Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

sábado, 12 de enero de 2013

El rey y sus cuatro esposas


Había una vez un rey que tenía cuatro esposas. Él amaba a su cuarta esposa más que a las demás y la adornaba con ricas vestiduras y la complacía con las delicadezas más finas. Sólo le daba lo mejor.

También amaba mucho a su tercera esposa y siempre la exhibía en los reinos vecinos. Sin embargo, temía que algún día ella se fuera con otro.

También amaba a su segunda esposa. Ella era su confidente y siempre se mostraba bondadosa, considerada y paciente con él. Cada vez que el rey tenía un problema, confiaba en ella para ayudarle a salir de los tiempos difíciles.

La primera esposa del rey era una compañera muy leal y había hecho grandes contribuciones para mantener tanto la riqueza como el reino del monarca. Sin embargo, él no amaba a su primera esposa y aunque ella le amaba profundamente, él apenas se fijaba en ella.

Un día, el rey enfermó y se dió cuenta de que le quedaba poco tiempo. Pensó acerca de su vida de lujo y caviló:
"Ahora tengo cuatro esposas conmigo pero, cuando muera, estaré solo".

Así que le pregunto a su cuarta esposa:
-"Te he amado más que a las demás, te he dotado con las mejores vestimentas y te he cuidado con esmero. Ahora que estoy muriendo, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?
-¡Ni pensarlo! Contestó la cuarta esposa y se alejó sin decir más palabras.
Su respuesta penetró en su corazón como un cuchillo filoso.

El entristecido monarca le pregunto a su tercera esposa:
-Te he amado toda mi vida. Ahora que estoy muriendo, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?
-¡No! Contestó su tercera esposa. ¡La vida es demasiado buena! ¡Cuándo mueras, pienso volverme a casar!"
Su corazón experimentó una fuerte sacudida y se puso frío.

Entonces preguntó a su segunda esposa:
-"Siempre he venido a ti por ayuda y siempre has estado allí para mí. Cuando muera, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?
-¡Lo siento, no puedo ayudarte esta vez!". Contestó la segunda esposa. "Lo más que puedo hacer por ti es enterrarte".
Su respuesta vino como un relámpago estruendoso que devastó al rey.

Entonces escuchó una voz:
-"Me iré contigo y te seguiré dondequiera tu vayas". El rey dirigió la mirada en dirección de la voz y allí estaba su primera esposa. Sé veía tan delgaducha, sufría de desnutrición. Profundamente afectado, el monarca dijo:
-¡Debí haberte atendido mejor cuando tuve la oportunidad de hacerlo!


En realidad, todos tenemos cuatro esposas en nuestras vidas.
Nuestra cuarta esposa es nuestro cuerpo. No importa cuanto tiempo y esfuerzo invirtamos en hacerlo lucir bien, nos dejará cuando muramos.

Nuestra tercera esposa son nuestras posesiones, condición social y riqueza.
Cuando muramos, irán a parar a otros.

Nuestra segunda esposa es nuestra familia y amigos.
No importa cuanto nos hayan sido de apoyo a nosotros aquí, lo más que podrán hacer es acompañarnos hasta el sepulcro.

Y nuestra primera esposa es nuestra alma, frecuentemente ignorada en la búsqueda
Sin embargo, nuestra alma  o espíritu es la única que nos acompañará dondequiera que vayamos. ¡Así que, cultívala, fortalécela y cuídala ahora!

(Autor desconocido)

32 comentarios:

  1. En el alma está la verdadera esencia, el verdadero ser; el cuerpo es la envoltura, aquello que aquí se queda.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta alma mía a la que si que cuido pero a veces se va por otros derroteros. Pero es bueno tenerlo en cuenta.
      Bss

      Eliminar
  2. Muy sabio. Habrá que pensar en ello. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si cada cual que se aplique ekl cuenti como le parece.
      Bss

      Eliminar
  3. Buena reflexión!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi si que me lo parece. Cualquier cosa que sirve para reflexionar es estupendo
      Bss

      Eliminar



  4. ¡Feliz fin de semana!

    bajo la incipiente mirada

    de la luna enamorada

    de los riscos tornasolados de la alborada...

    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te deseo Feliz semana:-) Llego pronto.
      Bss

      Eliminar
  5. Un hermoso cuento que encierra una gran verdad.
    Un abrazo, Katy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasar a pensar un poco por esta casa:-)
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Pues es una hermosa parábola, madame. Al final nada más nos llevamos.

    Feliz domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo. Siempre he pensado que los que se mueren ricos y con posesiones deben de pasarlo peor. Mire que tener que dejarlo todo a los herederos o buitres.
      Bisous

      Eliminar
  7. Un texto precioso y con moraleja incluida.
    Todos tenemos la certeza de que al final sólo nos iremos acompañados del alma, sin embargo poco ponemos en práctica para hacerla grande y hermosa.

    Un beso Katy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy segura de que al final nos examinaremos de todo el bien que hemos hecho y el mal que hemos dejado de hacer.
      Lo demás no vale decir he ahorrado para dejároslo. Nadie nos llevamos nada,
      Bss

      Eliminar
  8. Como te dice Elena es un texto precioso y con gran contenido.
    Siempre he pensado Katy que en el cerebro se encuentra como una central de mando todo lo que nuestro cuerpo puede hacer, ver, oir, tocar, andar, etc. pero ¿donde está la parte que manipula el Alma? No existe. Somos nosotros los que debemos alimentarla, conservarla y hasta mantenerla, cada uno es responsable de como la tengamos.
    De nuevo visitandote amiga mia.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto tiempo sin b¡ver tu rostro y sonrisa por aquí:-) Me alegro que estés bien y que hayas pasado por esta tu casa. Puedes llevarte lo que quieras. Nadie se ha llevado nada:-)
      Bss y no tardes un año en volver.

      Eliminar
  9. Mu aleccionador el cuento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si sirve, sin duda ha cumplido su misión, que es hacer pensar.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. No había escuchado nunca este cuento. La simbología es muy buena, aunque también es aplicable a otras cosas.

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es aplicable a lo que uno quiera. La vida da amplio margen para ello. Vale para pensar, para reflexionar, y hasta para abroncar al Rey por egoísta:-)
      Bss

      Eliminar
  11. Pues no conocía esta historia, pero me parece muy peculiar y atractiva.. Enhorabuena.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fus, si te ha gustado me alegro. Seguro que tu le das otras explicaciones también.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. PRECIOSO MENSAJE NOS DEJA ESTA HISTORIA QUE NO CONOCÍA, REALMENTE ES ASÍ... EL ALMA ES LO ÚNICO TOTALMENTE NUESTRO QUE TENEMOS. DEBEMOS CUIDAR DE ELLA.

    UN BESITO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es nuesto porque nadie nos lo puede arrebatar. Tal vez la muerte. No lo sabemos solo lo intuimos.
      Bss y buena semana

      Eliminar
  13. ¡Cuánta verdad! Sobre todo en el hecho de que nunca comprendemos el verdadero valor de esa primera esposa...

    Un beso, Katy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dice el refranero, "La primera escoba y la última señora"
      Pero al final cuando todo anda perdido se recurre a la primera. ¿Por qué será?
      Bss y buena semana

      Eliminar
  14. uy, aunque la historia me ha parecido un poco machista... (aprecio más a quien no depende de mí ni quien se sacrifica por mí) luego al ver de qué iba he visto que si, que lleva razón.
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices tiene varias lecturas. Una es que el Rey tenga cuatro y le preferida sea la última. Seguro que era joven:-)
      Muy buena reflexión. Lo que uno pueda hacer por son mismo que lo haga. Las dependencias son desastrosas.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. ¡Qué gran lección!

    Un abrazo:)

    ResponderEliminar
  16. ME GUSTO POR MUCHAS RAZONES, Y CONFIRME QUE SE QUEDO QUIEN NO APRECIBA, ES TRISTE, HAY VERLO MAL PARA DARTE CUENTA. BESITOS

    ResponderEliminar
  17. Preciosa historia con enseñanza profunda.
    Un beso y gracias por mostrárnosla

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate