Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

lunes, 22 de noviembre de 2010

El turismo rural de moda


Se trata de un deporte nacional que antes se llamaba 'ir al pueblo'.

La diferencia es que si vas a tu pueblo es gratis, y si haces Turismo Rural vas a un pueblo que no es tuyo y pagando una pasta.
Para hacer turismo rural no vale cualquier pueblo. Tiene que ser un pueblo 'con encanto'.
Y ¿qué es un pueblo 'con encanto'? Pues un pueblo que sale en una Guía de pueblos 'con encanto'. Si es que se cae por su propio peso.
A estos pueblos se suele llegar a través de una carretera comarcal 'con encanto', que es una carretera con tantos baches y tantas curvas que cuando llegas al pueblo estás 'encantao' de bajarte.
Y cuando entras al bar intentas integrarte con los vecinos.
- ¡¡¡Buenos días, paisanos!!! ¿Qué es lo típico de aquí?
Y el del bar piensa: 'Pues aquí lo típico es que vengan los gilipollas de la ciudad los fines de semana a dejarse doscientas mil pesetas'.
Lo siguiente es alojarse en una casa rural o 'casa con encanto', que es una casa adornada con muchas vasijas y ristras de ajos en el techo, que no tiene ni tele, ni radio, ni microondas.
Eso sí, tiene unos mosquitos trompeteros que por la noche hacen más ruido que una Derbi Coyote.
Luego te das cuenta de que los del pueblo viven en unas casas que no tienen ningún encanto, pero tienen jacuzzi, parabólica, Internet y portero automático.
Tu casa no tiene portero automático, pero tiene una llave que pesa medio kilo.
Otra ventaja que tiene hacer turismo rural es que puedes elegir entre una casa vacía o vivir con los dueños.
Estupendo.
Te vas de vacaciones y además de la tuya tienes que aguantar una familia postiza. Que por la noche tú quieres ver la película, ellos los documentales, y te planteas:
'¿Quién manda más, yo que he pagado 600 euros o este señor que vive aquí?'.
Pues gana él, que tiene garrote.
Y encima, te dicen que tienes la 'posibilidad de integrarte en las labores del campo'. Que quiere decir que te despiertan a las cinco de la mañana para ordeñar a una vaca. ¿No te jode? Es como si te vas a una gasolinera y te tienes que poner tú la gasolina, o como si vas a un McDonalds y tienes que recoger tú la bandeja. O sea, lo normal.
Así que te levantas a las cinco para ordeñar a las vacas.
Que digo yo: ¿por qué hay que ordeñar a las vacas tan temprano?
Si la leche está ahí.
¿No se pueden ordeñar después del aperitivo? Yo creo que esto es fastidiar por fastidiar, porque a la vaca le tiene que sentar como una patada en las ubres que la despierten a las cinco de la mañana para que le toque las tetas un extraño.
Que la vaca te mira como diciendo: 'Tío, si quieres leche, vete a la nevera y coge un tetra brick'. Es que son ganas de molestar.
Pero el 'encanto' definitivo son las 'actividades al aire libre'.
Como cuando te ponen a hacer senderismo, que es lo que habitualmente se llama andar, y consiste, pues eso, en poner un pie delante de otro hasta que no puedas más, mientras los del pueblo te adelantan en un 'todoterreno' con aire acondicionado..
Pero tú, encantado. Vas por el campo como abducido. Te vuelves bucólico y todo te parece impresionante: ves una 'caca' de vaca y sueltas:
'Ummmmmh qué olor a pueblo.' ¿A pueblo? A pueblo no, huele a mierda. Eso sí, a mierda 'con encanto'.
Y todo, sea lo que sea, te sabe a gloria: en el mesón te ponen dos huevos fritos con chorizo y tú en tu ciudad no te comes estos huevos, ni estos chorizos. Y le dices al camarero:
- 'Oiga ¿a qué este chorizo es de matanza?'
- 'Pues casi, porque a punto estuvo de matarse en la curva el del camión de Campofrío'.
De repente oyes unas campanadas y dices:
-'¡Ah! ¡Qué paz!. No hay nada como el sonido de una campana.'
Y el del bar te dice:
-'¡Pero si está grabado! ¿No ves el altavoz del campanario?'
En ese momento te preguntas si los sonidos de las gallinas y de los grillos no vendrán en un CD: Rural Mix2005', 'Los 101 Mayores Éxitos campestres.'
De lo único que estás seguro es de que los mosquitos trompeteros son de verdad. Que pareces un Ferrero Roché con varicela.
Yo creo que, de lunes a viernes, la gente de estos pueblos vive como todo el mundo, pero el fin de semana distribuyen por la carretera a unos tíos disfrazados de pastores y cuando ven que se acerca un coche, avisan a los del pueblo con el móvil:
- '¡Eh, que vienen los del turismo rural'! Y cambian el cartel de'Videoclub' por el de 'Tasca', sueltan unos perros cojos por las calles y sientan a la entrada del pueblo a dos abuelos haciendo alpargatas, que luego te compras unas y te salen más caras que unas Nike.
En fin, yo creo que un montaje tan grande como éste no puede ser obra de personas aisladas. Estoy seguro de que están implicadas las autoridades.
Me imagino al alcalde:
- 'Queridos paisanos: este verano, para incrementar el turismo, vamos a importar más mosquitos del Amazonas, que el año pasado tuvieron mucho éxito. Y quiero ver a todo el mundo con boina, nada de gorritas de Marlboro. ¡Y haced el favor de pintaros el entrecejo, que no parecéis de pueblo! Y las abuelas nada de top less en el río, que espantáis a los mosquitos...
Ah, y por cierto: Este año no hace falta que nadie haga de tonto del pueblo.
¡Con los que vienen de fuera ya vale!
(anónimo)

14 comentarios:

  1. Muy bueno. A veces, por snobismo y porque está de moda, se hacen absurdeces. Los empresarios lo saben y explotan esos "lugares" de pueblo para su beneficio y no para la vuelta a la tranquilidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Candi, los lugares de ensueño no existen, nada más que en la imaginación. Todo está montado para sacar dinero:)
    Pero a veces hay que dejarse enhañar. No queda otra.
    Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  3. jeje, la verdad, madame, es que yo soy tan de ciudad que nunca he hecho turismo rural. Aunque mire, me gustaría la experiencia.
    De niña sí, porque me llevaban por el verano al pueblo de mi abuelita, y bien que disfrutaba por alla. Pero llegada a la adolescencia me fui distanciando del campo. Tiempo es de recuperarlo, creo yo.

    Buenas noches, madame

    bisous

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno Katy, me ha gustado mucho y me he reido un rato leyendolo.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco soy del campo. De ahí son las amapolas:) Pero si que me gusta darme algún paseo de vez en cuando y con buen tiepo. Si no, mas bien me quedo con el asfalto Madame.
    Buenas noches y feliz semana

    ResponderEliminar
  6. Hola Ana el artículito aunque un poco exagerado lo describe bien. Nos matamos por la naturaleza y luego resulta que nos quedamos con las incomodidades. Muy poco queda en las aldeas que sea aútentico:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Es una sátira pero que representa fielmente la realidad. Es que los de "la capi" se creen más listos que los del pueblo, cuando es totalmente al contrario.
    Conocía el texto pero me ha gustado recordarlo.
    Un beso Katy.

    ResponderEliminar
  8. Una vea nada mas, hice turismo rural y no mas, estuvimos tres días, durante el día excursiones y después demasiado relax
    y incomodidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Sátira que tiene bastante de cierto :)
    Me ha encantado los mosquitos trompeteros jaja.
    Me cuidaré muy mucho a ver dónde me meto.
    Un beso Elena

    ResponderEliminar
  10. Hola Contrapunto tu si que sabes. Te vas a una casa de esas y a los dos dáas estás que te sube al campanario. Yo también soy de playa. O andar por los montes pero en el día y por la noche a mi camita.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Jajaja Pero si yo resulta que vivo en un sitio de esos "con encanto" (pero sin tíos con cachiporra, que en esta ciudad vivimos 18.000 personas). Resulta que alrededor de Béjar tenemos sierra con estación de esquí, el pueblo de Candelario (que es muy propio de tu relato) y un centenar de pueblos más de esos que usan los de Madrid para desestresarse.

    Me he desternillado con tu post, imaginándome a la gente que viene aquí los fienes de semana.

    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Hola Carmen, He estado un par de veces en Béjar y no para desestresarme precisamente. Todo depende de la actitud con que se vaya. Lo que te guste ver, andar, conocer. El post me ha parecido superdivertido y escrito con humor y conozco gente que va con este espíritu de a la descubierta.
    Este post no se mete con los "pueblos" sino con los de la ciudad que quiere retroceder un siglo en la historia en 15 días:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Aunque vivo en la ciudad me gusta mas estar alejada de este ajetreo, alla tienes tiempo de todo porque no hay tantas distracciones y pues cuando voy no tengo nocion del tiempo no se que dia es ni nada y hago miles de cosas me re encanta, casi siempre estoy muy tranquila y feliz y es cuando mas me inspiro :D! saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, una cosa es la paz y la tranquilidad como tu dices y otra solo salir porque está de moda. Son cosas diferentes. Las ciudades agobian es cierto, pero a veces el campo también.
      Bss y gracias por pasar

      Eliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate