Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

jueves, 30 de julio de 2009

Por nuestras obras nos conoceran...



Nada de lo que tenemos nos pertenece, aunque formen parte de nosotros. Todo lo que somos nos fue prestado por el Creador, para que lo podamos compartir con todas aquellas personas que entran en nuestra vida o pasan a nuestro lado.
Nadie se cruza en nuestro camino por casualidad. Y nosotros no entramos en la vida de nadie sin alguna razón .
Hay mucho para dar y recibir. Mucho para aprender no solo de experiencias positivas sino de las negativas también. Debemos intentar ver las cosas negativas que nos pasan como algo que sucede por alguna razón. Y no lamentarnos de lo ocurrido. Rebelarnos o reclamar no nos servirá de nada, tan solo nos vendará los ojos para continuar nuestro camino.
Si no conseguimos olvidarnos de quienes nos lastimaron, o hicieron mal lo que hacemos es reabrir una herida que estaba cicatrizada, con lo que cada vez se agrandará más.
Casi nunca las personas que nos lastiman lo hacen intencionadamente. Nos sentimos heridos por quien ni siquiera sospecha que lo ha hecho y nos decepcionamos porque esa persona no ha cumplido expectativas. ¡¡¡Nuestras expectativas!!!
¿Y acaso hemos pensado un momento en cuáles podían ser las expectativas de la otra persona?
A nosotros nos decepcionan muchas veces y nosotros decepcionamos también a los demás. Pero,es más fácil pensar en las cosas que nos duelen a nosotros.
Cuando alguien nos dice que nos lastimó sin intención, créele! Nos hará mucho bien. Y así quizás nos entiendan cuando digamos sinceramente: "Perdona fue sin querer"
Intentemos dar lo mejor que podamos de nosotros mismos, porque cuando nos marchemos la única cosa que dejaremos aquí será el recuerdo de aquello que hayamos hecho o sembrado mientras estuvimos aquí.
Intentemos ser conciliadores, tratemos de dar siempre el primer paso. Intentemos bendecir porque El Creador no va a venir para hacerlo en persona. Para ello nos encomienda esa misión y solo falta que estemos dispuestos a cumplirla. Todos podemos ser ángeles y la eternidad está en nuestras manos aquí y ahora.
Hemos de vvir de tal manera que cuando ya no estemos gran parte de nosotros continúe en aquellos que tuvieron la suerte de encontrarnos.
(autor desconocido)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate