Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Si me ves


Si me ves cansado fuera del sendero, ya casi sin fuerzas para hacer camino; si me ves sintiendo que la vida es dura, ven a recordarme cómo es un comienzo.
Ven a desafiarme con tu desafío, porque ya no puedo, porque ya no sigo; muéveme en el alma, vuélveme al impulso, llévame a mí mismo.
Yo sabré entonces encender mi lámpara en el tiempo oscuro, entre el viento frío, volveré a ser fuego desde brasas quietas, que alumbre y reviva mi andar peregrino.
Vuelve a susurrarme aquella consigna del primer paso para un principio, muéstrame la garra que se necesita para levantarse desde lo caído.
Si me ves cansado fuera del sendero, sin ver más espacios que el de los abismos, trae a mi memoria que también hay puentes, que también hay alas que no hemos visto. Que vamos armados de fe y de bravura, que seremos siempre lo que hemos creído.
Que somos guerreros de la vida plena, y todo nos guía hacia nuestro sitio, que un primer paso y que un nuevo empeño nos lleva a la forma de no ser vencidos.
Que el árbol se dobla, se agita, estremece, deshoja y retoña, pero queda erguido. Que el único trecho que da el adelante es aquel que cubre nuestro pie extendido.
Si me ves cansado fuera del camino, solitario y triste, quebrado, herido, siéntate a mi lado y tómame las manos, entra por mis ojos hasta mi escondrijo y dime “¡se puede!” e insiste, “¡se puede!”, hasta que yo entienda que puedo lo mismo.
Que tu voz despierte, desde tu certeza, al que de cansancio se quedó dormido. Y tal vez, si quieres, préstame tus brazos, para incorporarme, nuevo y decidido. Que la unión es triunfo cuando hombro con hombro vamos, y así “¡se puede!”, con el mismo brío.
Si me ves cansado fuera del sendero, lleva mi mirada hacia tu camino. Hazme ver las huellas, que allá están marcadas, de un paso tras otro por donde has venido.
Y vendrá contigo una madrugada, la voz insistente para un nuevo inicio. Que abriré otro rumbo porque si he creído, que siempre se puede... “¡se puede, mi amigo!”.

(autor desconocido)

11 comentarios:

  1. Se puede Katy, a pesar de los malos entendidos.
    ¿Se puede? ¡Se puede!
    Besos, abrazos y achuchones virtuales para una amiga que siempre está.

    ResponderEliminar
  2. Hola Katy!!Se puede con un amigo "que te recuerda como es el comienzo...el árbol se dobla, se agita, estremece, deshoja y retoña y queda erguido". Hermosa reflexión amiga.
    Besossss

    ResponderEliminar
  3. Gracias Elena no he dudado ni un momento de amistad. Se nota y se siente. No hubo mal entendidos sino experiencias encontradas
    Besos y gracias

    ResponderEliminar
  4. HOla Gabriela es un preciosa reflexión de cómo los amigos pueden ayudar en horas bajas. Pero tu comentarío no lo es menos. Gracia Gabriela por estar siempre
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Precioso, Katy, y profundo: "Que tu voz despierte, desde tu certeza, al que de cansancio se quedó dormido. Y tal vez, si quieres, préstame tus brazos, para incorporarme, nuevo y decidido.". Me ha encantado este texto, con tu permiso me lo copio.
    Muchos besos, con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  6. Querida amiga Katy, cómo estás. Vengo a saludarte y me encuentro con un blog espectacular y muy bien logrado. ¡Felicitaciones!

    Estoy con la limpieza de la casa, pintando paredes y lavando el piso...Entre otras cosas :)Este ajetreo me gusta ya que se acerca la Navidad y con ella tantas cosas bellas para compartir en familia. Me encanta tu blog!!!

    Un abrazo y besos,

    Carmen

    Katy todo se supera,ten fe. Me gustó mucho tu escrito

    ResponderEliminar
  7. Llevate lo que quieras Nikkita para eso está para compartir. Me alegro que te haya gustado. A mi tambien. Es una forma brella de expresra la amistad y el apoyo de los amigos. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Hola Carmen bienvenida a mi casa. Me halaga que me digas que te gusta mi blog. Ya se lo ajeatreada que estás porque me sé las costumbres de Venezuela y la gran tradición navideña que por otra parte algo me traje de allá.
    Ojalá aqui se viviera igual. Se ha perdido bastante.
    Un gran beso

    ResponderEliminar
  9. Solo decirte Katy que me ha hecho llorar, paso por montañas y valles en estos momentos. Me he emocionado mucho porque no todo el mundo se para a tu lado a decirte "se puede", al menos según mi experiencia. Lo positivo de todo es que cuando llega esa persona y te abre su corazón no solo se puede sino que también se quiere. Bella forma de amar la amistad no crees? Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Así es Neith, todos tenemos momentos asi, decía San Juan de la Cruz "La noche oscura del alma" Pero con ilusión y ganas se sale. El sol brilla todos los dias, y está bien tener amigos y personas en las que apoyarte apoyarte, pero la fuerza has de encontrarla en tu interior (es mi experiencia)¡Si tu quieres puedes!
    Un beso y no te vengas abajo

    ResponderEliminar
  11. Precioso Katy, esta reflexion es de las que apetece leerla mas de una vez, yo tambien creo "que se puede". Me encanta la imagen con la frase sobre los amigos, ¿me la puedo llevar "prestada"?.
    Besinos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate