Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

miércoles, 3 de marzo de 2010

Tapando el sol con la mano


Un discípulo fue en busca del rabino Nahman, de Braslaw:
- No continuaré mis estudios de los textos sagrados - dijo.
- Vivo en una pequeña casa con mis padres y hermanos
y nunca encuentro las condiciones ideales para
concentrarme en lo que es importante.
Nahman señaló al sol y pidió a su discípulo que
pusiera la mano frente a su cara, de manera que
quedara oculto. Y así lo hizo éste.
- Tu mano es pequeña y, sin embargo, ha conseguido
cubrir totalmente la fuerza, la luz y la majestad del inmenso sol.
De la misma manera, los pequeños problemas consiguen
darte la disculpa necesaria para no seguir adelante
en tu búsqueda espiritual.

EnseñanzaAsí como la mano tiene el poder de esconder el sol, la
mediocridad tiene el poder de esconder la luz interior.
No culpes a los otros por tu propia incompetencia.

(Paulo Coelho)

16 comentarios:

  1. Pues es verdad, madame. No es cuestion de tamaño, jiji. Con muy poco podemos hacer mucho. Nunca descubriremos cuanto si no lo intentamos.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Madame es Ud. un poco picarona jiji. Más tiene razón nunca descubriremos cuanto podemos lograr si no lo intentamos.
    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Hola Katy!! Qué sabiduría amiga!! Me encantó. Los pequeños problemas consiguen darte la disculpa... Es má fácil culpar a esos problemas o a los demás.
    Besossssssss

    ResponderEliminar
  4. Hola Gabriela, hay que ser muy honrado y muy honesto para asumir las cosas. Casi siempre tendemos a disculparnos y culpar a los demás en vez de cargar con la resposanbilidad de nuestros actos.
    Somos así
    Estaré fuera de internet esta semana a partir del viernes.Tengo bastantes oblogaciones familiares que me reclaman.
    Besos
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Además, hay gente que con sólo una pequeña virtud puesta en acción consigue mucho más que alguien con muchas capacidades dormidas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Si que es verdad Elena, llevas toda la razón.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Otro cuento genial, con muy buena moraleja, Katy.
    Cuantas veces usamos excusas insignificantes para justificar algo, o culpar a otros.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. Gran enseñanza, y sabias palabras. Sólo cuando se tienen verdaderos problemas nos damos cuenta que a veces nos amilanamos por nimiedades.

    Un besito

    ResponderEliminar
  9. Me gusta eso de poder tapar el sol con la mano, primero porque me imagino, visualizo en mi mente, que para hacerlo tiene que ser un día soleado, luego siento esa luz penetrante en mis pupilas, y por último consigo hacer la sombra de mi mano sobre la cara. Esa sensación de retirar algo molesto, tan intenso y tan necesario...¡¡qué cosas!!!
    sólo se me ocurre que: para grandes males...grandes remedios: una manita pequeña consigue un efecto mágico,pero sólo durante un instante, ya que la fuerza del sol requiere un parapeto más grande.
    un beso, M.

    ResponderEliminar
  10. Hola Nikkita, siempre o casi siempre nos estamos justificando lo que no tiene justificación solo porque nos cuesta reconocer nuestros errores.
    He hecho esto pero... Ese pero es la mano que tapa el sol.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola taxi, esto no es un cuento es una realidad, creemos que tenemos un problema y se nos viene el mundo encima, pero luego nos encontramos con uno real, y es cuando reconocemos que hemos estado dándole vueltas a lago unsignificante.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hola María, tu comenteario tan poético casi da para otra entrada.
    "El resultado de tapar el Sol depende de la mano que la tape"
    En cualquier caso la metáfora vale para darnos cuenta de como esos pequeños problemillas cotidianos los convertimos en gigantes que no nos dejan disfrutar de todo lo que el día nos ofrece.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Mucha sabiduría hay en este relato o enseñanza del rabino Nahman.
    Cualquier excusa puede servir para justificar la inmovilidad.
    Igual que la fe mueve montañas una buena actitud en la vida logra milagros.
    Un beso y que tengas un feliz jueves, viernes....

    ResponderEliminar
  14. Hola Maria, así es todo menos asumir nuestro grado de responabilidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Las grandes distancias también nos distorsionan la realidad.
    Buena enseñanza, Katty.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Gracias Rudy por pasarte a pesar que ahora me encuentra parcialmente inactiva :)
    ¡¡¡Es tan difícil mantenerse dentro de la realidad sin distorcionarla!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate