Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

miércoles, 27 de marzo de 2019

Trece años después recordando a mi padre

“La vida es un pañuelo, es un hermoso juego, es un instante de pólvora y colores y nada más”
Luis Alfredo Arango

Justo una semana después del día del padre, el día 26 de marzo, hace trece años que me dejó el pintor de mis sueños de la infancia. Aunque no hay día en el que no le recuerde, cuando se acerca el aniversario, las vivencias se hacen más fuertes. Este año no ha sido diferente. Rescato uno de mis post que le dediqué hace 7 años.

Con su paleta de madera  no solo pintaba lienzos, dibujaba también historias reales y encendía los colores de mis fantasías y utopías.

La paleta de mi padre, que atesoro con cariño está teñida de rojos, verdes, azules y en ella aún florece la primavera junto al ocaso de los años y las intensas experiencias vividas.
En su paleta aprendí el idioma cambiante de los colores y a matizar las luces y las sombras de la vida.

Recorrí de su mano los caminos del rojo símbolo de la pasión, del amor y la guerra, el verde de la naturaleza y la esperanza en el ser humano, el azul reflejo del el mar y el cielo, de la paz anhelada, el negro de la tristeza , la muerte y la elegancia. El blanco lo inmaculado y limpio de los corazones, el amarillo el color del calor y la amistad, el violeta la serenidad y la madurez y el rosa la imagen tierna de la niñez.

Le recuerdo durante largas horas combinar colores, y cómo me enseñó a pintar mi primera rosa, sosteniendo con amor mi pequeña mano entre las suyas. Con qué esmero limpiaba sus pinceles, esos que aún aguardan en algún rincón esperando ser nuevamente rescatados.

Grabados, retratos, dibujos y acuarelas… descansan en las paredes y en ellos mis recuerdos permanecen colgados.…
Y con las tonalidades de su paleta siempre en mis pupilas recreo una y otra vez quimeras, mientras mi niña interior sigue dibujando junto a él, flores, corazones y estrellas.

Acuarela

Grabado

6 comentarios:

  1. Tu escrito podría ser también mío. El día del padre le dediqué una entrada y como el tuyo, pintaba y hace trece años que se fue. Coincidencias que me han hecho humedecer los ojos.
    Un beso vecina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casualidades de la vida. Hemos llorado pero cada una a su lado. Yo aún no estaba en las redes. Muchas gracias, ahora me aso a ver tu blog. Con esto de Google+ abandoné un poco los blogs, porque realmente lo que más me gusta es hacer fotos.😘😘😘

      Eliminar
  2. Mas o menos lo mismo que tu y que Airblue, vuestros padres pintaban el mio dibujaba con tinta china de colores y plumillas. Me enseñó todo lo que soy. Y como soy soñadora puede que se hayan encontrado en el cielo y se hayan hecho amigos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que cosas, las redes unen también en recuerdos. Cuando se comparte la vida descubrimos que no somos únicos, que sentimos la alegría el dolor y que no somos tan diferentes. Gracias Ester por compartir. Seguro que en algún lugar se habrán encontrado😘

      Eliminar
  3. Los honramos en vida, y después de irse, honramos su memoria.
    Como debe ser.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Últimamente estoy más sensible. Otro abrazo😊

      Eliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate