Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

sábado, 4 de abril de 2009

La crisis según Einstein


3 comentarios:

  1. Anónimo4/4/09 13:32

    Ala a trabajar en lugar de lamentarse por la crisis. La postura más fácil es como hay crisis no hago nada, las cosas estan mal para todo el mundo.

    ResponderEliminar
  2. hola katy:

    realmente bien expuesto la crisis segun Eintein, y como ejemplo un boton, siempre recordaremos las dos bombas atomicas que cayeron en japon en 1945, y en ese año y años pasteriores japon entro en crisis economica, decadas despues japon es una potencia economica (japon nunca se quejo de las bombas y se puso a trabajar), entonces con esto se comprueba que Eistein tiene razon.

    ResponderEliminar
  3. HOLA KATY:

    al parecer tu tambien conocias los escritos de GRACIELA DE FILLIPIS tambien conocida como GRACIELA HEGER, estaba yo suscrita a palabras para el alma que me llegaba un mensaje cada semama o mas, supe de la primera vez que le dio cancer, y yo misma le recomende una pagina, pues fui voluntaria algunos años http://www.gruporeto.org/gruporeto.htm, ( el enlace esta en el blog)despues me entere que habia recaido y desgraciadamente para mi ( y mi egoismo lo reconozco) y seguidores de sus escritos y afortunadamente para ella (pues ya esta descansando)me entere de su muerte el 11 de mayo del 2005, tengo algunos de los muchos escritos que ella mandaba, una de las razones que me hizo hacer este blog de leyendas, mascotas y algo mas, fueron las reflexiones que ella me mandaba, en su tiempo en alguna ocacion menciono que venderia un libro de todas las reflexiones que habia realizado, por razones que ya no me acuerdo no pude comparlo, asi es la vida llena de oportunidades que en ocaciones tomamos o no, y ahora años despues de su partida la recuerdo con mucho cariño aunque nunca la conoci en persona.

    me tome la libertad de ponerte e tu blog una dedicatoria a graciela a un año de su muerte, por miguel angel arcel.

    ¡Uno guarda tantas cosas en el alma!

    Momentos, simplemente momentos, y sin embargo son el nutriente que construye nuestra vida desde lo impensable, desde el ser que pulsa en el mundo como una estrella, como una luz, como un corazón.

    Estaba escribiendo sobre tu recuerdo cuando de pronto escuché en televisión una voz conocida que hablaba sobre los chequeos clínicos que deben hacerse las mujeres en distintas edades. Presté mayor atención y miré. Ví a mujeres frente a los aparatos que fotografiaban el interior de sus pechos aplanados sobre dos placas, intentando saber sobre su salud, haciendose una densitometría para averiguar el estado de sus huesos, entregándose al estudio de su cuerpo para mejorar la calidad de vida. Prestaba atención porque reconocí al médico que hablaba en ese instante. De pronto, me dí cuenta de algo que nosotros siempre hablábamos; sobre la sincronicidad de los momentos, esas casualidades que no son casualidades, que aparecen porque algo en alguna parte de nuestros universos se mueve para promover un movimiento en otra cosa distante. Tu recuerdo aparece en forma de alerta y me señala la pantalla del televisor.

    Te fuiste una noche de mayo, hace un año ya. Dejaste incontables afectos en miles de personas que te extrañarán siempre. Y multiplicado por la palabra, cada retazo de amor llegará hasta vos para hacerte una canción en la eternidad.

    Pero conociéndote como te conocí, sé que en agradecimiento a esos afectos, les responderías avisándoles sobre algo, sobre algo que cuesta caro, que deja sabores amargos. Para evitarlo, para prevenir, para extender un poco más la aventura de vivir, les dirías que no dejen de luchar por la vida, que se hagan controles regularmente para saber sobre el estado de salud de sus cuerpos. Que cuando aparezca un bulto extraño en sus pechos vayan a hacerse controles y le dediquen el tiempo necesario para evitar dolores mayores después. Que es posible curarse de tantos sinsabores que toman la forma de enfermedad en la parte visible del alma. Que deben cuidarse a sí mismas un poco más.

    Cosa extraña, un poco de música y un recuerdo. Un recuerdo y un mensaje. Un mensaje y una acción. Desde alguna estrella el pensamiento se ilumina con tu voz.

    Miguel Angel Arcel
    Dedicado a Graciela De Filippis




    Momentos...Solo momentos


    Momentos de plenitud, solo momentos... La vida es eso nada más...

    En cambio parece que el hombre busca incansablemente otra respuesta...



    Cree ser dueño del día, de sus misterios y se aferra a todo. Sin darse cuenta quiere hacer eternos todos los instantes, inmortales a todos los que lo rodean y tiende cadenas que lo ligan a personas temporalmente solo que él cree que estarán siempre en su vida.

    Momentos de plenitud... Sólo momentos fugaces que como estrellas multicolores se disparan en un cielo muy oscuro y lo iluminan...

    Pero luego solo queda el recuerdo de aquello que nos deslumbró...

    Estrellas que iluminan y luego se apagan y que cada tanto vuelven a encenderse y a iluminar nuestra vida.

    Todos tenemos momentos de luz y de oscuridad. Transitamos por caminos muy luminosos a veces y sentimos dentro una efervescencia que nos cautiva... Sentimos tambien que tenemos la fuerza necesaria, las ganas, el empuje y que como fuertes guerreros enfrentaremos todo obstaculo que se nos presente, erguidos y sin miedo... Pero no somos así todo el tiempo... No sentimos así todo el día ni toda la vida: Son momentos...

    Disfrutemos de aquellos momentos únicos e irrepetibles en que sentimos que estamos en absoluta armonia con el resto del universo.

    © Graciela De Filippis

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate