Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

sábado, 20 de marzo de 2010

De vuelta con la mente

Lo que el corazón quiere, la mente se lo muestra

Entrevista a MARIO ALONSO PUIG, CIRUJANO


Tengo 48 años. Nací y vivo en Madrid. Estoy casado y tengo tres niños. Soy cirujano general y del aparato digestivo en el Hospital de Madrid. Hay que ejercitar y desarrollar la flexibilidad y la tolerancia. Se puede ser muy firme con las conductas y amable con las personas. Soy católico. Acabo de publicar Madera líder (Empresa Activa).

ENTRENAR
Hasta ahora lo decían los iluminados, los meditadores y los sabios; ahora también lo dice la ciencia: son nuestros pensamientos los que en gran medida han creado y crean continuamente nuestro mundo. "Hoy sabemos que la confianza en uno mismo, el entusiasmo y la ilusión tienen la capacidad de favorecer las funciones superiores del cerebro. La zona prefrontal del cerebro, el lugar donde tiene lugar el pensamiento más avanzado, donde se inventa nuestro futuro, donde valoramos alternativas y estrategias para solucionar los problemas y tomar decisiones, está tremendamente influida por el sistema límbico, que es nuestro cerebro emocional. Por eso, lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando". Hay que entrenar esa mente.

IMA SANCHÍS
La Vanguardia - 18/10/2004

-Más de 25 años ejerciendo de cirujano. ¿Conclusión?

-Puedo atestiguar que una persona ilusionada, comprometida y que confía en sí misma puede ir mucho más allá de lo que cabría esperar por su trayectoria.

-¿Psiconeuroinmunobiología?

-Sí, es la ciencia que estudia la conexión que existe entre el pensamiento, la palabra, la mentalidad y la fisiología del ser humano. Una conexión que desafía el paradigma tradicional. El pensamiento y la palabra son una forma de energía vital que tiene la capacidad (y ha sido demostrado de forma sostenible) de interactuar con el organismo y producir cambios físicos muy profundos.

-¿De qué se trata?

-Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo en un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas. El distrés, esa sensación de agobio permanente, produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal.

-¿Qué tipo de cambios?

-Tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje localizadas en el hipocampo. Y afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas.

-¿Tenemos recursos para combatir al enemigo interior, o eso es cosa de sabios?

-Un valioso recurso contra la preocupación es llevar la atención a la respiración abdominal, que tiene por sí sola la capacidad de producir cambios en el cerebro. Favorece la secreción de hormonas como la serotonina y la endorfina y mejora la sintonía de ritmos cerebrales entre los dos hemisferios. .

-¿Cambiar la mente a través del cuerpo?

-Sí. Hay que sacar el foco de atención de esos pensamientos que nos están alterando, provocando desánimo, ira o preocupación, y que hacen que nuestras decisiones partan desde un punto de vista inadecuado. Es más inteligente, no más razonable, llevar el foco de atención a la respiración, que tiene la capacidad de serenar nuestro estado mental.

-¿Dice que no hay que ser razonable?

-Siempre encontraremos razones para justificar nuestro mal humor, estrés o tristeza, y esa es una línea determinada de pensamiento. Pero cuando nos basamos en cómo queremos vivir, por ejemplo sin tristeza, aparece otra línea. Son más importantes el qué y el porqué que el cómo. Lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando.

-Exagera.

-Cuando nuestro cerebro da un significado a algo, nosotros lo vivimos como la absoluta realidad, sin ser conscientes de que sólo es una interpretació n de la realidad.

-Más recursos...

-La palabra es una forma de energía vital. Se ha podido fotografiar con tomografía de emisión de positrones cómo las personas que decidieron hablarse a sí mismas de una manera más positiva, específicamente personas con trastornos psiquiátricos, consiguieron remodelar físicamente su estructura cerebral, precisamente los circuitos que les generaban estas enfermedades.

-¿Podemos cambiar nuestro cerebro con buenas palabras?

-Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel de Medicina en 1906, dijo una frase tremendamente potente que en su momento pensamos que era metafórica. Ahora sabemos que es literal: "Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro".

-¿Seguro que no exagera?

-No. Según cómo nos hablamos a nosotros mismos moldeamos nuestras emociones, que cambian nuestras percepciones. La transformació n del observador (nosotros) altera el proceso observado.No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos.

-¿Hablamos de filosofía o de ciencia?

-Las palabras por sí solas activan los núcleos amigdalinos. Pueden activar, por ejemplo, los núcleos del miedo que transforman las hormonas y los procesos mentales. Científicos de Harward han demostrado que cuando la persona consigue reducir esa cacofonía interior y entrar en el silencio, las migrañas y el dolor coronario pueden reducirse un 80%.

-¿Cuál es el efecto de las palabras no dichas?

-Solemos confundir nuestros puntos de vista con la verdad, y eso se transmite: la percepción va más allá de la razón. Según estudios de Albert Merhabian, de la Universidad de California (UCLA), el 93% del impacto de una comunicación va por debajo de la conciencia.

-¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?

-El miedo nos impide salir de la zona de confort, tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos. Para crecer hay que salir de esa zona.

-La mayor parte de los actos de nuestra vida se rigen por el inconsciente.

-Reaccionamos según unos automatismos que hemos ido incorporando. Pensamos que la espontaneidad es un valor; pero para que haya espontaneidad primero ha de haber preparación, si no sólo hay automatismos. Cada vez estoy más convencido del poder que tiene el entrenamiento de la mente.

-Déme alguna pista.

-Cambie hábitos de pensamiento y entrene su integridad honrando su propia palabra. Cuando decimos "voy a hacer esto" y no lo hacemos alteramos físicamente nuestro cerebro. El mayor potencial es la conciencia.

-Ver lo que hay y aceptarlo.

-Si nos aceptamos por lo que somos y por lo que no somos, podemos cambiar. Lo que se resiste persiste. La aceptación es el núcleo de la transformación.

19 comentarios:

  1. Muchas gracias Katy, a veces es bueno, mas bien diria que es bueno ver esto a diario, cuantas cosas nos cambiarian, hoy llega en muy buen momento, gracias a ti por compartirlo y gracias al doctor.
    Cuidate, Cuidaros, ser muy feliz.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Luna, desde pequeña me enseñaron a ser positiva porque serle era causa de mayor felicidad. Despue´s me he he dedicado a devorar todos los libros que hablaban de la mente como poder generador de salud. Y ahora después de años la ciencia empieza a ocuparse y demuestra que no era solo una ilusión sino que es cierto este razonamiento.
    A pesar de todo la mente sigue siendo una gran desconocida.
    Gracia por pasarte.
    Un beso y feliz finde

    ResponderEliminar
  3. Hola Katy!! Magnífico post. Si aplicáramos todos estos consejos que distinta sería la vida. Hay unas palabrtas que me hicieron pensar, no porque sean más importantes, todo el texto es interesantísimo sino porque es lo que veo a diario:"El miedo nos impide salir de la zona de confort, tendemos a la seguridad de lo conocido..." Muy bueno todo lo que dice el doctor, gracias por compartirlo.
    Feliz sábado amiga!!
    Besossssss

    ResponderEliminar
  4. Gracias Gabriela por dejar tu interesante opinión. Esa frase elegida es cierta. El miedo siempre es paralizante.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante la entrevista. En conclusión podíamos decir que nuestro cuerpo depende al 50% de una parte física y otra anímica.
    Siempre se ha dicho que la predisposición del enfermo ante la enfermedad es decisiva para su más pronta cura.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola Elena esto ya se sabúa hace mucho tiempo
    "Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro".
    Ramon y Cajal.
    Pero vivimos en una época en que todo ha de ser demostrado por la "infalible ciencia" para la gran mayoría de seres humanos.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Muy buena entrevista, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  8. Hola JL, me alegro que te gustara y te dejases este comentario.
    Un abrazo y buen Domingo

    ResponderEliminar
  9. Gracias Katty por estos consejos,llegan en el momento justo,estoy trabajando mucho con un libro de Luoise Hay aprendiendo a ser positiva a quererme,a dejar el miedo atras.un super beso lleno de bendiciones!

    ResponderEliminar
  10. Hola Patty celebro mucho que seas cada vez más positiva. Todo lo que existe ante fue concebido en la mente.
    De un bolque de piedra se saca una estatua bellísima. Y así con todo. Lo malo es que todavía no nos lo creemos del todo.
    Besos y cuidate.

    ResponderEliminar
  11. Interesantisima entrevista que ademas me deja con los ojos como platos.

    Esto mismo, porsupuesto sin tecnicimos lo "discutia" un cliente.

    Médico, neumólogo para más señas. De pronto me dijo, sabe usted que se ha fumado tres cigarros en 10 minutos?
    -Pues no, no llevo la cuenta, le contesté.

    Y para no variar me empezó a dar la charla sobre, lo pronto que tendria un cancer de pulmón.
    Yo le rebatí diciendole que yo nunca tendria un cancer, sencillamente porque no quiero.
    Es difícil explicarlo, pero estoy convencida que muchas enfermedades de alguna forma se las provoca el propio paciente.
    Las personas negativas, con mal caracter, suelen estar enfermas con mucha más frecuencia, y esto lo he comprobado.
    Bueno para no enrollarme, la charla con el neumólogo duró cerca de tres cuartos de hora que duró la carrera y al final, casí terminó dándome la razón.
    Hay que afrontar la vida con optimismo, no pensar en las enfermedades, disfrutar cada instante como si fuese el último, porque lo que tenga que llegar, llegará de todas formas y toda preocupación anterior será esteril, encima al contrario sólo servira para que el problema aparezca antes e incluso de forma más virulenta.

    Un abrazo niña.

    ResponderEliminar
  12. Hola Taxi, tú si que sabes. El optimismo es lo más importante en la vida. Yo pienso igual, Es inútil y estéril preocuparse antes de tiempo. Es mejor ocuparse en...
    Es una pérdida de tiempo preocuparse por cosas que nunca sucederán. Y si suceden pués ya veremos. El último parrafo de comentario no tiene desperdicio :)
    Besos y feliz Domingo

    ResponderEliminar
  13. Hola, Katy.

    He leído la entrevista que has publicado con los ojos como platos.
    Es interesantísima. Casi en cada respuesta hay alguna frase lapidaria, que podríamos aplicar a la vida como un dogma.
    Ya me iban haciendo falta las visitas a este blog.
    Me estoy incorporando poco a poco a la lectura de mis blogs amigos.

    Ya ando otra vez por estas tierras, aunque no he escrito nada todavía.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Perikiyo, que alegría verte de nuevo por aquí. Espero que todo te haya ido a pedir de boca y estes satisfecho de tu trabajo.
    La verdad es que te he echado de menos, y me alegra saber que te ha gustado la entrevista. Es francamente objetivo y bueno lo que dice este médico.
    Te deseo una feliz semana y que te cindan las visitas :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. El Budismo ha dicho esto mismo desde su origen. No sólo lo ha dicho si no que también ha entregado herramientas concretas, de fácil aplicación y de eficaces y rápidos resultados. El cerebro es absolutamente moldeable, una puede borrar circuitos y crear otros. La ciencia occidental desde hace un rato ya ha dialogado con la psicología budista, con el Dalai y los Lamas, y sin duda, ese encuentro es potentemente fructífero. Hay libros al respecto muy interesantes. Francisco Varela, neorocientífico chileno, lamentablemente fallecido prematuramente, fue uno de los impulsores de este intercambio y aprendizaje. Tuve la fortuna hace unos años de participar en una terapia que se basaba en todo esto, pude hacer un cambio sustancial en mi cerebro, por tanto en mi alma.
    Excelente post, ojalá estas materias se difundieran más masivamente ¡como lo necesita el mundo!
    ¡Sí, también es un viejo malhumorado!
    Cariños para ti!

    ResponderEliminar
  16. Eva, maravillosa refelexión a que nos dejas. Yo sabía sobre esto porquer soy buscadora nata, pero ya sabes que en la civilización occidental lo cuenta es lo que se demuestra científicamente. Lo demás no existe.
    "El cerebro es absolutamente moldeable, una puede borrar circuitos y crear otros".
    Esto lo firmo y lo afirmo. Lo que hay que hacer es creerselo y luego trabajarlo. Besos y gracias

    ResponderEliminar
  17. Que interesante Katy, es cierto que el positivismo te cambia conductas e incluso partes de tu carácter que estaban arraigadas y parecía imposible deshacerte de ellas. Me quedo con la frase final: La aceptación es el núcleo de la transformación.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  18. Hola Nikkita me ha parecido tambien interesnate y coherente estre médico. Y la frase que has elegido es breve pero buena.
    Creo que ser positivos nos ayuda también a ser mejores.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Hola Katy!
    Tu blog ha sido nominado por un@ de tus lector@s para los Premios RoB Dangal TV.
    Suerte!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate