Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

miércoles, 10 de noviembre de 2010

La energía


La Energía es una sola. Ella proviene de una fuente original: El Universo
La energía que existe en todo el universo es la que sostiene la enorme y compleja interacción en todo lo que existe.
Cada persona, cada animal, cada planta, cada cosa y cada elemento es una porción de ella.
Las partículas subatómicas que la conforman se encuentran en un constante e ininterrumpido movimiento: átomos, electrones, fotones, quark, cuantos de luz,...
La energía, en cualquiera de sus formas, se interrelaciona constantemente entre sí.
La atracción que el uno ejerce sobre el otro es lo que hace que el Universo exista y funcione. Lo que llamamos vida, no es más que la manifestación permanente de ese movimiento energético.
Es la cercanía de sus partículas subatómicas y su movimiento, lo que determina su perceptibilidad al ojo humano. Esa es la base de la existencia física.
Es la limitada capacidad de percepción humana la que traza los límites, al captar sólo una pequeña parte de la totalidad. Tanto lo denso como lo que resulta imperceptible, se encuentra regulado por continuos movimientos.
La energía sutil, el alma o la humanidad inherente no se ven. Eso no quiere decir que no exista. Dicha energía puede ser percibida en cada acción ejecutada, en cada pensamiento, en cada palabra, así como también en cada sentimiento y en cada emoción.
Por ejemplo, cuando una persona es compasiva o generosa con otra, generalmente no pregona que está manifestando esas virtudes, y menos se coloca un letrero o cartel,
para que los demás entiendan que las está expresando.
Tampoco puede comprarlas en un frasco, en una bolsa, por litros o por kilos en la tienda, en el supermercado, en la farmacia, en un centro comercial o en la estación de servicios, para utilizarlas cuando las necesite.
Las personas sólo las sienten, las manifiestan, las vivencian y las experimentan.
El que se beneficia con esas cualidades humanas, generalmente las reconoce, a través de cada gesto, sentimiento, emoción o palabra; y quienes observan u oyen, las perciben sin necesidad de alguna explicación.
Entonces, si la compasión y la generosidad no se pueden ver en forma de objetos,
¿cómo los seres humanos pueden entender su existencia?
La compasión y la generosidad, o cualquier otra virtud al ser expresada, las artículas que conforman las energías humanas inherentes se ordenan y se reordenan según ciertos patrones imperceptibles, los cuales sólo pueden ser captados por los sentidos e interpretados por la mente y/o por su capacidad de discernimiento.
Es la forma en que se han manifestado y se manifiestan las Energías Humanas, además de la forma en que se han desarrollado, fortalecido, afianzado y arraigado,
las que denotan en realidad el carácter y la personalidad de un individuo.
Las virtudes humanas al ser energías, no se aprenden ni se enseñan, ni se adquieren, ni se obtienen así como tampoco se pierden.
Ellas sólo deben ser estimuladas, activadas, manifestadas, desarrolladas, fortalecidas…Estas energías, son conocidas también como valores humanos o cualidades positivas.
Pero cuando son mal utilizadas, esta tergiversación energética acompaña a quien las distorsionó hasta que sean nuevamente llevadas a su justo equilibrio. Estas energías distorsionadas son conocidas como antivalores o cualidades negativas.
Es así como la totalidad del Universo siempre se encuentra interactuando
con cada ente, elemento, criatura y/o persona.
Al comprenderse ese funcionamiento y la responsabilidad energética individual que tenemos todos, es que podemos hacer de este mundo un Mundo Mejor…
(Elizabeth Varga Ramírez)

18 comentarios:

  1. Joer con "la Varga Rodríguez", ésta qué es, ¿su tesis de fin de carrera?
    Se le olvidó decir que la energía ni se crea ni se destruye, jijiji, sólo se transforma.
    Esto es lo único que aprendí en Ciencias, es que soy de letras ¿sabes? Lo mío nunca fueron(a excepción de las matemáticas) las ciencias.

    Un beso Katy.

    ResponderEliminar
  2. Una buena información con respecto a la energía universal.

    Muy buena!
    Un abrazo, Andrés Z.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que tanto la energia, positiva o negativa , la creamos nosotros mismos, con nuestros pensamientos y nuestro estado de ánimo.
    Y hay veces en las que nos encontramos sin energía, la energía que mueve el mundo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Dicen que nosotros mismos somos pura energía. Pero lo diremos bajito no sea que aguna compañía eléctrica pretenda alquilarnos para obtener energía elétrica...

    Besos

    ResponderEliminar
  5. No lo se Elena pero a mi me ha gustado. Es otra forma de explicar lo que muchos creemos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola Andrés es muy posible que parte de lo que ella piensa o explica sea así. Pero me han gustado algunas cosas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Eso tenlo por seguro. Las creaciones mentales son energía también. La suma de las positivas como las negativas desencandenan una serie de mecanismos que pueden provocar cambios. Lo que no se sabe aún es como controlarla o dirigirla.
    Un beso Contrapunto

    ResponderEliminar
  8. Jajaja Muy bueno Carmen. Muchos vibramos en la misma frecuencia y eso produce energía seguro. Depende cual si buena o menos buena.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. BUENAS TARDES KATYYYYY, DE NO SER QUE SABENMOS DE LA EXISTENCIA DE ALGUNOS SERES OSCUROS, YO CREO QUE SERIA DISTINTO EL MUNDO SI NOS TRANSFORMARAMOS TODOS EN SERES DE LUZ.
    UN ABRAZOTE DE OSITOOOOO
    CHRISSSSS

    ResponderEliminar
  10. Ya lo creo que sería diferente Christian, y a eso debemos tender. No hay que perder la esperanza, y trabajar para que este mundo sea un lugar para vivir y convivir.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Una visión interesante.
    Me ha hecho recorar a Eduard Punset, cuando afirmaba que, cuando morimos, sólo una ínfima parte de nosotros desaparece, que podría ser lo que llamamos el alma. Lo demás, sigue siendo una enorme cantidad de átomos que siguen formando parte del universo, pues, aunque la persona desaparezca, esa energía se queda, aunque cambie de estado, forma o lugar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Si, algo parecido pienso que ocurre. Como dice Elena todo se transforma pero no se pierde. Lo que ocurre que a mi eso no me mola demasiado. Ser un átomo en cualquier sitio. Prefiro pensar que seré energía pero cualqiera sabe. Somos tan limitados que todo son suposiciones.
    Un beso Perikiyo

    ResponderEliminar
  13. Me ha hecho gracia eso de que las virtudes no se pueden comprar por kilos en una tienda. Ojala, madame! Ojala se pudiera.
    Pero me temo que no es tan sencillo, y tenemos que cultivarlas nosotros en nuestro interior, como si fueramos jardineros.

    Buenas noches,madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  14. Me ha gustado tu reflexión, es muy tarde para extenderme pero me han gustado tus pasitos cortos así que me quedo por aquí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Ay Madame que pena porque los podrían comprar por toneladas los que carecen de ella y nosotros regalarlas. Así que no nos queda más remedio que intentar ser jardineros fieles en en nuestro interior, como no lo propone.
    Bisous

    ResponderEliminar
  16. Muvhas gracias Wendi y bienvenida. Me alegro que te haya fustado el podpurri que tengo aquí. A veces serio otras menos, peros siempre compartiendo aquello que me gusta o divierte.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Mucha energía distorsionada hay en este mundo, a ver si vuelve al justo equilibrio, que mucha falta nos hace.
    Me gusta cómo has ido girando el texto desde el plano científico al humanístico.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Hola Antorelo, estoy de acuerdo con tus palabras. El texto no es mio, pero lo he compartido porque estoy básicamente de acuerdo con el mismo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate