Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

martes, 20 de enero de 2009

El ideal de padre educador


Para los que queráis evaluaros como padres educadores aquí tenéis un test y os hacéis idea de como andáis según el Profesor Bernabé Tierno

Hemos aplicado el test del «YO-IDEAL», en su versión educativa, en una escuela de padres. Los resultados obtenidos nos pueden servir como cuestionario para la autoevaluación.
El test fue presentado de la siguiente forma:

«Describe, del modo más completo posible, el padre o la madre a los que quisieras asemejarte: explica cómo tratan a sus hijos, cómo se comunican con ellos, cómo entienden la educación, cómo se comporta educativamente el matrimonio, cómo entiende la disciplina, cómo son sus relaciones con el colegio... Añade todas aquellas características que puedan definirle(a) como educador(a). Puede ser una persona real o imaginativa.»

Los resultados han sido recogidos en 24 rasgos que reflejan el «ideal de padre educador» tal como lo entienden los cuarenta miembros que participaron en la sesión de la Escuela de Padres a mediados de noviembre.
El lector puede autoevaluarse calificando cada rasgo de 0 a 10 puntos según el grado de presencia en la propia conducta educativa. Colóquese la nota dentro del paréntesis.

1. Rasgos necesarios para educar:
- Amor, cariño, cordialidad, amistad, amabilidad, afecto. ( )
- Comprensión y aceptación del hijo tal como es; adaptación a su psicología; trato diferenciado, pues cada hijo es diferente. ( )
- Alegría, optimismo, buen humor, paz, serenidad, tranquilidad y, sobre todo, - paciencia. ( )
- Autoridad, firmeza, temple. ( )
2. Rasgos que favorecen la comunicación educativa:
- Confianza mutua, calor humano, acogida. ( )
- Diálogo, transparencia, sinceridad, respeto al otro. ( )
- Razón, comprensión, capacidad de escucha. ( )
- Constancia en dedicar el tiempo necesario a los hijos. ( )
3. los objetivos que persigue el padre educador:
- Formación integral del hijo, ayudarle a crecer como persona, comprometerse en la tarea siempre inacabada de convertirles en hombres. ( )
- Conseguir personas libres, sin las trabas del egoísmo. ( )
- Exigir lo mejor que cada uno pueda dar de sí mismo; formación del carácter. ( )
- Desarrollo de la capacidad crítica, apertura a los valores, para que aprendan a obrar razonalalemente. ( )
4. La orientación educativa de la pareja:
- Unidad de criterios, evitar las discusiones delante de los hijos y no contradecirse.
( )
- Concordia, coherencia, ejemplaridad. ( )
- Asumir, ambos a dos, las responsabilidades educativas. ( )
- Mantener constantes en la línea emprendida. ( )
5. Cómo concibe la disciplina:
- Firmeza cargada de razón, saber a qué atenerse. ( )
- Tolerancia, flexibilidad, orden, afán de superación. ( )
Armonía entre la exigencia y el respeto a la persona. ( )
- Pocas normas, pero seguras y claras, sin altibajos en la exigencia de su cumplimiento. ( )
6. Cómo considera el padre educador las relaciones con el colegio.
- La vida, del colegio como prolongación de la educación familiar; padres- educadores-alumnos unidos como miembros de una comunidad que persigue -un mismo fin: el bien del alumno. ( )
- Comunicación constante con los profeso, res, sin pecar de intromisión. ( )
- Interés por la formación integral del hijo en todos los aspectos: físico, intelectual, afectivo, moral, religioso. ( )
- Lamenta el poco tiempo de que dispone para participar en las actividades del colegio. ( )

Sume ahora el total de puntos obtenidos y valórese como educador en conformidad con el siguiente baremo:
- Menos de 80 puntos: mediocre como educador.
· de 80 a 120 puntos: educador normal.
· de 120 a 160 puntos: buen educador.
· de 160 a 200 puntos: destaca como educador.
· más de 200 puntos: educador excelente.

Por B. Tierno y A. Escaja

A modo de conclusión, ofrecemos algunos testimonios personales de la prueba realizada en la «Escuela de Padres»:
«A mí me gustaría ser como mi madre: paciente, alegre, serena, responsable, infatigable, con gran capacidad de sacrificio, estimulante, cariñosa, siempre dispuesta a escuchar y ayudar en todo lo que sea necesario, capaz de exigir a cada uno en la medida justa... Con ella, la charla y la tertulia en casa es interminable, siempre animada y cariñosa, con respuestas para todos y con gran dosis de humor. El trato con los hijos, siempre agradable y respetuoso, aun que no falto de autoridad ... »
«A mí me llama la atención mi marido, y lo admiro. Trata a los chavales con un gran respeto, sin voces ni alteraciones. Su autoridad prevalece sin imposiciones y mantiene una comunicación tranquila y serena. Así es como entiende la educación, sin imposiciones ni nervios, como quien no está supervisando, pero "no se le escapa ni una". Siempre está al tanto de lo que necesitamos los demás, de quién presenta ansiedad en su comportamiento, de quién presenta una alteración en su relación con los otros... Conduce a los chavales con autoridad, pero el chico no se da cuenta de que lo conducen y, al mismo tiempo, se encuentra en plena libertad para dialogar, preguntar y exponer sus ideas e inquietudes ... »
«La educación la entiendo como un quehacer continuo, diario y constante. No se termina nunca, ni para los hijos ni para uno mismo. Es una forma de completar a la persona, de hacerla más perfecta y humana".
«Aun siendo madre, me gustaría ser, sobre todo, "amiga", para ponerme a su altura poder entenderles mejor... Creo que nunca h que desprestigiar al colegio o a algún miembro del claustro, porque eso confunde mucho a chicos, sobre todo a los pequeños. Más adelante, cuando sean mayores, se pueden discutir posturas con las que uno no esté de acuerdo pero siempre en plan constructivo».

1 comentario:

  1. No me ha dado tiempo de realizar el test, de todos modos ahora mismo no tengo a nadie que educar solo a mi misma

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate