Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

domingo, 21 de noviembre de 2010

Salvemos a las mujeres


El irrespeto por la naturaleza ha afectado la supervivencia de varios seres, y entre los más amenazados está la hembra de la especie humana.
Tengo apenas un ejemplar en casa, que mantengo con mucho celo y dedicación, pero en verdad creo que es ella la que me mantiene. Por lo tanto, por una cuestión de auto-supervivencia, lanzo la campaña “Salvemos a las mujeres”.
Tomen de acá mis pocos conocimientos sobre la fisiología de la feminidad, con el fin de que preservemos los raros y preciosos ejemplares que todavía quedan:
1. Hábitat:
La mujer no puede vivir en cautiverio. Si está enjaulada, huirá o morirá por dentro. No hay cadenas que las aten y las que se someten a la jaula pierden su DNA. Usted jamás tendrá la posesión sobre una mujer; lo que la va a atar a usted es una línea frágil que necesita ser reforzada diariamente.
2. Alimentación correcta:
Nadie vive de la brisa. Mujer vive de cariño. Déle en abundancia. Es cosa de hombre, y si ella no lo recibe de usted, lo buscará en otro. Besos matinales y un “yo te amo” al desayuno las mantienen bellas y perfumadas durante todo el día. Un abrazo diario es como el agua para los helechos. No la deje deshidratarse. Por lo menos una vez al mes es necesario, si no obligatorio, servirle un plato especial.
3. F l o r e s:
También hacen parte del menú. Mujer que no recibe flores se marchita rápidamente y adquiere rasgos masculinos como la brusquedad y el trato áspero.
4. Respete la naturaleza:
¿No soporta la TPM (tensión pre-menstrual)? Cásese con un hombre. Las mujeres menstrúan, lloran por cualquier cosa, les gusta hablar de cómo les fue en el día, de discutir sobre la relación. Si quiere vivir con una mujer, prepárese para eso.
5. No restrinja su vanidad:
Es propio de la mujer hidratar las mechas, pintarse las uñas, echarse labial, estar todo un día en el salón de belleza, coleccionar aretes, comprarse muchos zapatos, pasar horas escogiendo ropas en un centro comercial. Comprenda todo esto y apóyela.
6. El cerebro femenino no es un mito
Por inseguridad, la mayoría de los hombres prefiere no creer en la existencia del cerebro femenino. Por ello, buscan aquellas que fingen no tenerlo (y algunas realmente lo jubilaron). Entonces, aguante: mujer sin cerebro no es mujer, sino un simple objeto decorativo. Si usted está cansado de coleccionar estatuillas, intente relacionarse con una mujer.
Algunas le mostrarán que tienen más materia gris que usted. No les huya, aprenda con ellas y crezca. Y no se preocupe; al contrario de lo que ocurre con los hombres, la inteligencia no funciona como repelente para las mujeres.
7. No haga sombra sobre ella...
Si usted quiere ser un gran hombre tenga una mujer a su lado, nunca atrás. De esa forma, cuando ella brille, usted se bronceará. Sin embargo, si ella está atrás, usted llevará una patada en el trasero.
8. Acepte:
Mujeres también tienen luz propia y no dependen de nosotros para brillar. El hombre sabio alimenta los potenciales de su compañera y los utiliza para motivar los propios. Él sabe que, preservando y cultivando la mujer, él estará salvándose a sí mismo.
Mi amigo, si usted piensa que la mujer es demasiado costosa, vuélvase GAY. ¡Sólo tiene mujer quien puede!
Luis Fernando Veríssimo
Luis Fernando Veríssimo (Porto Alegre, Rio Grande do Sul, 26 de septiembre de 1936) es un escritor brasileño.
Muchos de sus trabajos tienen un tono humorístico.

20 comentarios:

  1. Muy bueno Katy, qué manía tienen algunos hombres de ningunearnos, de tratarnos como floreros e incluso de menospreciarnos, cuando en realidad somos nosotras las que los guiamos y damos luz a sus tristes caminos, jajaja

    Si es que en el fondo no tienen cabeza estos hombres, no entienden que si nosotras estamos felices, ellos lo estarán también.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Elena, poco apoco van aprendiendo. No se puede recuperar lo que ha estado tantos años arraigado en la educación machiosta en la que hemos vivido. Cada día se van dando cuenta que somo complementarios que nos necesitamos unos a otros independientemente de nuestras tendencias sexuales.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Bueno, el punto 5, con tanto metrosexual como hay ahora, no sé yo si no echarán mas tiempo ellos en acicalarse, jiji. Tantas horas de gimnasio, tanta cremita y depilacion, llevan su tiempo.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Buena observación Madame. En eso nos aventajan creo. Tiene Ud. toda la razón. Tendremos que recuperar viejas costumbres.
    Bisous y feliz semana

    ResponderEliminar
  5. Es curioso que muchos hombes se empeñen en vernos como una amenaza, podemos ser un complemento del mismo modo que ellos para nosotras, es una pena..ellos se lo pierden jejejjej.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito Katy ! Pues yo tengo hombre asi..... cada día se va a trabajar a las 5.30 de la mañana y ya me deja la tostadora y la cafetera lista para terminar de prepararme el desayuno, me deja notitas en la cocina, es muy cariñoso etc......
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Me gustan todas las recomendaciones. Lo que pasa es que yo cambiaría a la mujer por el ser humano. Luis Fernando Verissimo peca, sin mala intención, de sexista.
    Afirmar, por ejemplo, que la brusquedad y el trato áspero son rasgos masculinos,es un tópico igual de irreal que el que afirma que las mujeres no saben conducir.
    Habrá hombres ásperos y bruscos en el trato, pero también sensibles y tiernos. Igual pasa con las mujeres.

    No se lo tendré demasiado en cuenta a Veríssimo, porque escribir eso en los años treinta, ya era dar un gran paso.

    Feliz lunes.

    ResponderEliminar
  8. Hay que salvar muchas cosas, pero es necesario que sepan que tenemos un cerebro y un corazón, que para sí quisieran algunos.
    Me ha gustado el artículo.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Asi es Wendi pero a veces tampoco nos comportamos demasiado bien y enseguida entran¡mos en guerra a ver quien puede a quien.
    Hay que buscar los que uno y no solo que noa separa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Pues a celebralo Ana, dichosa tu que puedes compartir tu experiencia. Cuidalo:)
    Hay muchos así afortunadamente.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. UN BESO GRANDE PARA TODAS LAS CHIKAS DE TU BLOGGGGGGGGG
    QUE SERIA DE NUESTRA EXISTENCIA SIN LAS MUJERESSSSSSSSSSSSS
    CHRISSSSSSSSS

    ResponderEliminar
  12. Hola Perikiyo, tu pienda que el es un hobre que escribe con mucho sentido del humor y en otro contexto. No hace mucho de esto: "La mujer en casa y con la pata quebrada". Eran roles que nos colocaban. Pues claro que hay hombres maravillosos, buenos compañeros y sensibles a tope. Y mujeres bordes y poco acogedoras también. La virtud está en encontrar el término medio. El hombre y la mujer si miran en la misma dirección aunque distintos siempre acabaran encontrándose.
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  13. Me alegro que te haya gustado Candi. Este hombre escribe con tono de humor, y ya se sabe que los tiempos cambian afortunadamenete, Y hoy las relaciones hombre y mujer van a mejor. Aunque queda camino a recorrer. Todo es cuestión de educación.
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado lo de broncearse con la luz del otro :), bueno, con la luz de la otra. Es una expresión deliciosa

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Ya veo que tu lo tienes claro y nosotras también os necesitamos:) y mucho. Por eso esta guerra santa.
    Un beso Chris eres un cielo.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  16. Es una frase muy afortunada: La luz ha de ser de la misma intensidad para que el bronceado que uniforme. No es cuestión de achirrar al otro. Un beso

    ResponderEliminar
  17. Que seria de muchos hombres, si no tuvieran una gran mujer a su lado, como de muchas mujeres si no fuera por el hombre que las acompañan en su vida.
    Ni uno ni otro, ambos nos complementamos, y somos necesarios para una convivencia armoniosa.
    Un abrazo y que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  18. Soy de tu misma opinión Luisa. Somos personas, no hombres y mujeres, y cada cual debemos actuar con respeto mutuo. Solo así se logra esa convivencia mutua.
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  19. Hola katy, estan bien estas recomendaciones, todavía hay hombres que las desconocen.
    Hombre, mujer, tanto monta, nos complementamos, y cuidamos mutuamente.
    El hace la cama, yo el desayuno
    Él va a la compra, yo cocino
    El va al fútbol, yo a clases de baile
    Juntos paseamos, vamos al cine, conciertos, de cena con amigos, etc.
    Así concibo la vída en pareja.
    Un beso y buen inicio de semana

    ResponderEliminar
  20. Así debe de ser, cada uno con sus espacios personales, sin agobiar. Compartiendo libremente y de común acuerdo. Lo que que puesde llegar a ser insoportable es que intente dominar al otro sea cual fuere de los dos.
    Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate