Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

sábado, 18 de abril de 2009

Interculturalidad


"No quiero mi casa amurallada por todos lados, ni mis ventanas cerradas. Yo quiero que las culturas de todo el mundo soplen sobre mi hogar tan libremente como sea posible, pero me niego a ser barrido por ninguna de ellas”.
Mahatma Gandhi

“Vivimos en una sociedad multicultural. España es un conjunto de pueblos de diversas culturas y lenguas tradicionales. A nuestro mosaico pluricultural se siguen incorporando miles de personas con nuevas lenguas y culturas.
Estamos además emprendiendo la hermosa y difícil construcción de una Europa unida, compuesta también por numerosos pueblos” A esta observación de Muñoz Sedano cabría añadir que formamos parte de una comunidad global interdependiente, en la que el contacto entre las distintas culturas presentes en la gran familia humana es cada vez más habitual. Y en la que la urgencia de afrontar juntos retos cruciales para la humanidad como la erradicación de la pobreza, la igualdad entre hombres y mujeres, la convivencia entre distintas culturas y la sostenibilidad del planeta, es cada vez más apremiante.
La interculturalidad consiste en que nos acerquemos a personas de otras culturas, teniendo en cuenta sus puntos de vista. Propone el encuentro basado en el respeto mutuo, en el reconocimiento de nuestra igualdad. Para ello es necesario que pongamos en práctica actitudes de escucha, diálogo, empatía, es decir, que seamos capaces de ponernos en el lugar de las otras personas.
Sin embargo, comprender una cultura, no significa tener que aceptar todas las prácticas, costumbres, etc. El límite está en el respeto a la dignidad de la
persona, los derechos humanos y las normas y valores que protegen la convivencia, la igualdad de oportunidades y el bienestar social.
La crítica interna y externa a las culturas desde un punto de vista ético es necesaria para que se produzcan cambios y transformaciones sociales hacia un mayor respeto a la dignidad de las personas y a los derechos humanos, puesto que no “todo vale”.
Para construir interculturalidad tenemos que:
• Reconocer la existencia de vínculos, valores y puntos en común entre diferentes culturas.
• Reconocer que las culturas se necesitan unas a otras y son interdependientes, se desarrollan en la interacción y el cambio.
• Examinar críticamente los valores y antivalores de nuestra propia cultura.
• Buscar puntos de convergencia e intereses comunes que pueden construir una unidad en la diversidad.
• Tener voluntad y disposición de aprender de las otras personas y grupos culturales.
• Prevenir los conflictos y, si surgen, poner los medios para regularlos, con énfasis en los aprendizajes que de ellos surjan.

Tomado de Entreculturas
http://www.entreculturas.org/publicaciones/e_entreculturas/eboletin_abril09
(Muñoz Sedano, A.: Educación intercultural. Teoría y práctica. Escuela Española; Madrid 1997).

1 comentario:

  1. Habría que quitar fronteras, pero como bien dice Muñoz Sedano respetando a la persona, a sus forma de pensar, sus ideales siempre y cuando no conculquen los principios éticos y morales.

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate