está en la mente".
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  14. Con este post me has complicado la existencia, Katy... ¿Ahora con que moralidad científica voy yo a quejarme de mis dolencias?

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Querida Nikitta, chica lista. La mente esa gran desconicida. Si pudiésemos tener control sobre ella nos iría mucho mejor. Todo se andará.
    Louse Hay es una de las grandes
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Querido Onminayas, rigor científico nada por supuesto pero aunque científicamente no esté demostrado no quiere decir que no existe!!!!
    Tu analiza simplemente y déjate llevar…
    Un beso y cuidate.

    ResponderEliminar
  17. Nuestro cuerpo da señales cuando nos alejamos de quienes somos...nos avisa que estamos comportádonos de forma poco viable con nosotros mismos ...con nuestro yo auténtico...y por eso muchas veces me duele la cabeza, tengo contracturas en las cervicales y se me cae el pelo...

    Estoy de acuerdo con este artículo.

    besitoss

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por tu paso y tu comentario M.del Lunar.Yo también creo que Louse Hay está en lo cierto. Un beso

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate