Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

lunes, 19 de abril de 2010

Manual de Gestión de catástrofes


Hoy me ha llegado este e-mail de allende los mares. Me lo envía una amiga. La verdad que mi primer pensamiento fue enviarlo a la papelera. Pero algo me impulsó a leerlo y vi que había costado lo suyo elaborarlo. Además de curioso y original lo encuentro el documento puede resultar de utilidad.
Más vale prevenir que curar. Vivimos ajenos a todos estos acontecimientos porque nunca pensamos que nos podemos ver envueltos en una situación así. Alguién se le ha ocurrido pensar por nosotros, hacer este manual y compartirlo. Yo hago lo propio. Aunque ahora pueda parecer exagerado igual nos puede valer en un momento deteminado.


Muy Importante: Exhortamos en todo momento seguir las recomendaciones de las autoridades competentes.
Muy Importante: Este documento No pretende cubrir todas las situaciones de emergencia que se puedan presentar. Tampoco se pretende que sea una guía exhaustiva, perfecta y exacta de qué debemos hacer, simplemente es un listado de recomendaciones generales, las cuales provienen de nuestra formación y experticia previa, sin pretender ser expertos en la materia, y lo compartimos de forma desinteresada.
Importante: Este documento NO tiene como intención crear alarma o desasosiego, mucho menos terror o pánico en las personas.
Importante: Considere que existen planes específicos y diferentes por cada tipo de siniestros, es decir, no se actúa de forma similar en caso de sismos o terremotos, que en casos de incendios, huracanes, explosiones, conmoción social, etc., por tanto, las recomendaciones que se indican más adelante son y deben ser consideradas de forma general.
Debemos estar preparados para responder y actuar adecuadamente frente a incidentes o situaciones que podamos considerar crisis que pueda afectar nuestra seguridad, salud, pertenencias y poner en riesgo nuestras vidas.
No importa cuanto pensemos y creamos que “hemos tomado precauciones o cuidado en que factores externos no nos afecten y de que estamos protegidos”, esta excusa de nada le servirá, las amenazas pueden surgir de forma imprevistas como por ejemplo: incendios, explosiones, sismos, huracanes, deslaves y otros fenómenos naturales, pero también los hay de otra índole (políticos, inseguridad, etc.) que pueden afectar seriamente nuestra estabilidad.
La manera y la rapidez de cómo reaccionamos ante cualquier problema o amenaza inesperada puede afectar y comprometer seriamente la solución del problema o crisis y en consecuencia, impide o retarda el recuperar lo antes posible nuestra “normalidad y estabilidad”. En tales momentos hacer lo incorrecto puede ser usualmente peor que no hacer nada.
Invertir tiempo y esfuerzo en prepararse para enfrentar “lo inesperado” sin importar cuan remota sea la posibilidad de ocurrencia de un hecho puede ayudarnos a hacer lo correcto en el momento apropiado, lo inimaginable siempre puede ocurrir.
Catástrofe: podemos definirla como “un peligro o dificultad critica” tales como incendios, explosiones y sismos que pueden generalmente pasar “rápida e inesperadamente” y que requieren tanto una acción inmediata como estar preparados para contrarrestar sus efectos negativos.
Una crisis puede muy fácilmente desesperar a cualquiera a tal punto que una persona puede estar andando en círculos sin saber qué hacer ni a donde ir, sin embargo, si una persona está entrenada en cómo manejar estas situaciones, la persona tenderá a realizar los pasos correctos automáticamente. En una situación estresante, es muy fácil tomar decisiones erróneas, para contrarrestar esta situación, las personas deben saber cuales son los pasos a correctos a seguir de manera que vengan de forma natural y automáticamente a nuestras mentes.
Debido a que los incidentes ocurren rápidamente, el tiempo, la preparación y la respuesta son los factores claves y de mayor importancia. Acciones tomadas inmediatamente y de forma correcta, pueden prevenir que una situación se convierta en una catástrofe, las personas deben actuar rápidamente y saber o conocer que deben hacer, para reaccionar como se ha previsto. Para asegurar que esto suceda, las acciones correctas deben ser identificadas y establecidas previamente.
“ES SU RESPONSABILIDAD PREPARARSE”
La preparación permite estar entrenados en las acciones correctas en caso de que ocurra “lo inesperado”.
Involucre a TODOS los miembros de su familia en la preparación
Asegúrese de que todos los miembros de su familia participan activamente en el entrenamiento, lo cual incluye, conocer y compartir “las recomendaciones de las autoridades competentes” y sí los desea y considera pertinente, esta información.
a. En su residencia, donde realice sus actividades cotidianas (incluyendo la escuela de sus hijos) lugar de trabajo, lugares que frecuente o viste ocasionalmente, Identifique los sistemas de seguridad tales como: Señalización de Rutas de Escape, Escaleras de Emergencia, Extintores y Paños de Manguera, Alarmas y Luces de Emergencia, ya que todos pueden ayudarle en caso de contingencias.
b. Haga su Mapa de Riesgos, es decir, identifique y establezca al menos dos lugares cercanos a sus sitios principales de estadía (escuela, trabajo y residencia) un área en el cual, una vez ocurrido el siniestro, pueda eventualmente esperar por ayuda, asistencias de las autoridades o el contacto de familiares que lo irán a buscar en el mismo, ello evita deambular, perder esfuerzo y tiempo valioso.
c. Identifique los centros de asistencia médica cercanos a sus sitios principales de estadía (escuela, trabajo y residencia) a los cuales acudir en caso de siniestros, y defina la prioridad y motivos reales para acudir a ellos.
d. Determine quién (s) buscan a los demás y quiénes esperan por los demás.
e. Establezca por cuánto tiempo se debe esperar por los que buscan a los demás, antes de iniciar su propia búsqueda.
f. Prepare (y actualice) una lista de teléfonos de interés tales como: Bomberos, Ambulancias, Policía, Médicos, Medios de Comunicación, Alcaldía, Consulado o Embajada (en los casos que aplique), Clero, Protección Civil, sin omitir, familiares y amigos de contacto frecuente al los que le puede agregar dirección e-mail (incluyendo a personas en el exterior).
g. Digitalice y duplique en físico documentos personales y de especial interés tales como: Carnet de identidad, Pasaporte, Propiedad de Vivienda, Vehículos, etc., Títulos Educativos y Registro de Estudios, Fotografías (reciente de cada miembro del grupo familiar), Cuentas Bancarias, Pólizas de Seguros, Constancia de Trabajo del Trabajo Actual y Licencia de Conducir. Sí lo desea, puede digitalizar historial médico y resultados de laboratorios, manténgalos en un dispositivo de almacenamiento portátil (tipo pen drive)
h. Considere entregar al menos a un familiar cercano y a una amistad de confianza, una relación de los números telefónicos de familiares y amigos de contacto frecuente, así como, copia de los documentos indicados en el punto anterior y un juego de llaves de vivienda y vehículo.
Los puntos “G y H” permitirán reconstruir más fácilmente su propio historial y el de su familia, en caso de que perder toda su documentación en un siniestro y en casos fatales, les permitirá a otras personas hacer las gestiones y reclamaciones de rigor en su nombre y la de sus familiares, sobre todo, de niños (as) y adolescentes que requieran representación legal.
i. Considere hacer un testamento, consulte a un abogado de confianza y evalúe alternativas.
j. Mantenga en alguna medida alimentos enlatados y otros alimentos de consumo que no requieran elaboración ni cocción previa para ser ingeridos en lugares de fácil acceso, los cuales se les dará rotación permanente, mediante el consumo de los mismos y la reposición frecuente, a fin de evitar su vencimiento y deterioro.
k. Mantenga agua potable embotellada en lugares de fácil acceso, los cuales se les dará rotación permanente, mediante el consumo de los mismos y la reposición frecuente, a fin de evitar su vencimiento y deterioro.
l. Sí algún miembro del grupo familia se mantiene bajo tratamiento médico que lo obliga a consumir medicamentos específicos, procure contar con dosis adicionales en lugares de fácil acceso, los cuales se les dará rotación permanente, mediante el consumo de los mismos y la reposición frecuente, a fin de evitar su vencimiento y deterioro, e inclúyalos en la lista de documentos importantes a digitalizar.
m. Mantenga linternas con sus baterías en buen estado al igual que al menos un radio que funcione a base de baterías en lugares de fácil acceso previamente identificados y establecidos.
n. Considere mantener un bolso de mano o morral con al menos una muda de ropa por cada miembro de la familia (que será rotado frecuentemente), copia de su identificación personal y dinero en efectivo.
o. Ante un evento o siniestro, determine que el peligro haya pasado realmente antes de actuar, no se arriesgue innecesariamente. No existen HEROES.
p. Siga el plan previsto, alteraciones al mismo pueden ocasionar desasosiego al resto del grupo familiar quienes se encontrarán desorientados por los cambios, los cambios al plan sólo se recomiendan cuando sean inevitables por las condiciones.
q. No confíe en que servicios públicos tales como: Electricidad, Agua, Gas, Celulares, Teléfonos e Internet estarán en funcionamiento, por tanto, no dependa de ellos de forma exclusiva en su plan de emergencia y gestión de crisis, al menos en una primera instancia y en los primeros momentos en el desarrollo de la crisis. Luego si puede considerar estos servicios como parte de su plan y medios para contactarse con familiares y reconstruir su historial.
r. Verifique quienes realmente requieren atención médica por fatiga o lesión, considere que los centros asistenciales puedan estar colapsados.
s. Permanezca atento al anuncio de las autoridades competentes, con relación a daños ocasionados, centros asistenciales a los cuales acudir, centros de acopio y refugio, reposición de servicios públicos y demás informaciones de interés para superar la crisis.
t. Considere alinear todos los cilindros de puertas y candados en una misma llave que los abra de forma rápida y segura, ello es más sencillo que adivinar en situaciones de emergencia cuál es la llave correcta que abre cual puerta.
u. Si el siniestro es incendio o explosión y Ud. se encuentra en su residencia y tiene oportunidad, de ser seguro, cierre llave de paso de gas y breker de electricidad, en caso de que el siniestro sea un sismo o terremoto, cierre todos los servicios incluido el paso de agua.
v. Escuche a los expertos y aprenda de las situaciones ocurridas tanto en el pasado como en otras latitudes, la experiencia de otros puede enseñarnos a nosotros y es muy valiosa.
Seguramente puede agregar otras tantas recomendaciones a este simple listado, no dude en hacerlo o incluirlas en su plan de emergencia.

No consideramos ni detallamos planes y acciones dentro de las instituciones y empresa, motivado a que las mismas deben contar de forma obligatoria conforme a la LOPCYMAT con sus propios planes de emergencia y capacitar a su personal.

Esperamos que la información sea de utilidad

Víctor Colina
(0416)-615.1651 / (0414)-291.9601

10 comentarios:

  1. Madame, siempre pensamos que esas catastrofes no nos van a ocurrir a nosotros, pero la experiencia demuestra que nadie se puede confiar, y que el dia menos pensado puede desencadenarse la tragedia cambiandonos la vida o, lo que es peor, acabando con ella. Así que es buena idea la de estar preparados para reaccionar en tales emergencias.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Gracias Madame, me alegro que lo encuentre útil. No se si en caso de catástrofe reaccionaremos bien, pero si tenemos algo previsto seguro que lo haremos mejor.
    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Amiga Katy, te ruego des algún descanso a tu cabeza; no te queremos para un momento, te necesitamos siempre. Has descrito con enorme sabiduría cuanto hay que prepararse para lo imprevisto, para aquello que en algún momento ùede ocurrir.
    En breve publicaré unos temas educación para la salud, que completarán lo que tú has empezado.
    Gracias por compartir ese enorme trabajo que acabas de publicar.
    Un abrazo, hasta mañana.
    Jecego.

    ResponderEliminar
  4. Hola Katy!! Es muy importante saber cuales deben ser las primeras acciones ante una catástrofe. Lo único que me atemoriza es quedarme inmovilizada ante un shock semejante. Ojalá nunca ocurra nada tan terrible pero es bueno tener estos consejos al alcance de uno.
    Besossssss

    ResponderEliminar
  5. Hola Isidro, no es un trabajo. es un regalo para compartie y saber que no estamos excentos de lo que puede ocurrir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. No está mal estar preparados para saber afrontar posibles catástrofes.
    Aunque me temo que en esos momentos olvidamos qué hacer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Gabriela puede ser que nos quedemos con un shock, pero si no tenemos nada en la cabeza va a ser peor. Todo requiere un aprendizaje.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Elena, no te digo ni que si, ni que no. Afortunadamente no soy experta en este tema, cuando me ocurra te lo digo si es que sobrevivo :) Hay cosas que tal vez se pueden dejar preparadas de antemano, como documentos, papeles etc.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Katy, un documento muy útil, y más viendo lo que está pasando ultimamente, aunque para poder reaccionar bien ante situaciones extremas, también hay que valer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Para todo hay que valer, pero si estás un poco al loro te pillará al menos sabiendo un poco de que va. La reacción inmediata no la sabemos pero pasado el primer caos igual si. Que tampoco lo sé...
    Besos Nikkita y que mejor que no tengamos que echar mano del manual.

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate