Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

miércoles, 2 de octubre de 2013

Explicación de la metáfora del tango 'Cambalache' (Para los amantes del tango)


Una amiga argentina me envía un e-mail que me parece al menos curioso tanto para profanos como para amantes del tango. Se trata de la explicación de una de las metáforas del tango Cambalache Una frase con explicación: merece la pena y la comparto porque me gustó.

"…y herida por un sable sin remache, ves llorar la Biblia junto a un calefón…"
A veces oímos las letras de las canciones y no reparamos en su significado. Las tarareamos sin más.
Exacta, real, demostrable y creíble; parece mentira que jamás lo explicaran los miles de escribas, literatos e intelectuales estudiosos del "tango".

"Sable sin remache" Se le llamaba a un gancho donde se colgaba el papel higiénico al lado del inodoro.

La Biblia y el Calefón; He aquí la historia de la vida cotidiana, que acontecía en la ciudad de Buenos Aires, no se si en otros lugares pasaba o no, y que explica el porque de la aparentemente surrealista asociación de la Biblia junto al calefón que aparece en el tango "Cambalache", cuyas letra y música fueron compuestas por Enrique Santos Discépolo en 1935.

La historia tiene relación con los servicios higiénicos, baños, la higiene personal y la forma de realizarla; y como no se me escapa que algunos lectores pueden ser muy jóvenes y puedan no haber conocido otro tipo de baños que los que se estila usar en la actualidad al menos en el mundo occidental, voy a recordar primero un par de datos que considero necesario sean tenidos en cuenta.

Hasta finales del XIX se utilizaban bacinillas, también llamadas "tazas de noche", cuyos contenidos eran arrojados por las ventanas al grito de "agua va", y antes aún, letrinas que solían estar en los fondos de las casas.

En Buenos Aires, coexistieron bacinillas y letrinas hasta principios del siglo XX, época en que las familias "acomodadas" comenzaron a instalar baños.
Luego el uso de baños se generalizó y se empezó a construirlos en todas la viviendas, aún en las más modestas.
El sencillo "mini-ambiente" constaba al menos del retrete y lavabo y si los lujuriosos propietarios de casa gustaban de practicar la costumbre de lavarse todo el cuerpo más o menos seguido, y si además tenían medios económicos suficientes como para costearse ese capricho, los baños también tenían una ducha.
Claro, si había una ducha era necesario calentar el agua, así al lado de la ducha se instalaba un "Calefón".

Sin embargo, el papel higiénico tardó en obtener su carta de ciudadanía para poder trabajar en limpio en estas sucias tierras y aún cuando apareció era bastante caro y no estaba al alcance de todas las familias, las cuales se veían obligadas a utilizar para esos fines sanitarios el vulgar papel de diario o, en su defecto cualquier otro.

Por supuesto, eran muy estimados los papeles más sedosos, así que los sufridos usuarios trataban de conseguir en las verdulerías y fruterías los papeles con los que venían envueltas las manzanas y otros productos del campo, algunos de estos soltaban tinta... ¡je, je. je.!...

Otro muy apreciado era llamado el "papel Biblia", por ser esta especialmente delgado y suave.
Ahora bien, ya por entonces existía la Sociedad Bíblica, una de cuyas misiones parece ser la de difundir la Biblia Protestante, para lo cual regalaba ejemplares del sagrado libro, en la actualidad lo sigue haciendo.
Pues muchos de los habitantes de Buenos Aires deben de haber parecido devotos creyentes, ya que aceptaban de continuo esas "gentilezas", y que siendo mayoría la grey católica, lo mismo pasaban y retiraban la Biblia protestante tantas veces como sabían que la Sociedad las tenía en obsequio en las calles, plazas o en su sede central.
Sin embargo, cuentan los hombres dignos de fe, que quienes obtenían esas Biblias, les perforaban una tapa y las colgaban en un gancho de alambre, ( llamado "sable sin remache" ) al lado del calefón, cerca del retrete e iban arrancando las suaves hojas para usarlas como papel higiénico.
En este hecho se habría inspirado Enrique Santos Discépolo para decir con elegancia propia de un grande:

"Igual que en la vidriera irrespetuosa de los Cambalaches se ha mezclao la vida,
Y HERIDA POR UN SABLE SIN REMACHE, VES LLORAR LA BIBLIA JUNTO A UN CALEFÓN"

Youtube

26 comentarios:

  1. ¡Ay mi querida Katy!!! Aquello de, agua va!!!! ¿Tú crees que hacían eso? Mira mi reina, es que me dio tal ataque de risa al leer eso, pobre del que pasara en ese instante.

    Nos dejas un pos muy interesante, yo recuerdo muy bien la letrina que iba a paran a dejo de la vivienda a un apartado cuadrado como una cuadra de vacas, que éstas estaban al lado precisamente. Pero lo tirar por la venta no lo he visto nunca ni oído, pero no te acostaras sin saber una cosa más.
    Gracias chuli, por regalarnos tus letras.
    Te dejo un abrazo grande y mi estima siempre.

    No más abrir el ordenador, me aparece esta entrada, dije venga pincho ahí.

    Se muy muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina, yo tampoco lo había oído hasta que llegué a Madrid, y creo que aquí se hacía. Pedro si eras un poco sorda imagina...
      Gracias por tus palabras siempre animadas y animosas. Bss

      Eliminar
  2. Yo siempre he sido incapaz de entender el lunfardo. Y ahora ya no tengo quien me lo traduzca.
    Me he puesto un poco triste, madame, con los recuerdos.

    Feliz día

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era mi intención tocar las fibras sensibles, todo lo contrario, sin embargo a veces una palabra, un perfume, una canción nos trae recuerdos que guardábamos en el desván.
      Bisous y buenas noches

      Eliminar
  3. Tango siempre vigente

    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo y este es una institución.
      Bss

      Eliminar
  4. Qué razón tienes, muchas veces cantamos sin saber qué queremos decir.
    Me ha gustado conocer el significado de esta estrofa. ¡Qué curioso!

    Un beso katy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cantamos en ingle´s, francés y hasta japonés el caso es cantar. Pero llama la atención este post porque incluso leyendo la letra no te enteras. Este tango lo ha cantado Serrat y muy bien por cierto.
      Bss

      Eliminar
  5. Te quería mandar un enlace de cuando publiqué la historia de Cambalache, por si te interesaba, pero no me deja poner enlaces. Una buena entrada Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de todas formas Ester. No intenté poner enlaces pero es raro que no te deje.
      Me encantan los tangos desde jovencita y ya sabes que me encanta tocar todos los palos:-)
      Bss

      Eliminar
  6. Jo... me que he quedao muda. El mudo le dicen todavia los arjos a Gardel. Si es que... ¡Cuánto ingenio!

    Un abrazo Katy y muchas gracias. Me gusta mucho el tango .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi, además me trae muchos recuerdos:-)
      Nunca me hubiera imaginado que una estrofa pudiera decir tanto.
      Bss Alma

      Eliminar
  7. ¡Gracias, Katy! Me encanta Discépolo y Cambalache es quizás su obra más redonda. ¡Cuánto ingenio, como dice Alma!
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, hay personas que nacen con alma de poetas y en frases maravillosas dicen lo que nos gusta y los que no con la misma dulzura. Y si es cantando mejor.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. galicintas3/10/13 08:38

    Que curioso me han resultados estas explicaciones de un tango tan conocido,me encantan los tangos,como se bailan y sobre todo oírlos cantar a los argentinos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi me salieron los dientes escuchando tangos pero me pasa como con el flanco, que solo oigo la música y no interpreto la letra. Y fíjate cuanto escondía una sola estrofa.
      Bss

      Eliminar
  9. Muy interesante estas explicaciones que nos dejas. Pero créeme: podría tararear la música y no me sé la letra, como me sucede con la mayoría de las canciones.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo que te pasa es universal. A menos que adores a un cantante especial y entonces te aprendas la letra de pe a pa de todas sus canciones.
      Bss

      Eliminar
  10. Infinitas gracias mi querida amiga por obsequiarnos tan interesantes y didácticas letras. Miles de besinos de esta amiga que te desea con inmenso cariño feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ozna, ya sabes que te leo aunque a veces pase como un vendaval por los blogs. Lo de Pasitos Cortos es un decir:-)
      Bss

      Eliminar
  11. buenísimo este articulo explicativo. muy didáctico.
    muchas gracias.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado. Eso es porque te gusta el tango:-)
      Bss

      Eliminar
  12. Genial.Un tangazo!!!
    Y un homenaje a Discépolo: un poeta sentimental siempre vigente.
    Cantado por el polaco Goyeneche ( que ya no está) o por la personal Gata Varela es un prodigio.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta pisando terreno familiar y se te nota:-) Gracias por la información Carmela y por tu alegre comentario. A mi también me gusta:-)
      Bss

      Eliminar
  13. Conocí esta historia a raiz de que un argentino comentara en una foto mía hace muchio tiempo sobre la biblia y el calefón

    ResponderEliminar
  14. Me alegro que te trajera recuerdos. He intentado ver la foto pero pone que no tengo permiso porque es privada:-(
    Bss

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate