Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

lunes, 8 de octubre de 2012

"Estoy apenas observando..."

“Como la publicidad no puede vender felicidad, genera la ilusión de que le felicidad es el resultado de una suma de placeres”

Al viajar por el Oriente, mantuve contacto con los monjes del Tibet, en Mongolia, Japón y China.
Eran hombres serenos, solícitos, reflexivos y en paz con sus mantos de color azafrán.
El otro día, observaba el movimiento del aeropuerto de San Pablo, la sala de espera llena de ejecutivos con teléfonos celulares, preocupados, ansiosos, generalmente
comiendo más de lo que debían.
Seguramente, ya habían desayunado en sus casas, pero como la compañía aérea ofrecía otro café, todos comían vorazmente.
Aquello me hizo reflexionar: "¿Cuál de los dos modelos produce felicidad?"

Me encontré con Daniela, de 10 años, en el ascensor, a las 9 de la mañana, y le pregunté:
-"¿No fuiste a la escuela?" Ella respondió: "No, voy por la tarde." Comenté:
-"Qué bien, entonces por la mañana puedes jugar, dormir hasta más tarde."
-"No", respondió ella, "tengo tantas cosas por la mañana..."
-"¿Qué cosas?", le pregunté.
-"Clases de inglés, de baile, de pintura, de natación", y comenzó a detallar su agenda de muchachita robotizada.


Me quedé pensando: "Qué pena, que Daniela no dijo: "¡Tengo clases de meditación!"
Estamos formando super-hombres y super-mujeres, totalmente equipados, pero emocionalmente infantiles.

Una ciudad progresista del interior de San Pablo tenía, en 1960, seis librerías y un gimnasio; hoy tiene sesenta gimnasios y tres librerías!
No tengo nada contra el mejoramiento del cuerpo, pero me preocupa la desproporción en relación al mejoramiento del espíritu. Pienso que moriremos esbeltos: "¿Cómo estaba el difunto?". "Oh, una maravilla, no tenía nada de celulitis!"

Pero¿ cómo queda la cuestión de lo subjetivo? ¿De lo espiritual? ¿Del amor?

Hoy, la palabra es "virtualidad". Todo es virtual. Encerrado en su habitación, en Brasilia, un hombre puede tener una amiga íntima en Tokio, sin ninguna preocupación por conocer a su vecino de al lado! Todo es virtual. Somos místicos virtuales, religiosos virtuales, ciudadanos virtuales. Y somos también éticamente virtuales...

La palabra hoy es "entretenimiento"; el domingo, entonces, es el día nacional de la imbecilidad colectiva. Imbécil el conductor, imbécil quien va y se sienta en la platea, imbécil quien pierde la tarde delante de la pantalla.

Como la publicidad no logra vender felicidad, genera la ilusión de que la felicidad es el resultado de una suma de placeres:
"Si toma esta gaseosa, si usa estas zapatillas, si luce esta camisa, si compra este auto, usted será feliz!"

El problema es que, en general, no se llega a ser feliz! Quienes ceden, desarrollan de tal forma el deseo, que terminan necesitando un analista o de medicamentos. Quienes resisten, aumentan su neurosis.

El gran desafío es comenzar a ver cuán bueno es ser libre de todo ese condicionamiento globalizante, neoliberal, consumista.
Así, se puede vivir mejor. Para una buena salud mental son indispensables tres requisitos: amistades, autoestima y ausencia de estrés.

Hay una lógica religiosa en el consumismo post-moderno.

En la Edad Media, las ciudades adquirían status construyendo una catedral; hoy, en Brasil, se construye un shopping-center.
Es curioso, la mayoría de los shopping-center tienen líneas arquitectónicas de catedrales estilizadas; a ellos no se puede ir de cualquier modo, es necesario vestir ropa de misa de domingo. Y allí dentro se siente una sensación paradisíaca: no hay mendigos, ni chicos de la calle, ni suciedad...

Se entra en esos claustros al son gregoriano post-moderno, aquella musiquill de esperar dentista.
Se observan varios nichos, todas esas capillas con venerables objetos de consumo, acolitados por bellas sacerdotisas. Quienes pueden comprar al contado, se sienten en el reino de los cielos.
Si debe pagar con cheque post-datado, o a crédito se siente en el purgatorio.
Pero si no puede comprar, ciertamente se va a sentir en el infierno...

Felizmente, terminan todos en una eucaristía post-moderna, hermanados en una misma mesa, con el mismo jugo y la misma hamburguesa de Mac Donald...
Acostumbro a decirles a los empleados que se me acercan en las puertas de los negocios:
"Sólo estoy haciendo un paseo socrático". Delante de sus miradas espantadas, explico:

"Sócrates, filósofo griego, también gustaba de descansar su cabeza recorriendo el centro comercial de Atenas. Cuando vendedores como ustedes lo asediaban, les respondía: ..."Sólo estoy observando cuántas cosas existen que no preciso para ser Feliz"!

(Desconozco al autor)

Nota
Una interesante reflexión que parte de una experiencia. Al menos  a mi me  cuestiona . Y dicho esto es lo que voy a hacer,  seguir reflexionando.

Una tendinitis de obligado reposo me tendrá alejada unos días de del ordenador. Os deseo un feliz semana y en cuanto me recupere estaré de nuevo dándole a la tecla. Gracias por vuestra paciencia

23 comentarios:

  1. Estoy muy de acuerdo con la reflexión que nos traes, esto de la globalización ha empeorado las cosas, nos falta poco para llevar antenas con las que ser manejados, tenemos clichés que hay que seguir y si no se hace podemos sentirnos marginados o algo así. Es necesaria fortaleza para resistir o para no ser deglutido del todo.
    Me considero espiritual y esa parte de mi exige ser nutrida diariamente, desde luego está otra parte y se hace necesario un equilibrio.
    Bueno..esa tendinitis te va a obligar a tomarte un descanso, tendrás tiempo de reflexionar pero no te marees demasiado, cuídate mucho y hasta muy pronto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ponte buena, guapa. A mí también me gusta ver las cosas que no necesito y procuro no darle demasiada importancia al hecho de que sean tan pocas, jijiji

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Cuánta verdad! La vida ha cambiado tanto que no es fácil reconocerla. En muchos aspecto para mejor, pero no siempre; hoy nos olvidamos de los que están a nuestro lado y buscamos paraísos lejanos en territorios y personas, sin importarnos desatender a lo que tenemos inmediato.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Cuidate y vuelve pronto. Muy buena la reflexion, han cambiado nuestros habitos en general, lo peor es que nos acostumbramos a todo,espero que nuestras niñas de hoy, mañana puedan ser felices como lo fuimos ayer.
    Un beso grandote

    ResponderEliminar
  5. Creo que nuestra forma de ver las cosas cambiaría significativamente tan sólo con relentizar un poco nuestra vida: no intentar hacerlo todo, sino hacer bien lo que se hace. Las prisas no dejan pensar.
    Un abrazo, Katy y cuidaté mucho.

    ResponderEliminar
  6. Vaya, yo que te iba a proponer que me ayudaras, estoy en pleno zafarrancho de limpieza, veo que con tu tendinitis no va a ser posible.
    Cuídate.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  7. Bueno parece claro que basar la felicidad en el placer material sólo lleva a la insatisfacción que sólo es posible contener con nuevos placeres y consumos materiales, en una loca carrera capaz de dejarnos completamente insatisfechos de tanta satisfacción.
    Pero es tan difícil ser un Diógenes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Una de las cosas que he aprendido con los años: la cantidad de cosas que no necesito y lo bien que estoy sin ellas, pero lo olvidamos inmersos en este mundo que te bombardea constantemente con comprar esto y aquello. Buena reflexión la que traes hoy.

    Te deseo una pronta recuperación.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Hemos creado una sociedad a nuestra imagen y semejanza. Luego recapacitamos y.....volvemos a nuestros origenes.
    LLevara su tiempo y muchos quedaran en el camino pero.....llegaremos.

    Cariños y pronta recuperacion!!!!

    ResponderEliminar
  10. Lo primero: ponerte bien cuanto antes.

    Después... gran artículo el tuyo, porque es cierto que los valores que se están dando actualmente en la sociedad, no sirven para nada. Y no quiero ni pensar cuando todos esos jóvenes cumplan, por ejemplo, los cuarenta y se den cuenta que todo en lo que ahora creen les ha convertido en invisibles para los que entonces serán jóvenes.

    ResponderEliminar
  11. Felicitarte por esta grandiosa y reflexiva entrada. La verdad, cada día que pasa, nos ahogamos más en el mar del mundo virtual, y lo peor, podemos pasar horas, sin reflexionar para nada, que el tiempo corre, la vida pasa... y por mejorar... no hacemos nada!
    Deseo de corazón te recuperes pronto.
    Muchos cariños desde Perú!

    ResponderEliminar
  12. Ciao... Tutto bene!
    Bello Blog!e Bello Post
    Buon Martedi per te..

    Bacii

    http://couturetrend.blogspot.it/

    http://www.facebook.com/couturetrend1

    ResponderEliminar
  13. Ante todo querida amiga desearte que pronto estés recuperada de tu dolencia. Y lo segundo darte infinitas gracias por obsequiarnos tan profundas y bellas letras , haciéndonos reflexionar con ellas. Muchos besinos de esta amiga con inmenso cariño.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta mucho esto de "estoy apenas observando" ideas muy acertadas, ya dijeron los antiguas: "mens sana in corpare sano" si cuidamos solo un aspecto se rompe el equilibrio. Qué buenos esos "tres requisitos: amistades, autoestima y ausencia de estrés" como muchas veces buscamos la felicidad donde solo hay humo. Para refexionar.

    Cuidate mucho y te esperamos pronto.
    Un abrazo:)

    ResponderEliminar
  15. ir al shoppin center sólo a mirar... bueno. con no ir incluso, tampoco pierde nada sócrates. aunque de todo se aprende. incluso en un centro comercial.
    nuestra pena no es que no vivamos bien, es que no podemos comprar todo lo que querríamos. al menos hasta ahora. ahora puede que empecemos a vivir mal de verdad.
    a cuidarse y mejorarse.
    salud.

    ResponderEliminar
  16. Desde mi verde opinión, te diría que estos valores son como utopías, a todos nos encantan pero al final inculcamos otros...el ritmo y la apisonadora de esta sociedad no da lugar a otros desgraciadamente aunque... suerte y afortunado al que puede plasmarlos....
    Un abrazo por tan buen post.

    ResponderEliminar
  17. Feliz semana a ti también y que te repongas pronto. Bss

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por estas palabras que tanto nos hacen reflexionar.
    Espero que ya estès restablecida.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  19. Ültimamente nos haces reflexionar con temas que nos pasan inadvertidos.

    Mejórate y cura bien esa tendinitis, suele dar guerra y repite.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Excelente post!!! Me ha encantado, y también me deja reflexionando (aunque por suerte no soy de las que necesita consumir y consumir para ser feliz, yo soy la típica persona con la que la publicidad no funciona).
    Espero te recuperes pronto, he tenido tendinitis, sé lo que se siente...
    Un besito

    ResponderEliminar
  21. Hola guapa, espero y deseo que tu tendinitis vaya remitiendo, hoy he pasado a recoger el premio que me diste hace unos días. Ya estoy en mi casa y frente a mi teclado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. hola Katy.
    dejo mis saludos a ti y a tus seguidores

    ResponderEliminar
  23. Hola a todos y a todas.
    Muchas gracias por vuestros estupendos comentarios. Sin querer he estado haciendo lo del título del post. Observando el mundo , porque no debo darle demasiado a la tecla. Tengo un post light para subir y ya.
    Un abrazo a todos los que habéis pasado por esta vuestra casa.

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate