Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

viernes, 29 de mayo de 2009

Mafalda

Voy a confesar algo personal. Cuando comienzo a leer Caretas siempre lo hago de atrás para adelante. Busco el reírse volteriano de la vida de Quino representado en su lápiz diciendo cosas… Leo y persigo el eterno trazo de Joaquín Salvador Lavado, enemigo del tecnicismo y lo académico de la vida, y rival a muerte de los tontos graves.
Quino, crítico de su tiempo, se ríe de todos nosotros. Nos refleja en cada uno de sus personajes y, muchas veces, nos hacer ser parte de ellos. Nos sentimos algo identificado.
Siempre apegado al ser humano sus personajes nunca estuvieron lejos de la burocracia, los vivos eternos, los derechos humanos, el viaje al espacio, el sexo, el feminismo, el machismo y la misma religión.
Mafalda vivió la fuerza de los uniformes en su país, pero allí se rebeló contra la “sopa”, que para muchos fue contra “la tropa”. Censurada como todo, supo paliar los temporales de orden y mandato con kepis y todo.
Ni que hablar de Manolito, un pro norteamericano nacido en Argentina. Muy práctico. Pensando siempre en lo mucho que ganará cuando sea grande, y de Felipe el más allegado a Mafalda.
Y no se olviden de Susanita con su cara de conservadora, más que eso, ultra conservadora y, para no terminar allí, racista y enemiga del avance. Del progreso. Soñadora de ser toda una señora “gaga”. El más inocente, Miguelito. Muy simple y muchos creen que vive enamorado de su amiga. El más pequeño del grupo es Guille, con salidas que a todo el mundo ponen en aprietos. Los padres de Guille y Mafalda sacudidos ambos por la hija con sus preguntas de eterna rebeldía.
Hace tiempo Quino nos dijo que descansaría. Se detenían sus creaciones para más de 20idiomas. No lo pudo hacer, pero ayer nos vuelve a anunciar que dejara en descanso sus lápices y sus ideas. Se nos detendrá la sonrisa. Dice hacerlo para no repetirse.
Malfada tomará descanso y no usará el globo terráqueo, su juego preferido, como aquella vez que le puso la crema de belleza de su madre para cambiarle el rostro al mundo. No olvidemos a su tortuga Burocracia paseándose, ahora mismo, por todos los países del mundo. Este año Joaquín Salvador Lavado ha decidido descansar, nosotros nos ponemos algo tristes.
(descononozco autoría)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate